martes, 19 septiembre 2017

Javier Fernández Valdivielso, director de Fundación Caja Navarra. (FOTOS: VÍCTOR RODRIGO)

Javier Fernández Valdivielso, director de Fundación Caja Navarra. (FOTOS: VÍCTOR RODRIGO)

Este mes de abril cumple 49 años, está casado y es padre de cuatro hijas de 17, 15, 11 y 8 años de edad. Por circunstancias, Javier Fernández Valdivielso nació en Madrid, pero toda su vida la ha desarrollado en Pamplona. Es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Comercial de Deusto y máster en el IESE. Durante casi 20 años ha trabajado en el ámbito financiero con distintas responsabilidades y, cuando vio el anuncio de que se buscaba un director general para la Fundación Caja Navarra, tuvo claro que era lo suyo, se empeñó y aquí está desde el 2014: “Disfrutando mucho, es el trabajo de mi vida”.

PREGUNTA (P): Creo que todavía hay mucha confusión entre la gente sobre qué es la Fundación Caja Navarra y qué relación tiene con La Caixa. ¿Podría ayudarme a entender?
RESPUESTA (R): Es normal, nuestro origen es común, venimos de Banca Cívica y hacemos muchas cosas en común. De ahí esa confusión, pero hay que insistir en que las gestiones son independientes. Nosotros somos Fundación Bancaria Caja Navarra, que recogió la obra social que tenían las dos antiguas cajas que se fusionaron en Banca Cívica, Caja Municipal de Pamplona y Caja Navarra. Aparte de la obra social, estaba todo el negocio financiero, las oficinas y el personal, que compró La Caixa, y cuya forma de pago es por medio de acciones, que forman parte del patrimonio de Fundación.javier-fdez-valdivielso-fundacion-caja-navarra-4

(P): ¿Qué cosas hacen en común?
(R): Cuando La Caixa compra Banca Cívica, llegaron a un acuerdo en el que dijo que, la mitad de la obra social que iba a hacer en Navarra la haría en colaboración con Fundación Caja Navarra. Por tanto, si invierte 13 millones en Navarra, unos 6 están destinados a nuestros proyectos conjuntos, que también cuentan con aportación nuestra (al 85-15%), pero las decisiones se toman a partes iguales, algo que viene del acuerdo firmado cuando la compra.

Nosotros hacemos nuestras cosas por un lado, La Caixa las suyas por otro y luego hay otras que hacemos en común, fruto de ese acuerdo”.

FUNDACIÓN NAVARRA

(P): ¿Cómo le gustaría que la gente percibiera la Fundación Bancaria Caja Navarra?
(R): Nos gusta fijarnos en nuestro nombre, Fundación, y en nuestro tercer apellido, Navarra. Nos debemos a nuestros orígenes y debemos sentimos orgullosos de Bancaria y Caja, pero nos define Fundación y Navarra.

(P): ¿Cómo entienden qué es una fundación?
(R): Para entenderla, lo mejor es definir su misión, que es el desarrollo económico, social y cultural de Navarra. Está definida en los estatutos y es a lo que nos debemos.

(P): Internamente, ¿cómo están estructurados?
(R): Funcionamos de forma eficaz y eficiente. En los servicios centrales estamos 12 personas y somos los encargados de desarrollar las acciones. Aparte, también están en plantilla 60 personas más, que son del colegio de Educación Especial Isterria. Lo demás ya son servicios exteriores que están subcontratados.

Al ser una Fundación privada sin ánimo de lucro, el órgano de gobierno lo conforman 9 patronos que son elegidos de manera independiente por diferentes entidades. Todos ellos deben cumplir una serie de requisitos: no estar ligados a partidos políticos, sindicales u organizaciones empresariales y guardar una independencia. Su función es velar porque todo vaya bien y dar las líneas maestras de la Fundación, que yo debo desarrollar.

A la hora de gestionar el presupuesto, que este año es de 10,3 millones de euros, estamos en un ratio de eficiencia de un 8%, porque nuestra principal labor es revertir en la sociedad el máximo posible de ese dinero”.

GRAN APUESTA POR LA DISCAPACIDAD

(P): ¿Cuáles son los grandes proyectos de la Fundación?
(R): Nuestros valores no están ahí sin más, cuando hablamos de independencia, transparencia, profesionalidad, calidad, innovación… Son valores que los traducimos en nuestro día a día en cuatro grandes proyectos propios:

  1. Isterria, nuestra apuesta por la discapacidad.
  2. Civican, la apuesta por la cultura en un centro socio cultural.
  3. Mayores.
  4. Colonias de Fuenterrabía, nuestra apuesta por los niños y los jóvenes.

