viernes, 20 octubre 2017

boronat-2

Una información de Cristina Altuna para Navarra Capital

Gonzalo Boronat conoce las dos caras de la moneda. Ha ocupado altos cargos en BBVA, ICO y Argentaria, como Jefe de Formación, Director de Banca de Empresas o Director Territorial, y en los últimos años dirige la consultora GB Consultores Financieros, Legales y Tributarios. Desde esta función le ha tocado planificar multitud de operaciones empresariales de refinanciación y reestructuración financiera.

En la actualidad, “nos encontramos con un mercado escaso, con asociaciones bancarias no deseadas y unas empresas con un problema fundamental: pactaron créditos en la época buena y, ahora, ven que el beneficio que tenían era muy inferior y que no pueden pagar esos préstamos.

Este problema se ha tratado de resolver con “mucha albañilería financiera y poca ingeniería financiera”, señala Boronat, porque “se han limitado a poner tabiques, pero no hemos establecido puentes”. No es extraño, por tanto, ver cómo muchas empresas han intentado, explica, “dar una patada al crédito con un préstamo ICO, creyendo que han solucionado el problema, pero sólo lo han trasladado en el tiempo”.

El problema vuelve a llegar en una especie de efecto boomerang y “la empresa se encuentra con un exceso de activos improductivos que hay que malvender, y entiendo que para un empresario, deshacerse de una nave que le ha costado 5 millones de euros por millón y medio es duro, pero o lo hace o con los intereses que va a pagar es imposible que recupere el valor de la inversión. A veces, cometemos errores y hay que solucionarlos, porque lo que importa es la continuidad”.

FINANCIACIÓN

Las empresas se ven en una encrucijada en la que el problema es de liquidez, porque tienen unos activos improductivos, con unas financiaciones demasiado a corto plazo. Por eso, tienen que “parar, mirar cómo tienen establecida su cartera de crédito, renegociarla y ver cómo la tienen que reajustar”, señala este consultor de empresas valenciano. Y esto deben “aprender a hacerlo cada 3 ó 4 años”.

Se debe aprender, además, a “profesionalizar la gestión, porque las empresas no se han dado cuenta de que las cosas han cambiado, que hay que presentar a los bancos la información de una forma correcta, leyéndose los números”.

Si se logra hacer, el banco financiará, y “ahora es el momento. La banca no ha sido, en los últimos años, “muy proclive a estas operaciones, porque gana mucho más con las operaciones a corto, pero desde septiembre la cosa ha cambiado, porque se ha dado cuenta de que se han quedado sin crédito”.

boronat

Boronat ofreció este martes un seminario a directivos en Pamplona.

PLANIFICAR

Boronat lamenta, además, que “el empresario planifica poco y a plazos muy cortos, tiene que planificar un porquito más a largo plazo y tiene que empezar a pensar qué empresa quiere para el 2017, para empezar a construirla, sobre la base de riesgos, garantías, solvencia e inversiones”.

Eso implica “hacer un plan financiero” con “un análisis magnífico interno de la empresa, con unos presupuestos a futuro totalmente detallados, estudiados, analizados y creíbles, junto con un análisis de esos mismos presupuestos que incluyan una propuesta de pull bancario para que todo el mundo sepa, dentro de 3 ó 4 años, dónde nos vamos a encontrar”.

Esta labor “no se ha hecho, no porque las empresas no lo sepan hacer, sino porque el día a día se lo come, pero tenemos un problema grave, porque todavía hay muchísimas empresas que la posición que tienen o la refinancian, reestructuran o arreglan o estamos abocados a un fracaso.

RETOS

Este consultor aconseja a las empresas “que revisen sus activos y hagan un planteamiento claro de disminuir paulatinamente la dependencia de deuda financiera externa bancaria. Tendrían más poder de negociación, manejarían mucho mejor el pull bancario y tendrían mejores precios”.

Valora, además, el esfuerzo que muchas empresas han realizado para buscar nuevos mercados. Este proceso de internacionalización, dice, es “lo que nos salvará a todos de esta crisis, porque el mercado interior es imposible que en los próximos 15 años recupere lo que perdió en su momento.

To Top