jueves, 19 octubre 2017

Itziar Urtasuna, autora de “Desarrollo de una Guía Práctica sobre Riesgos Psicosociales”

Itziar Urtasuna, autora de “Desarrollo de una Guía Práctica sobre Riesgos Psicosociales”

Una información de Cristina Altuna para Navarra Capital

¿Conocen a sus empleados? La pregunta parece obvia, pero en ocasiones en su respuesta está el origen de muchos problemas en una organización. Situaciones que derivan en factores de riesgos psicosociales que “suelen estar asociados a una mala organización del trabajo, de la tarea que debe realizar una persona, y que afecta tanto al desarrollo del trabajo como a la propia salud del trabajador”, explica Itziar Urtasun, consultora en ARETé-activa.

El entorno laboral repercute en el empleado, de tal forma que “puedes ser una persona con una vida normal, pero un mal ambiente en el trabajo te puede ir aislando, eso te genera una incertidumbre, un estrés, que hace que no puedas trabajar en las condiciones en las que se espera que lo hagas, no eres productivo para la empresa” y puedes terminar “tú con una baja por enfermedad y la empresa perdiendo dinero contigo”.

Una situación que “muchas veces se identifica como un problema con las personas, pero tiene que ver con un problema de la estructura”, explica la directora de proyectos de ARETé-activa, Vicky Oteiza. Los profesionales, añade, “suelen ser competentes” y si da la sensación de que “somos incompetentes es porque hay aspectos estructurales que no hacen que nosotros podamos mostrar verdaderamente nuestra competencia.

RESPUESTA

A la hora de prevenir riesgos, afirma Urtasun, “o acudes a un consultor o a una organización de prevención y eso conlleva un coste muy elevado para algunas entidades y organizaciones que no pueden permitirse un coste muy elevado en esta materia”. Para dar respuesta a esas empresas se impulsó el proyecto Desarrollo de una Guía Práctica sobre Riesgos Psicosociales”que tiene como objetivo recoger un amplio abanico de acciones y buenas prácticas para ser implementadas en los diversos escenarios que se presenten, adaptándose a la casuística concreta de cada organización y a sus peculiaridades.

La guía se ha desarrollado en el marco de colaboración que, para la impartición del Máster de Dirección de Personas en las Organizaciones, mantienen la Universidad de Navarra y ARETé-activa, en este caso concreto, a través de la consultora Itziar Urtasun.

Lo que se pretende esta guía, dice su autora, es que “una vez detectados esos riesgos, una persona interna de la propia organización pueda echar mano o mirar la guía para ver que un trabajador suyo está sufriendo un riesgo psicosocial”. No hay que olvidar que “muchas veces son situaciones que están escondidas, que no tienes ni idea de lo que está pasando, pero la guía sí puede ser un indicador de lo que está pasando e indagar en la empresa, cómo ayudar y con las pautas que se ofrecen esperamos dar respuesta”.

NECESARIO

Desde ARETé-activa pretenden fomentar así “que las personas se den cuenta de la importancia que tiene estar a gusto en tu trabajo, no sólo por efectividad económica, sino a nivel organizacional” que tendrá, asegura Urtasun, “un efecto en la cuenta de resultados muy importante: a más sensación de pertenencia en la empresa, más productividad y más motivación”.

La responsable de proyectos de ARETé-Activa advierte que “después de la retribución, el mayor vínculo de un trabajador con la empresa es la relación con su responsable”. Por eso, asegura que “si no tienes una estrategia respecto a las personas, posiblemente, tampoco habrá una estrategia de qué esperas de ellos, ni los preparas para esa función, y si no los preparas para ello, los empleados no tienen por qué saber crear esos vínculos con el equipo”.

En ARETé-activa, cuenta Oteiza, “lo que nos gusta es que la organización pueda destinar cada vez menos recursos a la operativa y más recursos a pensar y a tomar decisiones que tengan impacto para mejorar”.

DEPROFES

La guía se incluye como un instrumento más dentro de Deprofes, la plataforma digital con la que cuenta la consultora y que les permite dar apoyo desde la distancia a organizaciones repartidas por todo el país.

De momento, las sensaciones son “positivas” cuentan desde ARETé-activa, aunque la guía todavía se encuentra en una fase de implantación. Desde diciembre se está implementando en dos empresas del sector servicio y “para finales de año” se esperan conocer los primeros resultados, cuenta Urtasun.

To Top