lunes, 22 mayo 2017

caja-laboral

Responsables de Laboral Kutxa han presentado los resultados obtenidos en 2015 por esta cooperativa de crédito con sede en Mondragón. En concreto, dicha entidad finalizó el último ejercicio con un beneficio neto de 110,3 millones de euros, lo que supone un incremento del 0,9 por ciento respecto a 2014 así como un nivel de morosidad del 7,4 por ciento.

A partir de ahí, desde la dirección de Laboral Kutxa han destacado que sus cifras se han producido tras un período de crisis en el que el sector financiero ha vivido una “profunda reestructuración”. En ese contexto, los problemas se han centrado en la solvencia, la morosidad y la liquidez, lo que ha repercutido en un negocio bancario que se ha caracterizado por una situación de tipos “extremadamente bajos y una feroz competencia que lastra, más si cabe, los márgenes del negocio típico y afecta de manera notable a la generación de ingresos recurrentes”, han añadido.

Sin embargo, pese a ese entorno “competitivo inédito y enormemente exigente”, la cooperativa de crédito ha logrado compensar la presión sobre los márgenes de la actividad financiera, en base al control de los gastos de explotación y a la “elevada calidad” de su cartera crediticia. Fruto de ese esfuerzo, Laboral Kutxa ha cerrado el año con un beneficio consolidado después de impuestos de 110 millones de euros y mantener “una de las mejores ratios de rentabilidad sobre activos totales medios del sector”

BENEFICIO NETO

Por lo demás, según han precisado desde la dirección de la cooperativa de crédito, pese a que los tipos de interés están cercanos a cero, la cuenta de resultados presenta un margen de intereses de 309 millones. Las comisiones, dividendos y otras operaciones financieras han contribuido a un margen bruto que suma 464 millones, un 10,4 por ciento menos que en 2014.

Asimismo, Laboral Kutxa ha destacado que la entidad ha mantenido un “estricto” control sobre este aspecto. En concreto, la factura de los gastos de administración se ha visto minorada en 12 millones hasta alcanzar la cifra de 241 millones, reduciendo el gasto en un 4,8 por ciento con respecto al ejercicio anterior.

Por otra parte, ha subrayado que la calidad de los activos que atesora la entidad y la baja morosidad registrada en el ejercicio han originado una minoración en la necesidad de dotaciones, que se reduce a 82,9 millones, un 30,6 por ciento por debajo de 2014.

No obstante, la entidad ha continuado incrementando sus niveles de cobertura y provisionando con “prudencia”, tal y como, según ha manifestado, “ilustra la cobertura al 100 por cien de su inversión en la SAREB”.

MOROSIDAD A LA BAJA

A cierre de ejercicio, la ratio de morosidad se reduce hasta el 7,4 por ciento del total de la financiación concedida, dato que, según Laboral Kutxa, “contrasta positivamente con el porcentaje de dudosos del sector, que en noviembre se situaba en el 10,4 por ciento, tres puntos por encima”. Además, ha puesto de manifiesto que lo ha hecho manteniendo “su perímetro de análisis durante todo el ejercicio, sin realizar movimientos corporativos u operaciones de venta de paquetes de activos problemáticos“.

Igualmente, ha subrayado su “excelente posición de liquidez”. En concreto, la ratio LTD (loan to deposit), que relaciona los depósitos de la entidad con el volumen de créditos concedidos a clientes, se sitúa en un “cómodo” porcentaje del 88,2 por ciento, cuando en la media del sector se eleva hasta el 116 por ciento.

Además, ha afirmado que muestra una “sólida fortaleza” financiera medida en términos de solvencia. El coeficiente de solvencia total se eleva hasta el 15,92 por ciento. Por su parte, la ratio de capital principal CET1 a cierre del ejercicio, que mide el capital de primera calidad en relación a los activos ponderados por su riesgo, se asienta en el 15,12 por ciento en su versión ‘phased in’ y se eleva hasta el 16,06 por ciento en el cálculo ‘fully-loaded’.

“La entidad se sitúa en las primeras posiciones del sector en solidez financiera y supera con holgura los requerimientos de capital establecidos por el supervisor bancario”, han afirmado sus rectores.

RECURSOS INTERMEDIADOS

caja-laboral-burladaEl volumen global de recursos intermediados se eleva hasta los 18.753 millones, con un incremento del 3,9 por ciento. En concreto, han logrado crecimientos superiores al 20 por ciento en las cuentas Max y Ahorro Bienestar, y del 15 por ciento en las cuentas operativas.

Fuera del balance, los saldos de fondos de inversión y planes de previsión y pensiones presentan un aumento del 9,1 por ciento. Laboral Kutxa ha manifestado que el crecimiento es “especialmente reseñable” en la gama Selek, exclusivos de los clientes adscritos al servicio de Banca Personal, con un 75 por ciento de incremento en saldos. Por su parte, las EPSV y planes de pensiones ha contabilizado un 8 por ciento de aumento de clientes activos en aportaciones.

INVERSIÓN CREDITICIA

Desde Laboral Kutxa advierten de un “cambio de tendencia” en relación a la inversión crediticia. Los saldos de créditos totales a clientes se cifran en 13.638 millones de euros (-3,46 por ciento), de manera que se atenúan “notablemente” los descensos de ejercicios anteriores y “en línea con el suave aterrizaje general del conjunto del sector”.

En el ámbito doméstico, ha afirmado que la constatación del repunte de la inversión ha sido “muy patente” en la entidad y cree que los “importantes crecimientos” experimentados por las nuevas formalizaciones son indicativos de una “incipiente recuperación” económica.

Las nuevas firmas de préstamos hipotecarios se han incrementado en un 36 por ciento con respecto al ejercicio anterior. Por su parte, los préstamos al consumo han crecido un 26 por ciento.

En el segmento de empresas, la actividad industrial ha ido consolidando su recuperación y se ha producido un incremento del 1% en los saldos netos de la financiación para la inversión. En concreto, ha subrayado que se ha dado un “contundente aumento” interanual del 31% en nuevas formalizaciones de préstamos y leasing respecto al año anterior.

La entidad ha manifestado que, a lo largo de 2015, ha mantenido su apuesta por un modelo de negocio basado en la especialización y la aportación de valor al cliente desde la cercanía y el asesoramiento.

En este sentido, ha destacado el lanzamiento del Plan Orain 2, con una dotación de 2.000 millones para autónomos y empresas. En 2015, ha aumentado un siete por ciento el número de empresas a las que se ha concedido financiación para nuevas inversiones respecto al cierre del año anterior.

También ha destacado su actividad promotora durante 2015 en el marco de su vocación social de apoyar al empleo. En este sentido, ha indicado que se habilitó un importe de 75 millones de euros para ofrecer cobertura financiera a más de 5.000 emprendedores y microempresas.

Por otra parte, el negocio de Seguros ha aportado en 2015 a Laboral Kutxa unos resultados globales de 30,4 millones, con unas primas totales de 173,5 millones. Unos resultados que se deben a la venta de nuevas pólizas, a las “excelentes” ratios de renovación de la cartera, al control de la siniestralidad y a la mejora de la eficiencia y productividad.

Por último, ha precisado que más de 300.000 personas son usuarias activas de los diversos canales a distancia de Laboral Kutxa, con más de 100 millones de transacciones en el ejercicio y un “despegue relevante” en la Banca Móvil, que supera los 2 millones de operaciones realizadas desde enero hasta diciembre.

To Top