domingo, 28 mayo 2017

pablo-zalbaLa industria del automóvil es vital para el crecimiento de Europa, de España y de nuestra Comunidad. Desde las instituciones, también desde la UE, se trabaja con ahínco para apoyar a un sector que genera mucho empleo y es clave para asegurar nuestra competitividad.

Por esa razón, el desasosiego y la obligación de hacer algo es también mayor cuando se genera algún tipo de duda sobre el sector, como la que surgió hace unos meses cuando se conocieron las posibles trampas sobre las mediciones de las emisiones contaminantes en vehículos de la marca Volkswagen.

El Parlamento Europeo se tomó muy en serio este tema y constituimos una Comisión de Investigación que ya ha presentado ante el pleno un primer informe tras recabar toda la información sobre lo ocurrido. El informe definitivo que incluirá las conclusiones de esta comisión será votado previsiblemente a comienzos de 2017.

Este primer informe, del que he sido co-ponente junto al eurodiputado holandés Gerben-Jan Gerbrandy, detalla todos los trabajos desarrollados hasta ahora para averiguar lo ocurrido y proponer soluciones para que no vuelva a ocurrir. El objetivo es saber toda la verdad para que podamos tomar medidas y que en el futuro nos aseguremos que haya un mayor control de las emisiones contaminantes, algo esencial si queremos garantizar el medio ambiente y la calidad de vida en nuestras sociedades.

Hasta ahora, hemos podido comprobar que la legislación puesta en marcha durante el mandato del comisario Günter Verheugen entre 2004 y 2010 fue, en buena medida, responsable de la situación en la que nos encontramos actualmente, por lo que tenemos que profundizar en lo que ocurrió en ese periodo.

Por eso, creo que tenemos que explorar el papel y la responsabilidad del Parlamento en la redacción de la legislación que ha fallado en este ámbito. Y debemos averiguar por qué los ponentes del Parlamento Europeo en ese momento -Bernd Lange y Matthias Groote, del Grupo Socialista Europeo-, a pesar de su amplio conocimiento en la materia, no se dieron cuenta de que la legislación preparada por Verheugen tenía lagunas, como admitió el propio excomisario en su audiencia.

Tenemos, por tanto, mucho que corregir y medidas que poner en marcha, como nos pide y tenemos la obligación de proponer a una ciudadanía escandalizada por el hecho de que escándalos así puedan seguir produciéndose, pese a todos los controles que se han puesto en marcha en las últimas décadas.

Creo que todos hemos aprendido mucho de un escándalo como el de Volkswagen y que hemos comprobado la necesidad de introducir en Europa las pruebas más estrictas del mundo sobre emisiones de los automóviles, para proteger la calidad del aire y, con ello, la salud de los ciudadanos europeos.

Europa es  y debe seguir siendo un referente a nivel internacional en el sector de la automoción; España es el segundo fabricante de automóviles en Europa y para Navarra también es un sector estratégico. Por eso, es vital que sigamos avanzando en la aportación de ideas y soluciones que nos permitan seguir siendo punteros en este ámbito.

 

Pablo Zalba Bidegain
Eurodiputado
Vicepresidente de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo

To Top