domingo, 22 octubre 2017

Fábirca Sunsundegui 3 copia

La demanda interna lidera el crecimiento registrado por la economía navarra en el último año. Su aportación, de 2,9 puntos, es la más alta, de acuerdo con los datos recogidos por Contabilidad Nacional a través del Instituto de Estadística de la Comunidad foral. No obstante, no es la única actividad que presenta unos rendimientos positivos.

También lo hacen las ramas industriales con una subida del 2,3% o, en su caso, la de la construcción que se anota la quinta tasa positiva desde el año 2008. En este último caso, no obstante, se produce una cierta moderación puesto que el avance producido entre marzo y junio de este año apenas es del 0,4%.

Para completar el cuadro, la demanda externa apunta una contribución del 0,1%. En lo que respecta a la oferta, los servicios atenúan su nivel de avance hasta el 3,7% mientras que el empleo muestra una clara tendencia negativa al pasar del 2,4 al 2%. Este dato, unido al ya referido incremento producido en el PIB, hace que la variación de la productividad en nuestro territorio ascienda un 1%, tres décimas más que el trimestre anterior.

Finalmente, la remuneración por asalariado cae en cinco décimas mientras que el coste laboral registra una caída de nueve décimas, según los datos registrados por Contabilidad Nacional para nuestro territorio. A nivel estatal, el nivel de crecimiento registrado en el último año estaría en tasas del 3,2%.

To Top