martes, 23 mayo 2017

Plan Juncker Pamplona 17.03.16

La reciente crisis económica provocó una grave caída de la inversión privada. Precisamente ese factor es el que la Comisión ‘Juncker’ considera como un elemento clave para relanzar el crecimiento económico y el empleo en Europa. Es por este motivo por el que los expertos reunidos en torno a dicha Comisión trasladaron a un documento sus ideas dando, de este modo, carta de naturaleza a un protocolo que ha recibido el nombre de ‘Plan Jucker’.

¿Cuál es el fin último que plantea dicha iniciativa? Sobre todo, tres: la eliminación de los obstáculos que impiden la inversión; la visibilidad y asistencia técnica a los proyectos de inversiones y; finalmente, el uso inteligente de los recursos financieros.

Para alcanzar los ‘hitos’ señalados en el citado ‘Plan’ se marcan, a su vez, tres grandes estrategias. La movilización de 315.000 millones de euros de inversión privada en los próximos tres años. Para hacernos una idea, esta cantidad viene a equivaler al 0,8 por ciento del PIB europeo anual. En segundo término, respaldar la inversión en la economía real y; por último, crear un entorno propicio a la inversión.

Una vez establecidos los ‘fines’ y las ‘grandes cifras’ ya solo quedan los medios o, mejor los instrumentos para poder completar la misión prevista. A tal fin, el ‘Plan Juncker’ incluye un Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas con un capital de 21.000 millones de euros en forma de garantías europeas y capital del Banco Central Europeo, BEI para estimular la inversión privada.

Un dinero que se destinará, por un lado, para apoyar proyectos a largo plazo en infraestructuras estratégicas (conexiones energéticas transfonterizas, banda ancha, etc.), de transporte, de educación o de I+D+i. Por el otro, está la parte de la financiación, fundamentalmente de las pymes y mid-caps para las que se proponen una amplia categoría de productos financieros como préstamos, garantías, venture capital o quasi-equity, por ejemplo.

Finalmente, queda la parte correspondiente al Gobierno español que, para esta ocasión, se ha comprometido a aportar 1.500 millones de euros al ‘Plan’ a través del Instituto de Crédito Oficial, ICO.

LA CITA DE PAMPLONA

Grosso modo, lo que acabamos de comentar han sido algunos de los principales mensajes e ideas que han transmitido en esta última hora Juergen Foecking, Director Adjunto de la Representación de la CE en España y Alberto Barragán, Jefe de la Oficina del Grupo Banco Europeo de Inversiones, BEI, en España que han actuado como ponentes principales del seminario ‘Plan de Inversiones para Europa’ que hoy ha acogido la Cámara Navarra de Comercio e Industria, de Pamplona, y a la que han acudido una numerosa representación del tejido empresarial y productivo de nuestro territorio.

Manu Ayerdi Cámara Navarra El seminario, en el que han estado presentes tanto el viecepresidente foral de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, como Javier Taberna, presidente de la Cámara Navarra, también ha contado con una segunda parte más centrada en el sector empresarial de Navarra y en la que ha intervenido el eurodiputado navarro y economista Pablo Zalba.

No obstante, el encuentro celebrado en nuestra ciudad es el quinto que se desarrolla en España sobre esta temática. Es, además, una acción informativa que, en el caso de la Comunidad foral, ha venido impulsada por la Representación de la Comisión Europea en España y por  el Banco Europeo de Inversiones, con la colaboración de la Cámara Navarra de Comercio e Industria.

Tras el acto celebrado en estas últimas horas en Pamplona, sus promotores informaron que está previsto realizar acciones similares en otras tantas comunidades autónomas para dar a conocer, explicar y motivar la inversión privada en España. Así, en el mes de abril, se celebrarán dos encuentros más, en Valladolid y en Toledo, respectivamente.

DECLARACIONES

Pablo Zalba Cámara La cita de Pamplona, no obstante, ha permitido conocer de primera mano algunas valoraciones y puntos de vista sobre la idoneidad de los ‘grandes números’ contemplados en el ‘Plan Juncker’.

Así, en el caso del Gobierno de Navarra, su vicepresidente económico, Manu Ayerdi, ha saludado esta iniciativa al tiempo que ha confirmado que el interés del Ejecutivo autonómico en este proyecto. 

A partir de ahí, para Ayerdi, “el reto es conocer en profundidad” el ‘Plan’ al tiempo que ha alertado de que el impulso que puede suponer proyectos de este tipo se pueden ver frenados si las inversiones que se plantean tienen el mismo tratamiento en el cómputo del déficit que el gasto corriente”.

Por su parte, el eurodiputado navarro, Pablo Zalba, ha manifestado que el proyecto que plantean las autoridades comunitarias para impulsar la inversión “ofrece a las PYMES las garantías de financiación necesarias para ampliar su actividad e invertir en nuevas iniciativas y productos”. De este modo, ha añadido, “mejorarán la economía y la productividad” de nuestra región. En ese sentido, para Zalba, “el ‘Plan Juncker’ es una magnífica oportunidad para las PYMES navarras”, ha sentenciado.

To Top