martes, 17 octubre 2017

jorge-labartaEn el artículo anterior adoptábamos una estrategia alcista desde que el EUR/USD superó los 1,1050 estableciendo dos objetivos (para un operador equivalen a tomas de beneficios, y para una empresa podría equivaler por ejemplo a deshacer “seguros de cambio” para quedarse con la ganancia):

El primer objetivo situado en los 1,1340 fue alcanzado, (imaginemos que deshicimos el 50% de la posición)

El segundo objetivo situado en los 1,1440 no ha sido alcanzado, por lo que esa parte de la posición seguiría abierta, y hoy viernes día 26 de Febrero habría saltado el stop situado en los 1,0950.

Resumen de la situación: se habría obtenido un beneficio de 290 pips por el 50% de la posición, y por el otro 50% una pérdida de 100 pips. Es decir, la operación habría sido positiva aun no habiendo “acertado” con la tendencia de medio plazo.

El hecho de perder los 1,0950, y saltar el stop por el 50% de posición abierta, nos da la posibilidad de exponer cómo sin necesidad de “adivinar” lo que va a hacer la divisa se pueden obtener ganancias, o en el caso de una empresa, mejorar con mucho los ingresos o pérdidas por moneda extranjera.

A pesar de que la operación ha sido positiva he de contarles con sinceridad que yo no la he operado, y les explicaré porqué:

Cuando alguien analiza y opera divisas no trata de operarlas todas. Mi método de trabajo, por ejemplo, consiste en identificar las monedas más fuertes y las más débiles, y operar precisamente ese par de divisas. Les pongo un ejemplo de esto:

El último análisis que publiqué para la revista “Inversión&finanzas” fue durante la segunda quincena de Enero de 2016, y pocos días después también lo colgaron en su web. Se trató de un análisis del USD/JPY (Dólar Usa/ Yen japonés), que pueden ver aquí: Análisis del DÓLAR USA/ YEN.

En dicho análisis la estrategia planteada era la de vender USD/JPY en el caso de que se rompiese a la baja el fuerte soporte situado en los 116,000. Tras romperlo, la cotización ha llegado a estar estos días en los 111,000, por lo que afortunadamente la estrategia ha salido muy bien.

Con esto quiero decirles que, en ocasiones, los gráficos son más sencillos de analizar puesto que las fuerzas de la oferta y de la demanda son más ”previsibles”.

Lamentablemente esto no ocurre con la situación actual del EUR/USD, encajado durante todo en 2015 en un gran lateral cuyo rango oscila entre los 1,1400 y los 1,0500. Pero es lo que hay, y como se trata de la divisa más utilizada por las empresas vamos a tratar de analizarla:

Según el análisis técnico, los laterales suelen ser estructuras que en el caso de romperse, a un lado u otro, avanzan “al menos” en una proporción similar a la del rango. Es decir, si el rango es de 1,1400-1,0500= 0,0900, en teoría, si el precio superase los 1,1400 se iría hasta los 1,2300; si sin embargo cayese por debajo de los 1,0500 alcanzaría los 0,96 (por debajo de la paridad) Esto se debe a patrones estadísticos. No nos extendamos más.

Es decir, nos encontramos en una zona de indefinición; en tierra de nadie. O dicho de otro modo, los importadores de dólares ya debieron cubrirse hace mucho tiempo (cuando hubo indicios de tendencia a favor de la fortaleza del dólar), y los exportadores de dólares han podido ir cerrando seguros de cambio a largo plazo poco a poco, disfrutando en cualquier caso de cómo la divisa iba en tendencia a su favor.

Como “adivinar” hacia donde se va a ir es una utopía, lo mejor es aplicar una gestión activa de la moneda extranjera, en función de los intereses de la empresa. Como hemos argumentado con el planteamiento anterior no es necesario adivinar el movimiento.

Siguiendo el análisis, tras perder los 1,0950 de nuevo el sesgo cambiaría a bajista. En este caso situaría el stop en 1,10700 y el objetivo sería alcanzar los 1,0820 y después los 1,0520.

Tratar de cubrir la moneda extranjera dentro de un rango así es un quebradero de cabeza. Sin embargo, lo que debería preocupar a la competitividad a largo plazo de una empresa importadora es que el EURUSD llegue a perder los 1,0500, por el mayor potencial recorrido que eso daría. Y en el caso de una exportadora que se superen los 1,1400.

Les dejo el gráfico diario y semanal.

EURUSDDaily EURUSDWeekly

 

Jorge Labarta
Economista, analista técnico bursátil y autor del libro “Así me hice trader” 

Archivado en:

Bolsa · Competitividad · Dólar · Estrategia · Euro · Jorge Labarta · precio · trader · yen ·

To Top