martes, 17 octubre 2017

joseantoniosarria-cen2015

Una información de Mikel Benet para Navarra Capital 

PREGUNTA. Aunque los reyes magos pasaron por Navarra hace ya unos días, ¿qué les hubiera pedido para este 2015?
RESPUESTA. El principal problema que tiene Navarra a corto plazo son sus elecciones. Mi deseo es que sea posible configurar un gobierno que tenga estabilidad, capacidad para gobernar y posibilidades de llevar adelante un proyecto.

P. Las encuestas dicen que los partidos políticos que han gobernado Navarra desde la Transición, UPN y PSN, se debilitarán en las próximas elecciones.
R.La irrupción de los nuevos partidos genera grandísimas dudas. A mí me inquieta que no haya una alternativa de gobierno firme, bien porque los partidos no alcancen los votos o porque haya desacuerdos entre ellos. Me preocupa que Navarra tenga un gobierno con cinco o seis partidos porque tradicionalmente es muy difícil formar gobiernos con muchos partidos. Lo hemos visto en Galicia, Cataluña, incluso aquí hemos tenido algún experimento.

Me intranquiliza que no tengamos un gobierno fuerte, que el parlamento no le deje gobernar, que se prorroguen los presupuestos… La economía es muy sensible a este tipo de cosas. En la CEOE me preguntan qué va a pasar con Navarra. Los negocios son muy temerosos y eso es un hándicap y una gran preocupación.

A lo largo de mi vida profesional me he sentado con cualquiera y lo seguiré haciendo e intentaré buscar puntos de acuerdo”

P. ¿Se ve hablando con un Gobierno integrado por partidos nacionalistas o Podemos sobre política económica?
R. Me imagino sentándome a hablar en defensa del mundo empresarial con cualquiera. A lo largo de mi vida profesional me he sentado con cualquiera y lo seguiré haciendo e intentaré buscar puntos de acuerdo, soluciones y medidas buenas para lo que yo represento: el mundo empresarial.

CORRUPCIÓN
P. Las encuestas de opinión dibujan una situación de descrédito de los partidos políticos tradicionales y de muchas de las instituciones de representación de los ciudadanos, ¿es pasajero?
R. Creo que hay un desencanto, un hartazgo de los partidos políticos y no sólo por la corrupción. Los partidos políticos no se sientan, hablan, discuten, ceden y llegan a acuerdos como lo hacemos en el ámbito empresarial. El ciudadano percibe una carrera por conseguir el poder, mientras él lo está pasando mal y lo que quiere es que el político se ocupe de él.

JOSE-ANTONIO-SARRIA2En todo caso, la corrupción es un tema que hay que solucionar definitivamente. Por mi experiencia en liderar equipos internacionales, veo que los profesionales españoles nos movemos bien en la incertidumbre pero nos cuesta mucho seguir los procedimientos. Seguir los procedimientos significa cumplir las normas. En España, hay que hacer un esfuerzo para que desde edades tempranas se les diga a los niños que las normas hay que cumplirlas aunque no les gusten.

Por ejemplo, el que copia en los exámenes hace trampas al sistema y a sus compañeros. Él aprende que haciendo trampas se vive bien, mientras el compañero que no copia ve que haciendo trampas, con pillería, al otro le va bien y se vuelve desconfiado. La sociedad española es una sociedad desconfiada.

En 2013 tuvimos casi un 1 millón de páginas de legislación, eso significa que para tratar de evitar esas situaciones de pillería se hacen normas y normas. Hay que enseñar a los ciudadanos que las normas hay que cumplirlas y eso se hace con educación y con palo al que no las cumple. No hay otra. Hay que cumplir la legislación aunque no nos guste. Si no nos gusta, pidamos que se cambie.

P. Destacados dirigentes empresariales, incluido el anterior presidente de la CEOE, han estado también inmersos en casos de corrupción, ¿hasta qué punto han dañado estas actuaciones la imagen de multitud de empresarios honrados?
R. La corrupción se extiende a todos los ámbitos de la sociedad y, por supuesto, también a los empresarios. Algunos casos de corrupción nos han hecho mucho mal. Todos los humanos somos muy benevolentes con nosotros mismo y muy exigentes con los demás. Pensamos que los empresarios, los políticos son un desastre, pero tenemos que mirarnos nosotros también.

No creo que la administración deba ser más o menos ligera, sino más eficaz”

P. Volviendo a la actual estructura política, usted ha defendió siempre que los empresarios son los que crean riqueza en la sociedad, ¿con una Administración más ligera se podría apoyar más la estructura empresarial?
R. No creo que la Administración deba ser más o menos ligera, sino más eficaz. ¿Cómo se consigue? Muchos funcionarios son magníficos, pero hay que motivarles y quizá el régimen de remuneración debiera asemejarse más a fórmulas de las empresas, pero más que aligerar la Administración lo que debe ser es más eficaz.

Como he dicho antes, vivimos en una sociedad desconfiada y muchas veces el funcionario cuando ve venir a una persona que viene a pedirle algo piensa: “Éste viene a pegármela y se va a enterar. -¿Usted qué quiere? -Quiero abrir un bar.” Entonces le pide esta autorización, aquél informe… Eso no es bueno, la Administración tiene que ser más eficaz.

To Top