sábado, 21 octubre 2017

Joaquin Villanueva

Una información de Cristina Altuna para Navarra Capital

Apenas medio año después del cierre de la Delegación de Navarra en Madrid se presentaba, a principios de junio de 2013, el Círculo de Navarra. Se trata de una asociación de carácter independiente e integrada por 175 empresarios y profesionales navarros residente en Madrid, entre los que se incluyen periodistas, abogados, arquitectos o catedráticos de universidad, así como empresarios y directivos de diversos sectores económicos. Esta organización busca mejorar el bienestar de los navarros y defiende el concepto de Navarra como una comunidad autónoma, bajo la presidencia del empresario Joaquín Villanueva Díaz de Espada.

Navarra Capital (NC): Apenas un año después de su creación, en junio de 2013, el Círculo de Navarra cuenta ya con casi 180 socios. ¿Cuál es la razón de ser y el reto que se marca la asociación?

Joaquín Villanueva (JC): Nuestra razón de ser y la misión del Círculo de Navarra es dar a conocer Navarra y atraer inversión de empleo y bienestar.  Con ese objetivo nos reunimos trimestralmente con Sodena y la consejera de economía del Gobierno de Navarra, Lourdes Goicoechea, porque dentro del Círculo hay gente que trabaja con fondos internacionales y tratamos de acercarlos a Navarra. 

Ahora bien, en el Círculo de Navarra hay gente que en la vida ya lo ha conseguido todo y con mucho éxito. Por eso, a la pregunta de “¿usted qué quiere?” Contesta, yo no quiero nada. Eso da tranquilidad de cara a las reuniones con las instituciones, porque al final de la reunión saben que no vamos a pedir nada.

Por tanto, partimos de una base de trabajar para Navarra de manera absolutamente desinteresada y con gente que, con su sola presencia, ya está aportando valor. Entre ellos, Juan Antonio Sagardoy o Miguel Ángel Canalejo. Esto es muy importante porque, en ese sentido, siempre nos encontramos con las puertas abiertas. Es un proyecto ilusionante y estamos poniendo mucho esfuerzo. 

circulo-navarra-madrid

Villanueva saluda al Rey.

NC: La creación del Círculo de Navarra se produce tras el cierre de la Delegación de Navarra en Madrid.

JV: Sí, porque quedó un vacío en la representación de Navarra. La prueba está en que somos 180 personas en la asociación. En el mejor de mis sueños a mí se me ocurría que en el Círculo de Navarra podríamos ser 35 personas. Esto significa que había una demanda, una sociedad civil muerta. Y digo estaba, porque no es lo mismo hoy que hace dos años. Ahora hay muchas sociedades civiles que han surgido, en Cataluña, en Valencia, en Mallorca, y a ver si sale en el País Vasco. Por tanto, sí es cierto que hay una especie de Renacimiento de una sociedad civil que tiene que organizarse y no quedarse en el votar y ver la tele. El Círculo es una expresón de esa sociedad civil.

NC: Son muchos actos los que se impulsan desde el Círculo de Navarra: desayunos, cenas, reuniones, etc. con representantes de la vida política o económica, entre otros. Pero, ¿qué supuso para la asociación la audiencia del pasado viernes con el Rey?

JV: Fue un hito. Nosotros somos una sociedad civil, trabajamos de manera independiente, por lo que nuestro ámbito obviamente no es la monarquía ni la política. Ahora bien, para mi fue el día más feliz del Círculo hasta ahora. El día que más satisfacción he tenido de estar en esta historia, en el que he recibido más por lo que yo he dado, sin duda. Me hizo mucha ilusión, sobre todo, porque nos impresionó. Sabíamos que íbamos a ver a un hombre extraordinariamente preparado, muy inteligente, pero a pesar de todo llama la atención su conocimiento sobre la realidad navarra.

[blockquote style=”1″]La audiencia con el Rey fue, para mí, el día más feliz del Círculo hasta ahora[/blockquote]

ECONOMÍA

NC: En los encuentros que organiza el Círculo de Navarra para atraer la inversión a la Comunidad Foral, ¿qué puntos fuertes de la economía destacan?