Además, también están las convocatorias a ayudas y, finalmente, las alianzas.

(P): Vamos entonces por partes: Isterria, la joya de la corona.
(R): Decir que estamos orgullosos de Isterria es poco. La labor es tremenda, porque aparte de ser Isterria3colegio de educación especial, tenemos el plus de que es centro ocupacional (aprendiendo habilidades pre laborales) y la gran diferencia de nuestro centro es la residencia, donde la mitad de los alumnos están ahí de lunes a viernes. Es una forma de progreso personal que busca la autonomía. Además, estamos de aniversario, cumplimos 50 años y lo celebraremos en una gala en el Museo Universidad de Navarra en mayo. Y en junio inauguraremos el nuevo colegio con las últimas novedades en tecnología y totalmente adaptado, además, se ha diseñado en estrecha colaboración con los profesionales.

Nosotros decimos que nuestra apuesta no es tanto por Isterria, sino por la discapacidad intelectual. Por eso el colegio es concertado hasta los 21 años, pero los gastos del centro ocupacional y de la residencia los asume la Fundación. Las familias pagan el transporte y el comedor.

(P): Y están construyendo un nuevo centro, ¿ampliación de Isterria?
(R): No. Verás, teníamos una inquietud con estos chavales que terminan la enseñanza obligatoria a los 21 años, que están abocados a tener tres salidas: los que tienen más capacidad van a un centro especial de empleo (Tasubinsa, etc); los que tienen un poco menos siguen en el centro ocupacional adquiriendo más habilidades laborales o prelaborales; y los que tienen menos, van a un centro asistencial de día.

Es como si a nosotros nos dicen, ‘solo puedes ser arquitecto, o bombero o carpintero’. No vale que quieras otra cosa, no tienes más opciones. Pero son personas como nosotros y lo que estamos preparando es un nuevo centro donde las personas con discapacidad intelectual, vengan de Isterria o no, con un perfil más asistencial pero no para un centro de día, que tienen habilidades pero no las suficientes como para ir a un centro ocupacional, que tengan otra opción, porque necesitan seguir formándose. Era un hueco que no se estaba cubriendo y va a ser algo muy novedoso. Daremos capacidad a unos 20 o 25 chavales para que sigan aprendiendo habilidades diarias, que sigan desarrollándose y que estén muy integrados en el barrio: comprar el pan, coger un autobús, ir a la piscina… Y que también el barrio, cuando no estén estos chavales por la tarde, puedan acudir al centro.

Las obras ya están en marcha, tendrá algún tipo de concertación con Derechos Sociales y tenemos previsto abrirlo en septiembre de este año.

CULTURA, MAYORES, NIÑOS…

(P): Otro de los proyectos importantes es Civican.
(R): Es nuestra apuesta por la cultura, como te decía antes. Pero es un centro socio-cultural, con lo cuál, hay muchas actividades sociales para las que se les cede el espacio e incluso intentamos participar de alguna manera. La actividad es tremenda: Talleres, cursos, conferencias, clubs de lectura,Civican_Expo_Inventos_Pobreza 6 bibiotecas, actividades relacionadas con el ocio y el bienestar, tertulias, cursos culturales, diálogos de media noche… buena parte de las actividades son gratuitas. El año pasado, pasaron por aquí más de 119.000 usuarios, sin contar la gente que viene de paso a tomar un café o a ver una exposición.

Llevamos 13 años en los que las cosas se han hecho muy bien y seguiremos en el mismo camino, pero sin dejar de hacer cosas nuevas, estando atentos a lo que se demanda y a llenar huecos que no están siendo llenados.

(P): ¿Cuál es la atención de los mayores?
(R): Heredamos los clubes de jubilados de las antiguas cajas y ahora mismo gestionamos 12, que atendemos y dotamos de actividad. Pero igual que decía antes con Isterria, nuestra apuesta no es tanto por los clubs, sino por los mayores.

En Navarra, mayores de 65 años, estaremos hablando de un colectivo superior a las 100.000 personas, no podemos llegar a todos, pero queremos hacer más cosas y estamos en un periodo de reflexión sobre el envejecimiento activo. También colaboramos con muchas asociaciones de mayores y hacemos convocatorias.

