miércoles, 22 noviembre 2017

Futuro y presente de la Transformación Digital

Las empresas empiezan a ser conscientes de que no sumarse a la era digital, no es una opción. Porque subirse a ella, es crear posibilidades verdaderas de seguir existiendo en el futuro y poder disfrutarlo.

Redacción
Pamplona - 9 junio, 2017

Entrada patrocinada por Innovaction Week

DIGITALIZACION

Muchos recordamos cómo era la vida sin móviles. Ahora, contamos como anécdota que conocemos a un tío muy raro, miembro de la Resistencia, que todavía no tiene móvil.

transformacion-digital-2Antes, preguntábamos cómo llegar a una calle desconocida. Ahora, morimos antes que preguntar a un ser humano. El GPS, Google Maps o cualquier otra aplicación, nos lleva a nuestro destino sin el menor esfuerzo.

Algunas aplicaciones solucionan problemas tan aparentemente nimios como recordarte dónde aparcaste el coche la última vez, o encontrar a alguien que te monte el último mueble low cost que adquiriste con instrucciones indescifrables. Otras, en cambio, son capaces de enviar un satélite al espacio o, como hace la compañía farmacéutica Bayer, utilizar la digitalización para realizar una monitorización, segundo a segundo, del impacto de una medicina en una persona.

En España, solo el 15% de la población no cuenta con un dispositivo móvil. Vivimos en un mundo cada vez más digital… y lo que te rondaré, morena.

¿Qué es la transformación digital?

La transformación digital no es tener presencia online. No. La transformación digital no es la simple aplicación de nuevas tecnologías o un reto tecnológico.

No hablamos de implantar tecnologías, sino de reinventar nuestras organizaciones, generar nuevas oportunidades de negocio y dar un giro radical en el modo que tenemos de relacionarnos

La transformación digital influye directamente en la estrategia global a seguir y en el plan de negocios: significa una completa transformación de una organización para vivir y pensar en digital.

La verdadera transformación digital implica elevar la mirada y descubrir nuevos modelos disruptivos de negocio facilitados por una tecnología.

 

Las preguntas que subyacen bajo este nuevo escenario son:
– ¿Qué otras realidades puedo crear a partir de la tecnología?
– ¿Qué problemas puedo solucionar sacando el máximo partido a la tecnología?
– ¿Cómo puedo revolucionar mi sector?

Responder correctamente a estas cuestiones, puede ser la clave para seguir existiendo… o morir. En los próximos diez años, el 47% de los puestos de trabajo desaparecerán. Tampoco les irá mejor a las empresas ya que, en apenas cinco años, se irán a pique el 40% de las empresas. Según Silvia Leal, experta en inno-liderazgo y transformación digital y ponente en InnovAction Week, “este gran cambio viene acompañado de numerosas oportunidades para los que se atrevan a evolucionar. El gran potencial se encuentra en las personas. Lo importante no es que las empresas van a sobrevivir, no… Lo verdaderamente importante es que la transformación digital va a cambiar a las personas. Se trata de un proceso humano donde la responsabilidad individual es la clave. Es algo que afecta a todas y cada una de las personas que están en la organización y es una oportunidad para crecer”.

Lo cierto es que la transformación digital es una evolución lógica, natural e imparable. Según el primer estudio sobre la Digitalización de la Actividad Económica en España 4.0, podría implicar un incremento de 120.000 millones de euros sobre el Valor Añadido Bruto en España en el año 2025. Eso sí, este informe también alerta de la cruda realidad: solo una de cada tres empresas españolas está ya preparada para afrontar la transformación digital. La falta de formación e inversión se encuentran entre las causas alegadas, pero ya pueden ponerse las pilas porque la economía está cambiando y no hay marcha atrás.

La fuerza del Big Data.

