sábado, 18 noviembre 2017

Detalle del riego por aspersión, muy presente en los campos de la Comunidad foral.

Detalle del riego por aspersión, muy presente en los campos de la Comunidad foral.

La Sede del Colegio de Ingenieros Industriales de Navarra ha sido el punto de encuentro para una jornada que ha servido para hacer una reflexión sobre un tema tan importante para Navarra como es el agua. Con el título “El futuro del agua en Navarra’, ha sido la primera vez que tres colegios profesionales tan relevantes como son el Colegio de Ingenieros Agrónomos de Aragón, Navarra y País Vasco; la delegación Navarra del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos y el propio Colegio de Ingenieros Industriales de Navarra se han reunido para reflexionar sobre este asunto.

La jornada ha sido presentada por Michel Iturralde, Vicedecano del Colegio de Ingenieros Industriales, y moderada por José Miguel del Amo, delegado en Navarra del Colegio de Ingenieros Agrónomos. Al encuentro se ha invitado a expertos del área y a un representante de cada partido político con presencia en el Parlamento. No han querido faltar el presidente de UPN, Javier Esparza; ni el alcalde de Tudela, Eneko Larrarte, entre otros.

La jornada ha servido para hacer una reflexión conjunta y distendida sobre un tema tan importante para Navarra como es el agua, abordándolo desde todos los puntos de vista como la regulación y la calidad del agua de suministro tanto para consumo personal como para las industrias.

EL FUTURO DEL AGUA

Un momento de la jornada con Michel Iturralde y Francisco Galán al fondo

ABASTECIMIENTO DEL SUR DE NAVARRA

Francisco Galán Soraluce, Ingeniero de caminos y experto en gestión del agua ha presentado un análisis minucioso de la situación y previsión del agua en Navarra. En cuanto al abastecimiento del sur de nuestra comunidad, ha comentado que el hecho de que muchos ayuntamientos tomen aguas del Ebro o de los grandes canales a su paso por Navarra  y además no estén mancomunados, crean una situación inadecuada de abastecimeintos urbanos.

En 1987 redacté por encargo del Gobierno foral un “Estudio de abastecimiento de la Zona sur de Navarra” que definía el suministro de agua de 20 ayuntamientos de la zona, con un total entonces de 75.000 habitantes, con agua del embalse de Yesa tomada en el embalse de El Ferial. Desgraciadamente la negativa del ayuntamiento de Tudela y la falta de interés del Consjero Federico Tajadura, motivaron que no saliese adelante la iniciativa. El suministro total era un caudal medio de 632 l/s, que supone 19,9 hm3/año (hectómetros cúbicos). La solución propuesta habría solucionado hace 20 años todo el suministro del sur de navarra con agua de calidad”.

Para el experto en gestión del agua, en este momento que se prevé llevar agua del Canal de Navarra a la margen derecha del Ebro: “Debe analizarse la mejor forma de hacerse. Posiblemente ampliando el sistema actual de Cadreita-Valtierra-Arguedas a todos los pueblos de la margen izquierda y aportar agua de Itoiz a la Estación de Tratamiento de Tudela generalizando su uso a todos los pueblos de la margen derecha“.

El problema de suministro de agua al sur de Navarra se podría haber solucionado hace 20 años trayendo agua del embalse de Yesa tomada de El Ferial.

CONSTRUIR EMBALSES HIPERANUALES

Francisco Galán ha reiterado varias veces que en Navarra “tenemos agua de sobra, pero falta regulación“. Así, ha señalado que el 90% de la superficie de nuestra comunidad corresponde a la cuenca mediterránea (Arga, Ega y Aragón) y el 10% restante a la cantábrica. De los 642.797 habitantes que tiene nuestra región a fecha de enero de este año, 53.650 viven en la cuenca cantábrica y 589.147 en la mediterránea, de los cuales 357.337 petenecen a la cuenca de Pamplona. Según el Plan Hidrológico, Navarra tiene una aportación natural de agua de 4.000 hm3 (hectómetros cúbicos) al año. “Los recursos de Navarra son elevadísimos y pueden permitir satisfacer holagadamente todas las necesidades. Sin embargo, para poder contar con las aportaciones para riego sería necesario haberlas embalsado en invierno y primavera a fin de disponer agua en junio. De no hacerlo, las aportaciones no son utilizables, es decir, se debe disponer de embalse de regulación hiperanual“.