JV: En Navarra no somos buenos vendedores, lo que está en contradicción con otro dato: somos los primeros exportadores per capita de España y, además, tenemos una balanza comercial positiva, que en el Estado siempre ha sido negativa, salvo en los últimos años, donde la tendencia se ha revertido temporalmente. ¿Cómo es posible esta contradicción? Por la industria. Somos muy industriales y, por tanto, no tenemos otro remedio que estar en el mundo. El sector representa el 28% del PIB, la Comunidad más industrial de España, pero es que la cifra es mayor, incluso, que la de Alemania. Esto es increíble. Esas son las grandes fortalezas de Navarra.

[blockquote style=”1″]La industria es la verdadera fortaleza de la economía Navarra, no que pagamos menos impuestos[/blockquote]

NC: ¿Más que su sistema fiscal?

JV: No, mira, cuando hablan y dicen que en Navarra no pagamos impuestos y que por eso funciona la educación y la sanidad y todo los demás, eso es una estupidez. Si el paro no llega al 15% en Navarra es por la industria, porque nos hemos dado cuenta en este país recientemente que sin industria no hay progreso. En España es de un 15-16%, mientras que en Navarra es del 28%. Esa es la gran fortaleza y la verdadera razón de que el paro sea 9 puntos menor que la media nacional, no que pagamos menos impuestos.

Joaquin Villanueva

Villanueva recibió a NC en su domicilio. Isaac García

NC: Precisamente hace unos días se conmemoraba el 50 aniversario del Programa de Promoción Industrial que tan buenos resultados ha traído a Navarra. Y, ahora, se habla de la necesidad de reindustrializar la Comunidad Foral.

JV: Y ojalá se hable siempre de reindustrialización, porque nunca es suficiente. Hace 30 años se pensó que para ser un país moderno teníamos que ser un país de servicios. Eso lo pensó toda Europa e, incluso, todo Occidente.  Y ahora Occidente se ha dado cuenta de que las fábricas no tienen que estar en China, tienen que estar aquí. Si queremos realmente producir renta que pueda pagar unos servicios y un estado de bienestar al que no queremos renunciar, la única manera es industrializando. Ahora se están intentando corregir eso y, de ahí, el plan de Europa para que en el año 2020 la industria represente el 20% del PIB.

NC: En ese proceso de reindustrialización, sin embargo, parece que las recetas del pasado ya no valen. Las ayudas directas e incentivos fiscales del PPI no tienen cabida en el marco europeo en el que se encuentra Navarra.

JV: Pero, ¿alguien se cree que lo que hicieron en California para que este Estado fuera el  foco de la innovación fuera por algún incentivo que dieron las Administraciones? No. Los incentivos, bien si están ahí, pero esa no es la clave. La clave es tener una cultura industrial, como la que tenemos en Navarra, y que no desaparezca. La clave es el empresario y la clave es tener buenas universidades y formación profesional adecuada. Esa es la clave. Todo esto es lo que hace a alguien pensar, “vamos a invertir aquí”, porque aquí el entorno es mucho más “amigable” para esta actividad que si lo pongo en otro sitio.

[blockquote style=”1″]La clave es el empresario, tener buenas universidades y formación profesional adecuada, no lo los incentivos fiscales[/blockquote]

NC: Ahora que parece que la UE plantea una mayor uniformidad fiscal, ¿qué futuro le espera a Navarra si pierde la autonomía fiscal?

JV: Europa va claramente dirigida a ser un día los EEUU de Europa. Ese es el final, pero de aquí a ese final queda mucho. Este asunto, el de la armonización fiscal, se está debatiendo ahora en el G20, porque resulta que las grandes compañías hacen negocio aquí, pero no pagan nada. Y nada es que igual tienen una facturación de 3 millones de euros. La solución que algunos proponen es esa armonización fiscal, empezando por el Impuesto de Sociedades. Si ponemos un Impuesto de Sociedades que sea igual para todo el mundo, acabas con todas esas historias.

Por tanto, la armonización fiscal es una cosa que va a venir, pero claro esto llevará su tiempo. La hipótesis de que, llegado ese tiempo, ¿se cuestione lo que son los fueros? Pues sí, puede llegar. Pero vamos, yo no lo voy a ver.

NC: ¿Cuáles son, por tanto, los retos futuros que debe afrontar la empresa navarra?

JV: Yo creo que seguir exportando y si es posible fuera de la Unión Europea. La clave la vamos a encontrar vía exportación. Si no exportan, que empiecen ya, y si lo hacen, que tomen posición en el exterior, no sólo con las relaciones comerciales, también diversificando hacia fuera de la UE. Vienen años de estancamiento por la falta de reformas en Italia y en Francia, y en cierto modo en Alemania.

