lunes, 29 mayo 2017

Javier Lacunza - Director Baluarte Pamplona

Una información de Cristina Altuna para Navarra Capital

Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Palacio de Congresos Baluarte y la Asociación de Hoteles de Pamplona pusieron en marcha en 2012 el plan operativo MICE que apuesta claramente por este turismo de reuniones. Una estrategia que pretende explotar las importantes infraestructuras que existen, junto con el patrimonio histórico y la variedad de oferta en sedes singulares, alojamientos de calidad y gastronomía, entre otras.

En esa estrategia de vender Pamplona como destino de turismo de negocios, el Palacio de Congresos es una pieza necesaria “pero no suficiente”, reconoce su director, Javier Lacunza. Por eso, apunta que la “cooperación con el resto de entidades es clave”. En ese sentido, resulta necesario hablar de “estrategias de destino” para atraer el turismo de negocios a Navarra. Esto puede suponer que una reunión termine celebrándose en otras sedes y “teóricamente se puede pensar que eso no es bueno para Baluarte, pero es bueno para la ciudad y, por tanto, termina siendo también bueno para Baluarte”.

Por eso, las instituciones trabajan para seguir “creando un equipo”. Hasta 2012, Pamplona Convention Bureau era la institución encargada de promocionar la capital navarra como destino del turismo de negocios. Pero con su desaparición, el Ejecutivo foral, el Consistorio pamplonés y Baluarte decidieron poner en marcha el plan operativo MICE con el objetivo de “generar una dinámica operativa muy ágil, donde si se decidía invertir dinero, fuera para acciones finalistas: asistencia a ferias, planes de medios de comunicación, etc”.

FERIA INTERNACIONAL EIBTM

Entre esas acciones se encuentra la participación en la Feria Internacional EIBTM de Barcelona, la feria global líder de la industria de los eventos, que tuvo lugar la semana pasada en Barcelona. Una feria que dejó “satisfechos” a la expedición navarra.

El evento sirvió, además, para dejar claro que EIBTM es más que una feria de turismo de reuniones. Durante las jornadas, “aparecieron visitas que son diferentes, de turismo médico, cinematográfico, productoras audiovisuales, etc”. Un escenario “importante para nuestra empresa”, dice Lacunza, porque “también somos Planetario, somos territorio de Esqui Roncalia, tenemos externalizada la gestión de REFENA y del Circuito de Navarra y con la disolución de INAAC, Film Commissión y Filmoteca también están en nuestro radio de acción”.

Stand de Navarra en la Feria Internacional de EIBTM

Stand de Navarra en la Feria de EIBTM

Todos ellos son “instrumentos de generación de impacto económico” en Navarra que se dieron a conocer en la EIBTM de Barcelona. De cara al 2014, Baluarte estudiará las posibilidades de participar también en otras ferias, como el IMEX de Frankfurt, a donde acudirían, eso sí, bajo el paraguas de la Spain Convention Bureau.

TURISMO DE REUNIONES

El turismo generado por los congresos es muy atractivo. Le llaman, de hecho, “el solomillo del turismo”, porque se trata de un “turista de alto gasto, desestacional y prescriptor”, explica Lacunza. Tres características muy atractivas que se reflejan en los datos económicos. Un buen congreso puede dejar un millón de euros en una ciudad como Pamplona.

Ejemplo de ello puede ser el XXV Congreso Nacional de la Asociación Española de Diabetes que se celebró entre el 3-5 de abril de este año. Más de 1.200 personas se alojaron durante tres días en la capital navarra; o la Lego League, que contó con 96 equipos, con visitantes procedentes de 42 países que estuvieron entre 4 y 10 días durmiendo y consumiendo en Pamplona.

El turismo de reuniones se mueve por factores como la accesibilidad, la disponibilidad de sedes y espacios suficientes, planta hotelera adecuada, oferta complementario de ocio y gastronomía, entre otros. Pamplona tiene en la accesibilidad “un reto“, pero tiene otros puntos fuertes: un Palacio de Congresos en pleno centro, con 6.000 metros cuadrados de superficie expositiva, más de mil habitaciones de hotel alcanzables a pie desde la sede principal sobre un total de 2.600 habitaciones, un patrimonio histórico que se pone a disposición de los eventos, una exquisita gastronomía y un tejido empresarial, médico y científico capaz de sustentar buenas candidaturas. Reuniones de hasta 2.500 asistentes son abordables para la ciudad. 

COMPETENCIA

La competencia que existe entre las ciudades por atraer al turismo de reuniones es “muy alta” reconoce Lacunza. Madrid y Barcelona “juegan otra liga”, mientras que Pamplona “puede aspirar a competir en la liga de ciudades medianas, donde también hay espacio para candidaturas y reuniones internacionales.

Los Congresos, no obstante, buscan cada vez más destinos emergentes, algo diferente a Madrid y Barcelona. Es ahí donde la capital navarra puede encontrar su lugar. El efecto que genera suele ser positivo, relata Lacunza, que recuerda cómo una estadounidense especializada en turismo médico le aseguró: “Estáis sentados en una mina de oro y no os dais cuenta”. Similar sensación recibieron de un inglés que, en su visita a Pamplona, aseguró que “el problema es llegar a conoceros, pero en el momento en el que uno os conoce, se enamora y le ve posibilidades inmensas”.

TRANSPORTE AÉREO

Entre las asignaturas pendientes está la de mejorar el transporte aéreo, porque “el tren nos une con España, el aeropuerto con Europa y con el mundo”. Para Baluarte, el “aeropuerto es fundamental”. Para albergar grandes Congresos, Pamplona debe estar preparada para atraer mucha gente en poco tiempo. No se trata de disponer de un aeropuerto con muchos destinos, sino con “conexiones buenas con Madrid y Barcelona, como mínimo, que tenga buenas frecuencias, buenos precios y buen servicio: puntualidad y sin cancelaciones de vuelos”.

Para ello, hay que “pensar en una estrategia de acceso a hubs de interconexión para volar en dos saltos, sobre todo desde Europa”. Luego, “quizá podría pensarse en acceso a otros hubs de interconexion en España o incluso Europa, pero primero lo primero“.

Evolución de los datos de asistentes y eventos de Baluarte en los últimos años

Evolución asistentes y eventos en Baluarte

INTERNACIONALIZACIÓN

Con esta primera fase, afirma Lacunza, “tendríamos un paso importante ganado”. Luego, podría pensarse ya conectar la capital navarra con Frankfurt o Londres, para seguir tratando de vender Pamplona como destino de reuniones en el ámbito internacional.

Cuando hablamos de negocio “hay que mirar a Europa y al mundo, no sólo a España”. Las empresas y las pymes están cada vez más metidos en procesos de internacionalización y “nosotros también estamos en ello como empresa: fondos europeos, redes de colaboración con centros similares, pertenencia a Asociaciones Internacionales o como en el caso del Planetario, exportación de producto (Producciones audiovisuales digitales fulldome)“.

BALUARTE

Tras un 2011 y 2012 muy duros, este ejercicio “está siendo razonablemente bueno para Baluarte en la parte congresual, con crecimientos del 15% año sobre año“. Considerando la parte cultural, Baluarte alcanzará “los 400.000 a final de año, algo que sólo se logró en 2006”, concluye el director de Baluarte.

 

 

 

To Top