Así mismo, el experto en gestón del agua, ha señalado necesario  colocar compuertas en el embalse de Itoiz que mantengan la misma cota de máxima avenida. “Con ello, se aumentaría el nivel del embalse hasta la cota de 590 hm3 que supondría un aumento de capacidad de 21,76 hm3, más que lo que constituye el embalse de Eugui. Habría que añadir los 362,5 hm3 útiles actuales que mejorarían sensiblemente, con muy poco gasto y sin aumentar las afecciones, la capacidad de regulación”.

El 90% de la superficie de nuestra comunidad corresponde a la cuenca mediterránea (Arga, Ega y Aragón) y el 10% restante a la cantábrica.

Galán ha realizado un repaso de los caudales ecológicos y embalses de que disponemos en Navarra y destacó entre otras cosas, la gran diferencia existente entre ríos como el Ega, que carece totalmente de regulación por lo que el caudal que circula es sumamente reducido y no llega a desembocar en el Ebro y el caso opuesto, el del Río Salado, la excepción en Navarra, ya que está totalmente regulado y tiene el mejor sistema de producción hidroeléctrica.

En cuanto al río que baña Pamplona, Galán ha comentado que “es lamentable que en la cuenca, un río con la aportación del Arga, de 1.300 hm3, tenga que tener suministros de abastecimiento y de riego con agua de otras cuencas. Deberían estudiarse los posibles embalses y salvaguardar sus vasos. Su caudal regulado permitiría una dilución del agua del Arga aguas abajo del vertido de Arazuri”. Según sus cálculos, el volumen de agua disponible real que se podria tener para la 2ª Fase del Embalse de Itoiz podría ser de 455 hm3, “es decir, que el embalse actual puede permitir utilizar una aportación superior a la de dos años secos seguidos”.

Francisco Galán durante su intervención

Francisco Galán durante su intervención

ABASTECIMIENTO URBANO

El abastecimiento urbano en Navarra es en general muy satisfactorio ya que según señaló Galán, el agua se toma en cabeceras de cuencas, lo que implica que tenga gran calidad, sin sales disueltas, ni componentes de vertidos no depurados, ni riesgos de contaminaciones eventuales. Además, “se ha organizado un sistema centralizado de suministro a traves de Mancomunidades, que agrupann los ayuntamientos de cada zona, lo que permite que los abastecimientos tenagn un tamaño adecuado para tener servicios centralizados, estaciones de tratamiento etc. que sería imposible para localidadades de poca entidad y en casos de tormentas y aguas turbias, el agua no sería potable“.

REPARTO EQUITATIVO DEL AGUA

Tras esta intervención, se ha dado paso a una mesa redonda en la que han participado Joaquin Puig Arrastia, Ingeniero Agrónomo, Jefe de sección de obras privadas en riegos en INTIA; Jorge Moreno, Ingeniero Técnico Agrícola, director general de Florette Agrícola; Abel del Rey, Biólogo y ex director de Medio Ambiente de EIN; Félix Chueca, Ingeniero Agrónomo, Presidente de la Comunidad General de Regantes de Navarra; José Enrique Arizón, Ingeniero de Caminos y director general de Aguacanal; Pedro Busto, Vicedecano del Colegio de Ingenieros de Caminos en Navarra y ex director técnico de Arian; Jose Mari Martínez, presidente de la Unión de Cooperativas de Navarra (UCAN) y Adolfo Jiménez, Fundación nueva cultura del agua. En este debate, se ha subrayado varias veces la necesidad de hacer un reparto eqtuitativo del agua según las necesidades, por lo que es necesario estudiarlas y tenerlas en cuenta.

Es imprescindible un reparto equitativo del agua para todos.

Se ha analizado asímismo el Plan Hidrológico del Ebro, los volúmenes anuales y el agua realmente disponible; el control de inundaciones con la regulación en embalses y se han detallado las zonas en Navarra sin acceso a un agua de calidad y sus posibles soluciones.

En cuanto al riego agrícola, se ha profundizado sobre la cantidad de agua que hay disponible en Navarra y se ha planteado la posibilidad de regulación. También se ha hecho un breve repaso de las grandes magnitudes de puesta en riego entre la I Fase del canal y la ampliación de la I fase del canal y el consumo de agua y la cantidad de agua disponible para el riego de la II Fase del Canal De Navarra.

To Top