viernes, 20 octubre 2017

Cada vez que alguien me pregunta por las claves de un emprendimiento exitoso, me acuerdo del programa de radio que lideramos hace unos años dos amigos y yo sobre el tema: Emprendizaje –un híbrido entre emprendimiento y aprendizaje.

En Emprendizaje entrevistamos a más de 300 empresarios y emprendedores con jugosos aprendizajes. De esa experiencia yo saqué la conclusión de que en el éxito varias “Cs” tienen una influencia clave.

La primera C es la Confianza. Confianza en uno mismo, confianza en la consecución de tus objetivos, confianza en el equipo. Equilibrio perfecto entre la confianza en mí y en mi entorno para evitar lo que en entornos naturales se conoce como “Entropía” (fuga y desorden de energía en un sistema o cantidad de energía innecesaria que invertimos en protegernos o buscar re-equilibrar nuestro cuerpo y mente ante los avatares del entorno).

La segunda C clave es, para mí, la Constancia. Perseverar en el intento, analizar los éxitos para repetirlos y los intentos para cada vez, como decía Beckett, “fracasar mejor, en menos tiempo y con mayor aprendizaje”. Convivir bien con la incertidumbre alimenta la constancia y nos ayuda a ir adaptándonos.

La tercera C es, desde mi perspectiva, la Comunidad. Comunidad dentro de mi empresa: todos nos comprometemos con el resultado, porque a todos nos inspira lo que deseamos conseguir, JUNTOS, y remamos como cuadrilla de trainera a la voz de nuestro líder. Comunidad fuera de mi empresa, consciente del servicio que aporto al entorno al que sirvo y a aquel en el que me encuentro.

La Comunidad nos habla de éxito económico. Nadie buscaría un taxi en medio de un desierto, ni es posible buscar negocio desde el aislamiento hermético a este lado de la puerta de mi despacho. Comunidad nos habla de pertenencia y de servicio. Toda venta es, desde mi perspectiva, un servicio que satisface una necesidad concreta de la comunidad a la que sirve.

Las tres están estrechamente vinculadas, ya que sin confianza en mí y en mi entorno jamás crearé comunidad, ni tendré la constancia suficiente como para convertir mi producto o aporte de valor en un servicio que realmente satisfaga sus necesidades.

 

Marta Martínez Arellano

Mentor-Coach de desarrollo de personas y organizaciones por la EASME

Consultora certificada CTT© de Barrett Values Centre y miembro de la Red Internacional de consultores para la Transformación empresarial.

 

To Top