miércoles, 24 mayo 2017

Acuerdo diálogo social

El Gobierno de Navarra, la Confederación de Empresarios de Navarra, y los sindicatos más representativos de la Comunidad Foral, UGT y CCOO, han firmado esta mañana el acuerdo para la reactivación de la actividad económica y el empleo, que contempla una inversión de 545,5 millones de euros destinados a impulsar la economía, fortalecer el tejido industrial, reorientar las políticas de empleo, y consolidar el Diálogo Social.

El presupuesto planteado supone un aumento de 46 millones de euros respecto a lo destinado por el Gobierno de Navarra en el periodo 2012-2014.

Este nuevo acuerdo ha sido firmado por la Presidenta de Navarra, Yolanda Barcina; el presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra, José Antonio Sarría; el secretario general de la UGT en Navarra, Javier Lecumberri; y el secretario general de CCOO en Navarra, Raúl Villar, todos ellos integrantes de la Mesa de Diálogo Social.

El objetivo de esta iniciativa es asegurar un modelo de crecimiento estable para Navarra y gira en torno a tres pilares. El primero está orientado a la reactivación económica y contempla medidas para el fortalecimiento del tejido industrial. El segundo pilar se centra en las políticas de empleo y en él se detallan medidas para la mejora de la empleabilidad, la competencia y la cohesión social. El tercer pilar del acuerdo propone la consolidación de la concertación social mediante la creación del Consejo de Diálogo Social de Navarra, que tendrá carácter decisorio dentro de sus competencias.

41 MEDIDAS

Para el desarrollo de estos tres pilares, el acuerdo recoge un listado de 41 medidas concretas divididas en 12 líneas de actuación que se desarrollarán durante los años 2015, 2016 y 2017 y a las que se destinará un presupuesto de 545,5 millones de euros (161 millones en 2015; 182 millones en 2016; y 202 millones en 2017). Las doce líneas en las que se enmarcan las medidas hacen referencia a:

  •  La mejora del acceso a las condiciones de financiación para las empresas, dadas las dificultades que aún persisten tras el impacto de la crisis en los mercados financieros. Se destinarán 960.000 euros a la bonificación de intereses en préstamos de inversión productiva, a facilitar el acceso a instrumentos financieros estables y a la concesión de avales de inversión.
  • La atención a emprendedores y empresas con el propósito de hacer más accesible y sencilla la información que precisan de la Administración. El acuerdo contempla destinar 270.000 euros para la puesta en marcha de una oficina única de atención a emprendedores y empresas y puntos PAE (puntos de atención a emprendedores).
  • Favorecer la creación de nuevas empresas a través de un marco institucional, normativo y regulatorio que suponga una reducción de los costes innecesarios que dificultan la creación de empresas. Además de llevar a cabo una simplificación administrativa, se destinarán 930.000 euros a subvencionar los gastos iniciales de nuevas empresas; a fomentar el relevo empresarial; y a fomentar el emprendimiento de forma trasversal mediante la dinamización de las infraestructuras existentes.
  • La mejora de la competitividad empresarial se dota de 6,45 millones de euros para aumentar la competitividad y profesionalizar la gestión de los negocios existentes.
  • El acuerdo establece como prioritaria la salida al exterior de las empresas navarras y su integración en cadenas globales de valor. Se destinarán 3,02 millones de euros a una batería de siete medidas que pretenden facilitar los primeros pasos de la internacionalización a las empresas no exportadoras, promover las uniones entre empresas para acudir a mercados internacionales y contratar servicios de asesoramiento o personal especializado.
  • Nuevas medidas para el fomento de la inversión productiva, dotadas con 113 millones de euros. El objetivo es crear un marco atractivo para la inversión de las empresas existentes o la instalación de nuevas firmas.
  • Dinamización de los polígonos industriales y conservación de las infraestructuras, para lo cual el Gobierno de Navarra destinará 110,5 millones de euros.
  • El impulso de las TICs también se considera fundamental para la mejora de la competitividad. Por ello, se invertirán 3,75 millones de euros para fomentar la extensión de la banda ancha de conexión a internet y la digitalización de la empresa.
  • En línea con el IV Plan Tecnológico, se compromete la inversión de 76,18 millones de euros al fomento de la I+D+i en empresas y centros tecnológicos, ya que se considera como un factor fundamental para la mejora competitiva. En este sentido, se consolidan medidas para favorecer la I+D en las PYMES a través de los centros tecnológicos y se recuperan las ayudas a proyectos de investigación empresarial.
  • En el ámbito energético, se fomenta el ahorro y la utilización de la energía resultante de fuentes renovables con una inversión de 20 millones de euros.
  • Para dinamizar la construcción se destinarán 189 millones de euros orientados a la rehabilitación de edificios y viviendas así como a la regeneración y renovación urbana.
  • En cuanto al fomento del empleo, el acuerdo destina 127,53 millones de euros al fomento y la creación de empleo. Se pretende reorientar las actuales políticas para ajustarse a las necesidades de trabajadores y empresas; mejorar la empleabilidad de las personas, no solo cuando están en desempleo, sino durante toda su vida laboral; fomentar la formación dual y las fórmulas de economía social; y establecer medidas para la integración de personas que tienen especiales dificultades para incorporarse al mercado laboral.

En la fotografía, de  izda a dcha, Lecumberri, Barcina, Sarría y Villar en el momento de la firma del acuerdo

To Top