miércoles, 18 octubre 2017

penta

Una información de Cristina Catalán para Navarra Capital 

La empresa navarra Pentabiol produce un pienso único en el mercado por sus efectos beneficiosos para la salud animal. Actualmente, la empresa participa en Acción Impulso Emprendedor de CEIN, bajo la mentorización de Corporación Mondragón.

Probisan es un producto cien por cien natural de origen biológico que se sustenta sobre sustratos vegetales, normalmente soja, alfalfa y malta. Por su naturaleza, actúa con un carácter simbiótico, es decir, genera de forma simultánea efectos probióticos y prebióticos, lo que supone grandes beneficios en todas las especies animales, incluso tiene aplicaciones para afecciones humanas. “Se trata de un pienso complementario fermentado con bacterias lácticas y levaduras, capaz de repoblar la flora del órgano digestivo. De este modo, los animales pueden optimizar sus funciones a través del aparato digestivo y con ello, estar más fuertes, más sanos y ser más productivos”, explica Goyo Sanzol de Pentabiol.

EL ORIGEN DE LA IDEA

La sociedad médica está constatando que las nuevas generaciones van padeciendo nuevos tipos de enfermedades como la diabetes 1 o nuevas variantes de cáncer. Tras diversos estudios se está viendo que falta una serie de defensas en nuestro sistema inmunológico, de forma que ante la afección de cualquier cepa nueva de un virus o bacteria, el cuerpo no está preparado.Parece ser que el origen se encuentra en la alimentación, en concreto, con el suministro hasta hace  poco, de sustancias químicas, principalmente antibióticos, en la alimentación animal”, argumenta Sanzol.

La Unión Europea reguló el uso indiscriminado de estas sustancias. A partir de entonces aparecieron los productos probióticos, productos fermentados, compuestos a base de organismos vivos que incentivan la actividad digestiva para mejorar el aprovechamiento de los nutrientes que digieren. “Sin embargo, hasta la fecha, los probióticos sólo actúan con carácter parcial, a la búsqueda de efectos concretos. Nosotros vamos más allá y elaboramos un producto simbiótico, es decir, actúa de forma completa sobre todo el ciclo de la actividad digestiva. Los animales aprovechan mejor los nutrientes, estimulan su sistema inmunológico, están más sanos y fuertes y por tanto, aumenta su productividad. SI los animales están sanos, las personas comen sano y están sanas”, añade Sanzol.

Los efectos de mejora se pueden apreciar, dependiendo de la especie de animal, en plazos de tiempo relativamente cortos, entre 20 y 25 días. La utilización de estos piensos evita el tener que suministrar elementos actualmente prohibidos como los estimulantes de naturaleza antibiótica, hormonal o química.

PRÓXIMA INAUGURACIÓN

Hasta la fecha, contaban con una pequeña fábrica cuyo producto iba funcionando muy bien en el mercado. Hace un año dieron el paso de construir una gran fábrica, situada en el polígono Noain Esquiroz que esperan inaugurar en breve. “Por el camino, durante este año, hemos hecho una labor de comercialización bastante intensa. En cuanto a producción, por ejemplo, una granja de 650.000 gallinas de puesta puede llegar a consumir unas dos toneladas de este pienso mensuales. Nosotros tenemos una fábrica con una capacidad de producción de 160 Toneladas mensuales de pienso, mas las ampliaciones que podamos llevar a cabo”, finaliza Sanzol.

HISTORIA DE PENTA SA

PENTA S.A. fue constituida el 15 de enero de 1973, su objeto social es la fabricación y comercialización de correctores y núcleos terapéuticos para piensos compuestos, y asistencia técnica en ganadería. Se trata de una empresa de carácter familiar que fue fundada por el técnico veterinario Sánchez-Valverde, responsable de la formulación de los productos fabricados por Penta. En la actualidad trabajan en la empresa la 2ª y 3ª generación familiar. Esta empresa ha obtenido el Sello Moderna, una calificación que otorga la Fundación Moderna del Departamento de Economía, Hacienda, Industria, y Empleo de Gobierno de Navarra. Actualmente, ha adquirido la tecnología de fabricación de este producto con efecto simbiótico.

 

Pie de foto. De izq. a dcha., Goyo Sanzol, Ricardo Sánchez Valverde y Gilmer Jorge Glenny

To Top