martes, 23 mayo 2017

Momento de la jornada \"Formación  en emprendimiento empresarial\"

Momento de la jornada \"Formación en emprendimiento empresarial\"

Una información de Cristina Altuna para Navarra Capital

Ayer concluyó el programa “Formación en emprendimiento empresarial” impulsado desde la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN) y la Asociación de Jóvenes Empresarios de Navarra (AJE) para formar a los emprendedores con ideas de negocio. En total, han sido diez sesiones en las que se han ofrecido todos los conocimientos necesarios para elaborar un Plan de empresa, así como también habilidades emprendedoras, el liderazgo, y los conocimientos clave en la gestión empresarial necesarios para emprender.

La mayoría de participantes han sido jóvenes empresarios, con ideas interesantes en la cabeza, sin experiencia en la creación de proyectos empresariales y recién salidos de la Universidad. Jaime Cires, Rebeca Pascual, Sara Guillén, Ana Azcona o Adrián Miranda son sólo algunos de los ayer presentes que han asistido a este programa para trata de buscar la “orientación necesaria” para impulsar su proyecto. Desde impresión remota vía Internet, pasando por plataformas de contratación de proovedores industriales o de moda y belleza para fomentar el comercio local en Pamplona o, incluso, productos tecnológicos para el desarrollo personal de personas con discapacidad. Multitud de ideas que están en marcha, pero “falta información y ayuda para emprender, porque te sientes sólo“.

Es la sensación general entre los asistentes ayer al curso que aseguran que el programa les ha permitido “aprender a emprender sin gastar mucho y con un riesgo mínimo“. Así lo asegura Rebeca Pacual que agradece saber “cómo testar una idea en el mercado antes de invertir en ella“.

Durante las diez sesiones, los asistentes han aprendido a saber “por dónde empezar un proyecto“, porque los profesionales que les han formado les “han puesto los pies en el suelo

BAÑO DE REALIDAD

Estos cursos suponen “un baño de realidad para gente emprendedora, que nunca ha tenido una empresa y están a punto de montarla”, afirmaba Inés Los Arcos, asesora y formadora en Lex Consulting. “Se trata de llevar la teoría a la práctica y dar nociones básicas de lo que realmente se utiliza en la vida diaria”. En este sentido, Los Arcos defiende que algunos conocimientos se enseñen en la Universidad, porque “todos somos susceptibles de montar una empresa, hayas estudiado lo que hayas estudiado, y hay nociones básica que se deberían tener”. El programa busca, precisamente, dar nociones básicas para que “si te dicen que te van a pagar con un pagaré no se te quede cara de sorpresa”.

Todos los asistentes al curso tienen una idea de negocio en la cabeza, pero “para plasmar esa idea en un negocio real, el camino a recorrer es muy grande”. Para Los Arcos tener una idea no significa que tengas un negocio montado”. La idea puede ser buena, pero se puede errar en el proceso de ponerlo en marcha. Por eso tratamos de “orientar” a los participantes.

FINANCIACIÓN

Las buenas ideas no siempre necesitan grandes inversiones. “Hay mucha desinformación y falta de ayuda” para orientar estas ideas, porque muchos piensan que se necesita invertir mucho y “no es tanto cuestión de dinero, como estructurar bien tu proyecto”. Así lo asegura la asesora de Lex Consulting que asegura haberse “encontrado con muchos emprendedores que lo que necesitan es clarificar determinadas ideas, porque los números les vuelven loco y a veces no tienen en cuenta cosas importantes”. 

De hecho, Los Arcos explica que “muchas ideas buenas se han dejado de financiar por no saber presentar bien un plan”. El banco no deja de ser un proovedor más, asegura Los Arcos, un proovedor de dinero, y hay que hacerle confiar en el proyecto como a otro proovedor normal. “Cómo cuentes las cosas y cómo lo estructures es muy importante”, porque eso “puede hacer que saques el proyecto adelante o que no lo saques”.

Es “igual que si te presentas a une examen, el que está al otro lado tiene que entender las cosas”. Hay que saber explicar el proyecto a la entidad financiera y acompañar la explicación con “informes, por qué se impulsa el proyecto, cómo va a evolucionar, etc”. Es importante dar una imagen “sólida” del proyecto y ser consciente de que “tú eres el primero que tienes que apostar por tu empresa, no esperes que el banco te dé el 100% de las cosas, porque no puede ser”.

SACRIFICIO

La asesora de Lex Consulting advierte que “muchas de las empresas han fracasado por falta de gestión”. Por eso, hay que saber rodearse de gente con buenas capacidades, “encontrar a un buen compañero de viaje” que complete tus carencias.

Un negocio, además, “es muy sacrificado y muy complicado de llevar adelante, aquí no hay medias jornadas, sino triples jornadas”. Muchos desempleados ven en el emprendimiento una salida a su situación, pero “puede ser su ruina”. “Los negocios no se montan a la desesperada“, concluye Los Arcos, sino con “sensatez y pensando las cosas fríamente”.

 

To Top