lunes, 20 noviembre 2017

eva-perujuanizEn estos días, digamos convulsos, echo de menos lo de siempre, lo que nos falta siempre, EDUCACIÓN, educación en sentido amplio. Yo siempre he creído que lo avanzada que está una sociedad se mide por su civismo, como se adquiere éste, como casi todo, a través de la educación.

Quiero traer hoy aquí a colación la EDUCACIÓN, casi siempre es la solución. Y no me estoy refiriendo al tema “catalán”, que también. Y es que casi todo lo “malo” que nos pasa, nos pasa porque no tenemos una buena EDUCACIÓN.

Porque una sociedad más EDUCADA entenderá y defenderá sin paliativos al conjunto del Estado de Bienestar. Una sociedad EDUCADA tendrá hábitos de vida más saludables, lo sanitario se podrá trabajar más desde la prevención. Somos la sociedad de la “pastilla”, de lo paliativo. La protección a la Dependencia será algo intrínseco a la justicia social. Tendrá mayor altura política, porque sus políticos entenderán que el diálogo es intrínseco a lo democrático, que en política hay que trabajar, y que el sentir de unos/as, es tan respetable como el de los/as otros/as, tan “sólo” hay que entenderse.

Yo me atrevo a decir alto y claro que el pilar fundamental del estado del bienestar es la EDUCACIÓN, permítanme ponerla aquí siempre en mayúsculas.

No entiendo que los debates sobre educación en este país se centran en lo lingüístico, que no es que no sea importante, pero no es lo prioritario. En si se incluye o no la asignatura de religión, debate que un estado laico no ha lugar.

Qué importancia tiene esto cuando tenemos 27 niños y niñas de 3 años con un/a docente en el aula, cuando los/as profesores/as no tienen espacio, que no sea el personal, para el reciclaje permanente, cuando seguimos trabajando con metodologías similares a las que tenían nuestros padres y madres, cuando seguimos “midiendo” y evaluando a todos/as por igual y de la misma forma, y tantos etcéteras.

No quiero mencionar el espacio “público” y “privado” de la educación, eso sí alto y claro, toda sociedad democrática debe garantizar el acceso a la MEJOR educación a todos los niños y niñas por igual.

“Hagamos que las niñas y los niños se enamoren de sus clases y entiendan el aprendizaje como el mejor vehículo que van a disponer para moverse por el mundo”.

Hablemos y trabajemos por reducir las ratios, adaptándolos a las necesidades de las distintas etapas educativas y a las personas en definitiva que es de lo que se trata. Invirtamos dinero en construir “espacios educativos” que sean atractivos, y porque no bonitos, seguros y dignos de lo que en ellos se hace. Hablemos de coeducación para llegar a tener de verdad una sociedad igualitaria, inclusiva, evitando las discriminaciones, “focos” propicios para el desarrollo de fobias y radicalismos religiosos, etc.

Impulsar el desarrollo de metodologías que permitan y potencien las aptitudes y habilidades personales, que hagan que los niños y niñas se enamoren en sentido literal de sus clases, de su educación y entiendan el aprendizaje como el mejor vehículo para “moverse” por el mundo.

Cuando pasan “cosas” además de “lanzar” acusaciones preguntémonos pero de verdad, porqué pasan. Estas líneas sólo son un “grito” casi visceral y desesperado para demandar MÁS Y MEJOR EDUCACIÓN PARA TODOS/AS, nos lo meremos, se lo merecen nuestros hijos/as y nuestra sociedad.

Eva Perujuániz Bermúdez
Socióloga

To Top