lunes, 22 mayo 2017

fundaciones-navarra2016

Una información de Yosune Villanueva Lucea para Navarra CapitalFotos Victor Rodrígo©

La Asociación Fundaciones de Navarra (AFN) no ha dejado de crecer desde que se constituyeron hace cuatro años. Así lo expuso ayer el presidente de AFN, Mikel Artxanko, durante la asamblea de la asociación celebrada en el Auditorio de Barañáin, para presentar la memoria de 2015, hablar de los proyectos futuros, de toda la actualidad de la economía social y del plan de gestión de este próximo año: “Nuestro objetivo es impulsar el sector fundacional en Navarra, representar a las fundaciones de cara a la sociedad y las instituciones, y poner en valor qué es una fundación y porqué se crean”.

Las fundaciones surgen de iniciativas de personas de la sociedad civil para hacer un trabajo por la sociedad, por el interés general y, en este momento, están en casi todos los sectores: la inclusión social, cooperación al desarrollo, cuidado de personas, fundaciones culturales, también deportivas, la investigación, formación, educación… “Un amplio abanico de fundaciones que trabajan, todas, en pro del interés social, no del personal”, explica Artxanko.

Pero hay más requisitos para las fundaciones como “no tener ánimo de lucro, los fundadores no pueden trabajar asalariados, aunque sí pueden tener a otras personas contratadas, los beneficios siempre deben revertir en la sociedad al año siguiente”.fundaciones-de-navarra2016-2

LA ASAMBLEA

Como no podía ser de otra forma, la asamblea se inicio estudiando las cuentas, la memoria de la asociación, el presupuesto y el plan que tienen para 2016: “Vamos a hacer un código de buenas prácticas, de transparencia, porque somos conscientes que a nivel estatal ha habido fraudes y tenemos que luchar para que eso no ocurra en Navarra. También estamos trabajando la medición del impacto de nuestros propios proyectos”.

El segundo bloque de la mañana fue más dinámico, con puesta en común de todos los presentes y con la presentación del Kulturbus.

KULTURBUS

En AFN se trabaja cada año por conseguir que más y más fundaciones se adhieran a este proyecto, pero se trabajan también otros aspectos como: “cursos de formación, el tema fiscal (iva, impuesto de sociedades, etc), asesoría para la creación de nuevas fundaciones, se impulsan las sinergias entre nosotros para que puedan surgir proyectos entre varias de las fundaciones, en los que no necesariamente tenemos que estar todos”.

Precisamente, kulturbus es un proyecto que surge desde la AFN, gracias a los talleres que organizan, y en el que “se han unido 4 fundaciones culturales: Baluarte, Auditorio de Barañain, Gayarre y el Centro Huarte. Junto a estas, se adhieren otras fundaciones sociales como Ilundain, Varazdin o Elkarte, con la Mancomunidad para transformar una de las villavesas de Pamplona, la más importante y antigua, la línea 4 en el Kulturbus. Se trata de un proyecto cultural, social y medioambiental, porque estás promoviendo el uso del transporte público en la ciudad”, añade el presidente.fundaciones-de-navarra2016-4

Kulturbus es un autobús al servicio de la cultura con el objetivo de acercar los espacios culturales y sus programaciones, con actuaciones en vivo dentro del propio Kulturbus, a los usuarios de la línea 4 del Transporte Urbano Comarcal, en cuyo recorrido se unen los cuatro centros.

ECONOMÍA SOCIAL Y EMPRENDIMIENTO

Finalmente, se habló de economía social. En Navarra, las cooperativas, las fundaciones, los centros de inserción y REAS forman parte de lo que se denomina como Economía Social: “Y en este momento, estamos en un proceso muy importante con el Gobierno de Navarra para hacer un plan de la economía social. Este proceso comenzó en enero y queremos poner en valor todo eso”.

El actual Ejecutivo foral está impulsando el tema de las fundaciones y la economía social y es un buen momento, como termina explicando Mikel Artxanko: Las fundaciones también son una buena opción como vía de emprendimiento social. No es lo mismo crear una empresa o incluso una cooperativa, que crear una fundación. Es cierto que no puedes trabajar en la fundación que creas, porque debe ser sin ánimo de lucro, pero sí puedes dar servicios a esta fundación; por ello, es posible impulsar una fundación con un objetivo social en la que tengas una vía de emprendimiento”.

 

To Top