martes, 23 mayo 2017

agedena_28_04_2016

La decisión de algunos ayuntamientos navarros de modificar la gestión de sus servicios deportivos haciéndose cargo de ellos y rescindiendo, si es el caso, sus acuerdos con las empresas privadas que los administraban hasta ahora ha puesto en alerta a la patronal que aglutina a dichas sociedades.

Así, Jordi Gual, presidente de la Asociación de Empresas de Gestión Deportiva de Navarra, AGEDENA, junto con Nuria Ruiz y Ernesto Modrego, miembros de su junta directiva, han mostrado abiertamente su preocupación por el futuro de un sector que puede verse amenazado si sigue creciendo el número de municipios que optan por la gestión directa de los servicios deportivos, frente a la indirecta que mantenían hasta ahora.

Varios son los elementos que, según desde AGEDENA, se pueden poner en peligro por esta práctica. En primer lugar, la propia existencia de una industria privada de la gestión deportiva que, solo el pasado año, empleó de forma directa a 1.700 personas, facturó 42 millones de euros y, además, aportó a las arcas públicas, gracias a la recaudación del IVA, 5,5 millones de euros y 8,2 millones en cuotas de la Seguridad Social.

Igualmente, se pondrían en peligro las inversiones que este tipo de compañías realiza “periódicamente” para mantener la calidad tanto de las instalaciones como del servicio que prestan, la formación continua de sus empleados o, incluso, el nivel de satisfacción de los usuarios. Hoy, los servicios de AGEDENA, llegan a casi 233.000 navarros que los valoran con una nota media de 7,95 sobre 10, de acuerdo con los datos de la encuesta realizada por la asociación en fechas recientes.

Teniendo en cuenta estos factores, así como otros tan importantes como el nivel medio de cualificación de sus empleados así como las certificaciones de calidad, sostenibilidad  o RSC de sus asociados, desde la Asociación de Empresas de Gestión Deportiva de Navarra han reconocido que a los Ayuntamientos de la Comunidad foral les asiste el derecho para regular como deseen sus servicios públicos. No obstante, ” se debe respetar los requisitos legales establecidos y garantizar tanto el ahorro presupuestario, como la permanencia o mejora de la calidad del servicio”, añadieron.

Precisamente, esto último también está en juego con el cambio de gestión indirecta a directa, según los miembros de la Asociación, puesto que la Administración que sustituya la actividad de la entidad privada tendrá que tener en cuenta que deberá afrontar así como si dispone de los materiales físicos y humanos para mantener el nivel del trabajo realizado hasta la fecha.

En concreto, el principal riesgo que detectan desde la patronal del sector tiene que ver con la viabilidad puesto que mientras el Ayuntamiento pierde el canon que cobraba la empresa privada debe hacer frente al mismo tiempo a un incremento de las partidas de gastos de personal e inversiones que pasan a depender directamente del Ayuntamiento correspondiente. 

Por todo ello, AGEDENA ha advertido que, en defensa de sus intereses, vigilará estrechamente el cumplimiento escrupuloso de la normativa vigente y denunciará cualquier incumplimiento del que tenga conocimiento. Además, sus delegados se ponen a disposición de los organismos públicos para informar, asesorar y orientar acerca de las modalidades de gestión más apropiadas en cada caso

SOBRE AGEDENA

La Asociación de Empresas de Gestión Deportiva de Navarra, AGEDENA, es una entidad sin ánimo de lucro constituida en 2001 para representar y defender los intereses del sector. En la actualidad pertenecen a la Asociación las empresas Urdi, Gesport, Masquatro, Sedena y Soysana, todas ellas ofreciendo servicios tanto para entidades públicas, como privadas.

 

 

 

To Top