martes, 30 mayo 2017

planta-fotovoltaica-sishen-sudafrica
191185_100000FotoAlenza

José Francisco Alenza

José Francisco Alenza García, profesor de Derecho Administrativo de la Universidad Pública de Navarra, ha dirigido un libro en el que una veintena de expertos reflexionan sobre los principales aspectos jurídicos de la regulación de las energías renovables y el cambio climático. El libro, que lleva por título “La regulación de las energías renovables ante el cambio climático”, ha sido publicado por la editorial Thomson Reuters Aranzadi.

En los veinte capítulos que conforman este libro, se analizan los principales aspectos jurídicos de la regulación de las energías renovables y el cambio climático: la política europea; la situación en otros países (Alemania, Italia, Latinoamérica, Japón); las implicaciones de la nueva Ley del Sector Eléctrico; los problemas de inseguridad jurídica causados por el recorte y supresión de las ayudas; el impacto ambiental y territorial de las renovables, así como su tratamiento fiscal a nivel europeo, estatal, autonómico y local.

Según se señala en la obra, la constatación indubitada de la realidad de un cambio climático, causada por el incremento de los gases de efecto invernadero, ha llevado a la Unión Europea al establecimiento de un nuevo paradigma energético que consiste en la integración de las políticas climática y energética, con el objetivo de transformar la economía europea en una economía de alta eficiencia energética y bajas emisiones de CO2. El fomento de las energías renovables constituye, por lo tanto, un elemento destacado de esa nueva política, que se configura como un deber y un objetivo de cada uno de sus Estados miembros.

LEGISLACIÓN ESPAÑOLA

En este contexto europeo, decididamente volcado hacia la transformación del modelo energético basado en el firme apoyo a las energías renovables, contrasta vivamente con la actual posición española. En este sentido, el libro recuerda que, hasta el estallido de la crisis económica, España estaba a la vanguardia de las energías renovables, batiendo todos los records de producción de electricidad a partir de fuentes renovables y con varias empresas liderando el sector.

Con la crisis, comenzó a difundirse la idea de que era inasumible e insostenible el fomento de las energías renovables, las cuales, además, quedaron señaladas como las principales responsables del incremento del déficit tarifario del sector eléctrico. Planteado el dilema de elegir entre las renovables y la sostenibilidad económica del sistema eléctrico, primero, se redujeron y suprimieron las ayudas públicas a las energías renovables; y, en segundo lugar, se estableció en la nueva Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico, un régimen económico sustancialmente distinto al existente hasta este momento, en el que la retribución adicional a las energías renovables se califica de “excepcional”.

To Top