(P): Nos vamos al cuarto proyecto, las famosas Colonias de Fuenterrabía.
(R): Desde el año 35 están vigentes y casi toda Navarra ha pasado por ahí, ya sea como niños o como monitores. 1.100 niños cada año. Pero nuestro éxito no es hacer un campamento y que vayan muchos niños, sino que el 99,3% dice que repetiría. El ocio es una parte fundamental, pero en las temáticas que se trabajan, cada vez vamos introduciendo más valores: medioambiente, respeto, diversidad… Y ese es el valor añadido, porque a través del juego se aprende mucho. Por cierto, un tercio del gasto de cada niño lo asume la Fundación.isterria_hondarribia

El edificio histórico donde tienen lugar es de Víctor Eusa y acaba de reformarse para hacerlo accesible, con baños nuevos, ascensor… Estamos acometiendo el tema de la accesibilidad en toda la Fundación. No solo barreras físicas, el entorno, la web, en las charlas…

(P): ¿Qué me puede contar de la convocatoria de ayudas?
(R): Esas convocatorias tienen cuatro áreas: social, cultural y de patrimonio, medioambiente y deporte. Sacamos unas bases, se presentan las entidades navarras y hay una agencia externa que, en función de casi 90 indicadores que miden el proyecto y la solvencia de la entidad, hace una lista y, con esa valoración se adjudican las ayudas. El requisito es que tenga más de dos años de antigüedad en Navarra y que sean sin ánimo de lucro. Hay un máximo de 20.000 euros por entidad y este año, con 1,8 millones de presupuesto hemos llegado a 347 proyectos. Y ya es la entidad quien desarrolla el proyecto, pero estamos encima, las continuamos…

(P): Y llegamos al tema de las alianzas.
(R): Estamos en constante relacióncon entidades para ver qué posibles colaboraciones y alianzas podríamos tener. Con la Fundación Botín colaboramos en su programa Talento Solidario. Aprendemos de cómo lo hacen y te garantizas que uno de los proyectos que acceden a él, que suelen ser unos 10 en toda España, sea proyecto de Navarra.

Tenemos también una alianza con Cultura del Gobierno de Navarra, de tal manera que todas las obras de arte que heredamos de las cajas, les cedemos el uso y ellos se encargan de custodiarlas y de difundirlas. Es una colección importante, no económica, pero sí por la temática (artistas navarros más o menos contemporáneos) y por el periodo (que abarca de los 60 a los 80, principalmente). Ahora hay una exposición en Tudela, que vendrá a Pamplona y luego a Estella.

Tenemos una alianza con Fundaciones de Navarra, donde colaboramos de forma estrecha con todas las fundaciones que la conforman, reforzando el compromiso con el sector fundacional. javier-fdez-valdivielso-fundacion-caja-navarra-3

También, dentro de las convocatorias, tenemos una línea de 120.000 euros en la que becamos la excelencia. Seis personas que están haciendo el doctorado y tengan que irse fuera (movilidad internacional); otras seis becas para ampliar estudios artísticos; y otras seis para deportistas de alto nivel. Son becas de 6.500 euros.

INNOVA SOCIAL

(P): Y finalmente, la alianza más importante, la que tienen con La Caixa, ¿cierto?
(R): Tenemos una bolsa de unos 7 millones de euros al año para proyectos de una alianza que acabamos de renovar para cuatro años más. Realizamos actuaciones que ni ellos ni nosotros hacemos de forma independiente, como: colaboración con el Museo Universidad de Navarra, la restauración del Claustro en su día de Tudela y ahora de Pamplona; programas del ámbito social con distintas entidades; en el ámbito también de las artes escénicas y de la música, con Baluarte, Planetario…

Y este año acabamos de lanzar el programa Innova Social, al que destinamos 1,2 millones de euros para actividades del tercer sector, que presenten programas y proyectos del ámbito social, educativo y del emprendimiento. Queremos apoyar proyectos importantes con entre 30 y 100.000 euros. Porque para realmente ser transformadores, hay que apoyar proyectos de cierta envergadura.

Es relevante la apuesta que hacemos por la investigación, ya que tenemos convenios de colaboración con los cuatro centros universitarios de la comunidad”.

(P): ¿Algún proyecto más o algún deseo para el futuro?
(R): Tenemos el Fondo de Emergencias al que dedicamos 120.000 euros y, unido a lo que damos en la Convocatoria de Ayudas, dedicamos un 3% del presupuesto de la Fundación a cooperación internacional. En este momento, nuestra ilusión está puesta en el aniversario de Isterria y en seguir trabajando por la discapacidad con ese nuevo centro en Río Irati.

To Top