Le pongo el ejemplo más estúpido. Una persona que decida consumir un helado en cualquier lugar del mundo desata una guerra inmediata, para ver qué país es capaz de suministrar ese helado a ese señor. Es decir, hasta la decisión de consumo más estúpida, desata una carrera para que eso esté en mi PIB. Eso permitirá crear empleo en mi país, valor añadido, recaudación de impuestos y que pague el estado de bienestar que yo quiero tener. Esa es la guerra en la que estamos todos por la globalización.

De ahí, que la cosa más lamentable que yo he visto en Navarra y que nos debería dar vergüenza es lo que ha ocurrido con la inversión que iba a hacer la Universidad de Navarra, la de Donapea, y que eso hoy esté en San Sebastián. Es decir, que una serie de personas hayan rechazado este producto, y que esas mismas personas en Guipúzcoa lo hayan apoyado, eso a mi me da vergüenza. Que no se entere un inversor que viene aquí que te ponen pegas por la ubicación de la fábrica. Entiendo yo que eso es lo más irrelevante, lo relevante es la inversión en sí.

[blockquote style=”1″]Nos debería dar vergüenza lo que ha ocurrido con la inversión que iba a hacer la Universidad de Navarra en Donapea[/blockquote]

circulo de navarra y gobierno

Encuentro entre Barcina y el Círculo.

NC: ¿De qué manera puede contribuir la Administración a establecer las condiciones necesarias para facilitar esas inversiones en la Comunidad Foral?

JV: Si tienes un sistema fiscal como el que tenemos ahora, que es el peor de España, pues lo vas a tener más complicado, tendrás que hacer una reforma que espero que llegue, porque tradicionalmente el tema fiscal ha sido una ventaja competitiva en Navarra. Ahora es un espectáculo que resulte que el tema fiscal en la Comunidad foral sea una desventaja competitiva. Cuidado que aquí luchas con todos y tienes que tener un sistema fiscal que compita, y hoy no lo tenemos. Espero tenerlo pronto, porque el PSN ya ha anunciado que va a proponer una reforma fiscal que UPN ya ha adelantado que apoyará. Eso es fundamental.

[blockquote style=”1″]Tienes que tener un sistema fiscal que compita, y hoy Navarra no lo tiene[/blockquote]

NC: ¿Qué reformas fiscales recomendaría al Gobierno de Navarra que impulsara para ser más competitivo?

JV: Hay que reflexionar sobre la utilidad del Impuesto sobre Patrimonio, porque ahora es muy fácil decidir irse a Madrid, que no tiene este impuesto, y se acabó la historia. Es el impuesto de patrimonio más alto de España, pero ¿cuál es la recaudación? Muy poca.

 Hay que establecer un entorno favorable a la inversión del empresario. Hablamos del entorno laboral, del sistema impositivo, de la conflictividad, de la estabilidad política. Claro, si todo esto es negativo, el empresario dice, “oiga, no se preocupe, me voy a otro lado”. Y al final, el helado que se come ese señor no es tuyo. Y ¿qué pasa? Que entonces el paro lo tienes tú, que la recaudación baja, que vienen los recortes, etc. Por eso, los políticos tienen la obligación de entenderse.

EDUCACIÓN

NC: Hablemos de la educación. ¿Cuál es el papel que deben jugar las universidades?

JV: Creo que es fundamental. La educación en España está muy mal, es nefasta. Una vez, hablando con un rector de una universidad me decía, pero ¿tú crees que esto es como una zapatería, que hacemos los zapatos que le gusta a la gente? Y le contesté, exactamente. Es que tú vendes conocimiento. Hay que pensar al revés: ¿qué tipo de conocimiento demanda la sociedad? En función de esa demanda, las universidades prepará a la gente.

Es el momento del conocimiento. Por eso me parece tremendo, aquellos lugares en donde manejan la educación con la gente joven, para que todo el ideal sea su patria chica. Pero si es el momento de los grandes ideales. La cuestión no es si esto es mío o tuyo. Oiga, no. Es el momento de que usted piense en la igualdad, en la solidaridad, en cómo luchar contra el ébola, etc. A mi esto me preocupa mucho y me parece un crimen intelectual que algunos, por medio de la manipulación, lleven a los jóvenes a pensar en algo tan limitado.

Foto de portada:  Isaac García

To Top