La era del Big Data ha revolucionado la capacidad de análisis que las empresas tienen de la sociedad y de los consumidores. Es un Gran Hermano bestial que permite obtener en un tiempo récord LA INFORMACIÓN que necesitas para conocer cómo se comporta el consumidor, cuál es su proceso de compra e incluso predecir qué es lo que va a desear en el futuro.

Las empresas que están aprovechando el potencial del Big Data consiguen presentarnos lo que deseamos justo en el instante adecuado. ¿Hay algo más grande que eso? Parece, casi, que pueden leer nuestras mentes. O sin casi.

Vamos con un ejemplo: una persona ha contratado un vuelo a Londres para un fin de semana… ¿Qué deberá de hacer esa compañía al mes siguiente? ¿Proponerle más vuelos a Londres? Puede que sí, pero si no contrata más vuelos a la capital británica, es muy posible que su deseo no sea regresar, sino visitar otras capitales europeas en fines de semana. Proponle un viaje a Roma, Lisboa o Berlín y verás qué ocurre…

¿Qué ventajas aporta la Transformación Digital?

La transformación digital es la clave que:

Descubre nuevas oportunidades y mejora el modelo de negocio.
– Crea empresas únicas que aportan un valor diferencial.
– Ofrece servicios nuevos a los clientes y transforma su experiencia.
– Potencia la efectividad operativa.
– Permite el análisis inmediato de toda la información relevante en torno a un sector.
– Favorece la innovación dentro de la propia compañía y la colaboración.

No en vano, el puesto más contratado en el 2016 en las grandes empresas españolas no es otro que el de Chief Digital Officer que, traducido, viene a ser el profesional capacitado para detectar las nuevas posibilidades que las nuevas tecnologías ofrecen a nuestro negocio y conducir su implantación. La meta: ofrecer un mejor servicio al cliente y provocar un gran crecimiento de la empresa.

¿Es la transformación digital un terreno sólo destinado a las nuevas empresas?

¡No, no y no! Las empresas históricas deben ser expertas en sobrevivir, renovarse y adaptarse a los nuevos tiempos. En definitiva, sacudirse el polvo y sumarse a la transformación digital que les va a posibilitar sacarle el máximo partido a su experiencia y conocimiento con el impulso de la digitalización.

Probablemente, su modelo de negocio cambiará radicalmente, e incluso estén firmando la muerte de algunos de sus productos, pero lo cierto es que, si no la firman ellas y reaccionan, serán otros quienes los desarrollarán y se las llevarán por delante.

La transformación digital no es tampoco únicamente un campo limitado para las empresas puramente tecnológicas, tipo Google. En absoluto. La transformación digital debe o puede aplicarse a casi cualquier ámbito existente en el mercado.

Un buen, y clásico, ejemplo es el de Ricardo Lop y Aceros Hispania, una empresa que vende cuchillos desde un pueblo de Teruel (repetimos, un pueblo de Teruel) a ciudadanos de todo el mundo. Sin saber nada de ordenadores, Ricardo Lop se quedó atónito al saber que podía vender a través de un ordenador. Y ese fue el principio de una empresa que factura 700.000 euros al año… y subiendo. Hoy en día, con todo el comercio online existente, podemos pensar que estaba claro que llegaría un día en el que lo más normal sería comprar cuchillos por Internet. Pero no, en aquel entonces no lo estaba.

Hoy, toca adivinar cómo nos comportaremos en el futuro más inmediato y dar el paso con valentía para tratar de adelantarse, buscar el modo en el que podemos aplicar la tecnología y revolucionar nuestro sector, nuestros productos y servicios o el modo de consumirlos, y lanzarnos a ello de cabeza… y con cabeza.

¿Te sumas a la transformación social y digital?

Si quieres conocer de primera mano las claves de la transformación digital y las nuevas tendencias de innovación de la mano de los mejores ponentes, no te pierdas la segunda edición de Pamplona InnovAction Week. ¡Te esperamos!

Noticia patrocinada por Innovaction Week

To Top