lunes, 23 octubre 2017

fernando-sanmiguelLa sostenibilidad es uno de los principales objetivos establecidos para el crecimiento económico del futuro. Es uno de los objetivos de desarrollo del milenio establecidos por la ONU así como uno de los cinco objetivos para el 2020 de la Unión Europea.

Dentro del gran paraguas de la “sostenibilidad ambiental” se empieza a extender el concepto de economía circular. El modelo económico actual se dice que es lineal, es decir, se basa en “extraer-fabricar-consumir-eliminar”. Frente a esto, la economía circular propone un modelo alternativo, orientado a la producción sostenible de bienes y servicios a partir del aprovechamiento y uso eficiente de recursos, reinsertando todos los elementos de dichos productos como “nutrientes” en procesos industriales y biológicos. Esto implica reducir al mínimo los residuos, minimizando los procesos de reciclaje y la energía utilizada en los mismos. 

En diciembre de 2015, la Comisión Europea lanzó un plan de acción de Economía Circular, que renueva el que ya propuso en julio de 2014. Consiste en un conjunto de medidas para los próximos años así como cuatro propuestas de modificación legislativa relativas a los residuos, y establece objetivos ambiciosos sobre prevención, reciclaje y diseño ecológico, promoviendo la reparabilidad, durabilidad y reciclabilidad en los requisitos de los productos antes del 2030.

El plan de acción de la Comisión ha establecido acciones en cinco áreas prioritarias:

  1. Plásticos: desarrollar una estrategia para abordar la reciclabilidad, biodegradabilidad y la basura marina (2017),
  2. Residuos alimenticios: desarrollar de una metodología para medir los residuos alimenticios (2016),
  3. Materiales críticos: promoción y desarrollo de buenas prácticas de recuperación de materiales críticos (2017),
  4. Construcción y demolición: promoción del reciclaje de los residuos de construcción y el impulso de la evaluación del impacto ambiental de los edificios (2017),
  5. Biomasa y productos bio: aseguramiento de la recogida selectiva de residuos bio (2016) y desarrollo de guías y buenas prácticas de uso en cascada de la biomasa (2018).

Pasar a un modelo de economía circular supone grandes retos a todos los niveles (gobernanza, consumo y producción) pero también son numerosas las oportunidades que genera y los beneficios derivados de su implementación en las empresas.

Entre las oportunidad, en primer lugar aporta valor económico derivado de la reducción del coste de ciclo de vida (Life Cycle Cost) y la mejora de la competitividad derivada del incremento en la eficiencia en el uso de recursos. En segundo lugar, se reduce el impacto ambiental y sus costes derivados, asegurando el compromiso con la RSC y en tercer lugar facilita la adaptación de la empresa al concepto de Responsabilidad Ampliada del Productor (RAP), donde los productores quedan involucrados en la prevención y en la organización de la gestión de los residuos que se generen al final de la vida útil de los productos fabricados.

En su compromiso con el impulso del desarrollo económico de Navarra y dentro de su Plan de Competitividad, la Cámara Navarra de Comercio e Industria apuesta por la aplicación práctica de los conceptos de la Economía Circular como oportunidad para la mejora de competitividad y el fomento de nuevas oportunidades de negocio para las empresas navarras. En este sentido durante el año 2016, llevará a cabo el ciclo formativo Mejora de la competitividad a través de la Economía Circular: metodologías y herramientas” 

Este ciclo constará de tres talleres prácticos (independientes entre sí) que se centrarán en la optimización de costes ambientales, modelos de negocio circulares, y el diseño de productos sostenibles. 

La Cámara Navarra considera que la Economía Circular es ya una realidad y parte de una tendencia que conllevará cambios normativos, de patrones de consumo y modelos y oportunidades de negocio en el futuro próximo. Por ello, animamos a las empresas a participar en el ciclo, compartiendo su visión y aplicabilidad de la Economía Circular en sus productos y servicios, con el fin de comenzar a extender esta realidad entre el tejido empresarial de Navarra. 

 

Fernando San Miguel Inza
Estudios Económicos y Proyectos Europeos
Cámara Navarra de Comercio e Industria 

To Top