domingo, 24 septiembre 2017

javier-olloEn ocasiones no somos del todo conscientes de los elementos positivos que conforman la realidad de nuestros respectivos municipios. Solemos retener en nuestra memoria aquello que no nos gusta o no nos parece positivo obviando o no dando la merecida importancia a todo aquello que hace de nuestro entorno un lugar atractivo. Esta curiosa característica del ser humano es un tanto injusta y, por ello, es conveniente ponerla de manifiesto para no reincidir habitualmente en ella.

Partiendo de la posición “privilegiada” que me concede mi condición de alcalde -además de vecino-, quiero subrayar un elemento -entre muchos- positivo de Alsasua-Altsasu: la oferta educativa plural y variada que ofrecen los centros educativos que están ubicados en nuestro municipio.

Podemos encontrar oferta de educación primaria en el CP Zelandi, Ikastola Iñigo Aritza y el Colegio Sagrado Corazón; oferta de educación secundaria en estos dos últimos centros y; en el IES Altsasu BHI. Este último centro ofrece, a su vez, la oferta de Bachillerato en la que forman a sus alumnos y alumnas y, dicho sea de paso, obtienen todos los años unos fantásticos resultados en las pruebas de acceso a la universidad. 

Junto a todo lo anterior, tenemos la oferta de educación infantil donde encontramos la Escuela Infantil Municipal ‘Txirinbulo’ (primer ciclo) -con nuevas instalaciones, equipamiento y servicios a partir del próximo curso 2017-2018 gracias al esfuerzo de padres y madres, educadoras y Ayuntamiento; el CP Zelandi (segundo ciclo), Txioka Haur Ikastola (primer ciclo), Ikastola Iñigo Aritza (segundo ciclo) y el Colegio Sagrado Corazón (segundo ciclo). Aprovecho estas líneas para agradecerá a todos y cada uno de los citados centros su esfuerzo diario y la calidad de su oferta, ya que todo ello redunda en el bienestar de las familias de Alsasua-Altsasu.

No podemos olvidar, asimismo, el Centro Integrado Politécnico FP Sakana LH, gracias a cuya labor Alsasua-Altsasu cuenta con personas formadas para desarrollarse profesionalmente en empresas que cada vez más demandan una mayor formación en este ámbito. Hay que dar mayor protagonismo desde las instancias gubernamentales a la Formación Profesional, mirando de reojo a aquellos países que hicieron una apuesta firme en ella como herramienta y símbolo de desarrollo  económico.

Formación Dual en nuestro instituto que, junto a los jóvenes que estudian un grado y/o postgrado universitario, son la semilla que a medio y largo plazo ayudarán a levantar económicamente Alsasua-Altsasu y Sakana

Toda esta oferta educativa que, día a día, intenta reinventarse para poder afrontar los retos que el mundo actual y el futuro exige y exigirá, hace de Alsasua-Altsasu un municipio rico. Porque la riqueza de un municipio no solo se mide en base al dato que se obtiene de partir la liquidación del impuesto sobre la renta de las personas físicas, IRPF, entre los habitantes. La riqueza también se mide en términos cualitativos y es ahí donde la oferta educativa – como la cultura, la pluralidad, etc.- juegan un papel relevante.

Cada uno de los centros educativos de Alsasua-Altsasu contribuye de forma decidida a la riqueza de todo nuestro pueblo. Y es que todos y cada uno de estos centros son complementarios y necesarios para el desarrollo de nuestros jóvenes y, por lo tanto, para el desarrollo de Alsasua-Altsasu así como de sus empresas, presentes y futuras

Javier Ollo Martínez
Alcalde de Altsasu-Alsasua

To Top