domingo, 24 septiembre 2017

mikel-aramburu-consejero-haciendanavarra-4

Hacienda Navarra ha logrado recaudar más debido a una subida de los impuestos indirectos que obedece, fundamentalmente, a la recaudación líquida por IVA que ha aumentado un 12,85%, hasta los 817,6 millones de euros.

Esto es consecuencia, sobre todo, del incremento de los ajustes con el Estado (17%) y también de la recaudación directa (9,26%). Sin embargo, la recaudación total por gestión directa crece en menor medida, el 3,22%, afectada por las mayores devoluciones de IVA, “lo que confirma la buena marcha de las empresas exportadoras y de los procesos de inversión”, opinaron desde la consejería que dirige Mikel Aranburu. 

Por su parte, los ingresos por impuestos directos crecen un 2,07%. En este ámbito, cabe destacar la subida de 56,2 millones por retenciones de trabajo en el IRPF, motivado por la reforma fiscal promovida desde el cuatripartito.

SOCIEDADES Y PATRIMONIO, MAL 

En el lado negativo, cabe citar al Impuesto de Sociedades, con una caída de un 19,3%; es decir, se han recaudado 19 millones menos que en el mismo periodo del año anterior

El motivo fundamental es el descenso en un 53% de los ingresos por pagos a cuenta (9,4 millones) como efecto de la rebaja fiscal promovida por el Gobierno central y que afecta a las empresas radicadas en Navarra pero que tributan con normativa estatal.

Asimismo, la Hacienda Tributaria ha ingresado 4,2 millones menos (descenso del 9,07%) en cuota diferencial, derivado del efecto de la reforma fiscal del anterior Gobierno. Y otros 5,5 millones menos (-16%) en retenciones de capital, en donde influyen factores como las fluctuaciones de la Bolsa o las bajas tasas de rentabilidad de los depósitos.

En los impuestos directos también se ha producido una caída en la recaudación líquida del Impuesto del Patrimonio del 35,3%, lo que supone 8,8 millones menos que el año anterior, debido a la rebaja fiscal de 2014

 

To Top