lunes, 20 noviembre 2017

La presencia de la mujer en los consejos rectores de cooperativas agrarias es del 4,92%

La Unión de Cooperativas Agroalimentarias de Navarra (UCAN) ha celebrado una jornada para analizar la participación de la mujer en el medio rural.

Cristina Catalán
Pamplona - 20 octubre, 2017

Vista panorámica de una plantación.

Vista panorámica de una plantación.

El sector agrario es un sector muy “masculinizado” con una gran carga de tradición detrás, que hace que la presencia de la mujer en puestos decisivos sea muy reducida y de muy difícil acceso. Por ello, la Unión de Cooperativas Agroalimentarias de Navarra, UCAN ha hecho una apuesta decidida por dinamizar la participación de la mujer rural en los Consejos Rectores y ha celebrado en el Colegio de Médicos la jornada bajo el título “La mujer rural en las cooperativas agoralimentarias de Navarra”, una sesión que pretende ser el punto de arranque de este trabajo.

41.666 MUJERES RURALES EN NAVARRA

La mesa de apertura ha estado compuesta por José Mari Martínez, presidente de UCAN; Isabel Elizalde, Consejera de Desarrollo Rural y  Jerónima Bonafé, Presidenta de AMCAE y de Cooperatives Agro-alimentaries de les Illes Balears.

La consejera del gobierno foral ha destacado que “las mujeres rurales son la base del mantenimiento, conservación y desarrollo de las áreas rurales en términos económicos, sociales y culturales”. Sin embargo, los estudios socioeconómicos confirman la realidad de las mujeres rurales que se enfrentan, al igual que los hombres, a problemas graves derivados de la despoblación, de la falta de relevo generacional y del precario acceso a los servicios. “Pero además, las mujeres rurales padecen tasas más altas de desempleo que los hombres, su renta es menor que la masculina, y su acceso a servicios públicos básicos es más complicado”.

La mujer rural se enfrenta a mayores tasas de desempleo, renta inferior a la de los hombres y su acceso a servicios públicos es más complicado.

En Navarra la población femenina supone el 50,5% del total. En la zona rural, y en concreto en los núcleos menores de 2.000 habitantes, el porcentaje de mujeres empadronadas baja al 47,4%.

Según el censo, actualmente, son 41.666 mujeres las que viven en los pueblos de Navarra con menos de 2.000 habitantes. De ellas, 24. 688 (el 59,2 %) tienen entre 15 y 65 años. El 31,5% figuran como afiliadas a la Seguridad Social, principalmente en el sector servicios y con un 2,6 % en el sector de la agricultura y ganadería.

La presencia de la mujer en este sector es muy diferente según puestos laborales. Mientras en los puestos de decisión solo representan el 4,92%, la presencia total de la mujer en las cooperativas agrarias es del 38% y en gerencia del 17,86%. Cada vez hay más técnicas y mujeres en puestos directivos pero falta la presencia en la toma de decisiones.

El Gobierno foral contempla en su Programa de Desarrollo Rural de Navarra 2014-2020, distintas medidas para impulsar la participación femenina y la igualdad de oportunidades para ellas “incorporando la perspectiva de género en sus programas (según las recomendaciones del Instituto Navarro para la Igualdad); y fomentando la participación equilibrada de mujeres y hombres en los órganos de gestión, dirección y decisión”. Elizalde ha confirmado el compromiso del Gobierno a “seguir trabajando para intentar avanzar en el empoderamiento de las mujeres rurales y, especialmente, de las que trabajan en el sector agrario”.

Caja-rural

Jose Mari Martínez, Isabel Elizalde y Jerónima Bonafé

¿POR QUÉ ESTA AUSENCIA?

La primera mesa redonda se ha centrado en hacer un diagnóstico de la situación. Jerónima Bonafé, Vocal del Consejo Rector de Cooperativas Agro-alimentarias de España, ha señalado que no hay más mujeres en estos puestos de decisión de las cooperativas agroalimentarias porque “históricamente siempre ha sido así. Por costumbre, las juntas han sido compuestas por hombres. Además, los horarios a los que siempre se han convocado las reuniones de los consejos eran incompatibles con la vida de una madre con hijos. Las mujeres estamos en modo supervivencia. A un hombre no se le cuestionan ciertas cosas que sí se le cuestionan a las mujeres”.  

Cristina Goñi, Agricultora socia de la Cooperativa Agrícola Caja Rural de Artajona, ha explicado su caso personal y ha subrayado que lleva desde 2014 intentando formar parte de la junta de la Cooperativa de Artajona. “En una junta donde el 100% son hombres, en 2014 tocaba ser renovada. Me presenté voluntaria pero no se aceptó mi candidatura. En 2016, volví a intentarlo. Por lo menos, fui candidata y hubo elecciones aunque no salí elegida. Lo seguiré intentando. Si las mujeres creemos que no podemos hacer algo por nuestro género, nos limitamos nosotras mismas. Hay que intentarlo. Que se nos vea y escuche”.

Izaskun Abril, jefa de Gabinete de la Consejera de Desarrollo Rural, ha señalado que el gobierno “debe hacer un desarrollo rural inclusivo. Hay un gran desequilibrio entre Pamplona y comarca con el medio rural. Necesitamos pueblos vivos donde las mujeres puedan desarrollarse profesionalmente. El gobierno quiere dotar al medio rural de servicios públicos para conseguir ese desarrollo aunque debemos tener en cuenta, que éste también es, fundamentalmente, un tema social”. Abril ha comentado que las mujeres son más críticas consigo mismas que los hombres. “Debemos aprender a decir que no, pues nos cargamos de muchas cosas que nos restan de hacer otras”.

La presencia de la mujer en las cooperativas agrarias es del 38% y en gerencia del 17,86%.

MIRANDO AL FUTURO

La segunda mesa redonda ha analizado ¿Qué se puede hacer para incorporar más mujeres del mundo rural a los órganos de decisión de las Cooperativas. Ana Pérez, Presidenta de la Cooperativa Rizana y Vocal del Consejo Rector del Grupo AN,  ha incidido en que “nosotras mismas nos autolimitamos. Queremos ser las mejores en todo y debemos concienciarnos de que esto no puede ser así. Hay que sacrificarse pero no exigirnos tanto y perder el miedo. La conciliación familiar para mí es fundamental. Nunca vemos a un hombre pedir permiso a su jefe para llevar al niño al pediatra”.

acan-1

Cristina Goñi, Jerónima Bonafé, Izaskun Abril y Berta Bernarte (presentadora de la jornada)

Carmen Martínez, responsable del departamento de Igualdad de Oportunidades de Cooperativas Agro-alimentarias de España ha destacado la importancia de la formación e información  como herramientas imprescindibles para fomentar las capacidades y habilidades de las mujeres. Martínez  ha presentado las líneas de actuación con perspectiva de género que se llevan a cabo, entre las que se encuentran la Constitución de la Asociación de Mujeres de Cooperativas de España en 2013; el convenio de colaboración con el Ministerio de Sanidad, servicios sociales e igualdad para la ejecución de un programa de emprendimiento y liderazgo de la mujer en las cooperativas agroalimentarias 2013-2017; el reconocimiento de buenas prácticas en materia de igualdad en las cooperativas y un Pan de comunicación. “Debemos romper con la frase de que no hay mujeres en el mundo rural. Sí las hay, aunque sean pocas. Pero les falta autoestima y autorreconocimiento. Es un sector muy masculinizado”.

También ha participado Sonia Fuentetaja, Jefa de la Sección de Fomento de Explotaciones Agrarias y Asociacionismo Agrario.

To Top