miércoles, 18 octubre 2017

Trabajando la endibia en Valtierra PLANASA

Una información de Cristina Catalán para Navarra Capital 

El informe de coyuntura económica de la Cámara de Comercio de Navarra, presentado este martes por su presidente Javier Taberna, destaca el crecimiento de la economía navarra de un 0,5 por ciento en el tercer trimestre y del 1,8  por ciento en términos interanuales.

La Cámara ha aumentado su previsión de crecimiento de la economía navarra para 2014 del 1,4 al 1,5 por ciento y ha hecho una estimación de crecimiento del PIB del 2,1 por ciento en 2015, sin embargo, advierte que no se puede hablar todavía de recuperación porque siguen existiendo importantes factores de riesgo. Durante el tercer trimestre en Navarra, destaca el crecimiento del sector servicios, un 1,7 por ciento, y la industria, un 4,1 por ciento. “El sector del metal sigue siendo la principal locomotora de nuestra economía y se prevé que en 2015 este sector se mantenga estable.“, ha señalado Taberna.

EXPECTATIVAS Y AMENAZAS

De acuerdo al estudio que la Cámara Navarra ha elaborado trimestralmente con Laboral Kutxa, las expectativas de las empresas para 2015 son positivas. Más del 86 por ciento de las empresas creen que sus resultados, su nivel de empleo y la inversión serán iguales o superiores en 2015

Taberna

Javier Taberna

Según ha comentado Taberna, todos los datos de 2014 son positivos, excepto los precios, lo que permite augurar un 2015 “mejor todavía”, aunque persisten grandes amenazas que podrían afectar negativamente, como el bajo crecimiento de la zona euro, la incertidumbre en torno a la economía griega y su incidencia en otras economías europeas, así como la evolución del IPC o la creciente amenaza del terrorismo islámico. Todas ellas, situaciones que pueden varias las previsiones en 24 horas.

MAYOR CONFIANZA DE LOS CONSUMIDORES

La mejoría de estos indicadores va asociada a una mejoría en la confianza de los consumidores, como refleja el índice de Confianza del Consumidor, que mejora a lo largo de 2014 aunque experimentó cierto freno en el tercer trimestre. También la producción industrial mejoró a lo largo de 2014 aunque con diferencias entre meses, siendo la más notable la caída en agosto, aunque hay que tener en cuenta la influencia del efecto de las vacaciones en la producción y actividad de las empresas.

Este incremento de la actividad empresarial no se tradujo, sin embargo, en el incremento de los precios. El IPC, el deflactor del PIB o el Índice de Precios Industriales muestran descensos de los precios en 2014, que indican que la recuperación es débil todavía.

LA ERA DE LA AUSTERIDAD

Por su parte, la tasa de desempleo en 2014 bajó tres puntos, del 17,92 por ciento de 2013 al 14,92 por ciento, y el número de personas ocupadas aumentó en 3.600 y 2014 cerró con un incremento de la afiliación a la Seguridad Social del 2,08 por ciento. En ese sentido, Taberna ha señalado que estamos ante un “cambio de era económica” ya que nunca se volverá a las situaciones anteriores, por lo que la sociedad debe acostumbrarse a “una economía mucho más austera en todos los aspectos, a menos rentabilidades de las empresas, a menos beneficios, en definitiva a menos reparto de esos beneficios“. Igualmente, se ha referido al cambio de escenario político que se va a producir en las próximas elecciones autonómicas y municipales, que “van a ser un factor de evolución de la sociedad española porque no hay que tener miedo a los cambios, al contrario”, ha finalizado.

.

 

To Top