martes, 17 octubre 2017

LAKET recortada
LAKET recortada

Stand de Laket en una reciente feria en Madrid

Una información de Cristina Catalán para Navarra Capital 

Sus orígenes se sitúan en 1915 en una carnicería. Su producción ha estado centrada a lo largo de su historia principalmente en la elaboración de chistorra. La cuarta generación de esta empresa familiar ubicada en Arbizu, crea en 2008 la empresa Laket Artesanos cuya principal actividad siguiendo la tradición, es la elaboración de este embutido, de la cual producen entre 2.000 y 2.500 kilos a la semana. Su chistorra es vendida en localidades como Madrid, Barcelona, Valencia o Asturias.

La producción de Laket Aresanos se ha ido ampliando a un par de referencias más como el chorizo de ave o morcilla. Pero en estos seis últimos años, la empresa ha ido desarrollando otras líneas de negocio que han estado basadas en platos preparados de ensaladas, carnes y pescados. “Los clientes de platos preparados nos han ido demandando la posibilidad de elaborar postres. Hace un año, comenzamos elaborando tarta de queso y tarta de requesón para un tercero, con otra marca. Y ahora nos hemos animado a ampliar esta línea de negocio, la gama de postres”, explica Jon Lakuntza, gerente de Laket Artesanos.

La empresa ya contaba con los permisos sanitarios necesarios para la elaboración de estos postres pero ahora se les ha concedido los permisos necesarios para recibir leche fresca, “un tema mucho más delicado sanitariamente. A partir de ahí, ya podemos comenzar a elaborar otros postres como arroz con leche, natillas, goshua, etc. Esperamos que para junio puedan comercializarse algunas de nuestras referencias de postres. “, añade Lakuntza. En base a la maquinaria que poseen, preveén que su producción en postres pueda oscilar entre los 800-1.000 kilos diarios como capacidad máxima, “lo que realimente produzcamos se verá en función de la demanda de mercado”.

NUEVO PACKAGING PLATOS PREPARADOS

Durante el pasado Salón Gourmet celebrado en Madrid, Laket Artesanos, también ha presentado su nuevo packaging de platos preparados, una nueva manera de presentar y vender sus platos. Hasta ahora, sus platos preparados se clasificaban en dos clases “recetas tradicionales” y “recetas gourmet”, “pero tras hacer una reflexión, llegamos a  una conclusión: entendemos que toda la cocina, incluida la de vanguardia, es tradicional en su origen. Al final, todas las recetas se basan en los platos de siempre aunque se vayan amoldando a los nuevos tiempos”, comenta Lakuntza.

De este modo, Laket Artesanos ha realizado una nueva clasificación de sus platos en dos grupos: por un lado, la línea de básicos, llamados así porque incluyen platos que pueden consumirse en el día a día (ensalada rusa, ensalada de txaka, de pollo, lasaña de varios tipos, musaka, albóndigas). A  nivel comercial tienen mayor rotación. Por otra parte, se sitúa la gama de selección, platos que tienen el sello Reyno Gourmet y Artesanos y que incluyen recetas como ajoarriero, chipirones, guiso de ternera o de toro, callos, menudos, etc.). Tienen más elaboración y el cliente también aprecia mucho aunque no sean platos de comer a diario.

Basándose en este nuevo concepto de clasificación de platos, Laket ha diseñado un nuevo packaging para su gama de platos preparados cuya producción al mes es de alrededor de 30.000 unidades y cuyo mercado se centra en medianas superficies, tiendas y hostelería de localidades cercanas como País Vasco, Logroño, Zaragoza además de Navarra.

 

 

To Top