miércoles, 17 enero 2018

“Las empresas tienen que minimizar los riesgos del Brexit”

Isabel Peñaranda González-Llanos, directora territorial del ICEX en Navarra, opina sobre la posición que deben tomar las empresas frente al Brexit.

Belén Armendariz
Pamplona - 29 septiembre, 2017

(FOTO: Víctor Rodrigo)

(FOTO: Víctor Rodrigo)

Desde su puesto, al frente del Instituto de Comercio Exterior en Navarra (ICEX), Isabel Peñaranda tiene contacto directo con las empresas que apuestan por el mercado internacional para crecer; con las que llevan años haciéndolo y con las que acaban de echar andar. El que quiere hacer negocio no puede dejar de pensar en vender fuera. Y lo  estamos notando. Hay gente que, antes de constituir la empresa, ya está pensando en cómo exportar”. Para ello miran a países como Francia, Alemania o Reino Unido. Lo que ocurrirá con éste último cuando el Brexit sea una realidad es todavía una incógnita, pero, sin duda, se notará en la balanza comercial.

Es el cuarto país receptor de productos navarros y 196 empresas exportan allí regularmente.

¿Se puede considerar Navarra una comunidad exportadora?

Navarra siempre ha sido netamente exportadora. El saldo exterior siempre es positivo. El  PIB navarro es el 1,6% del nacional y las exportaciones son el 3,3%. Además, la cobertura, que es la relación entre exportaciones e importaciones, siempre supera el 180% en Navarra, mientras que la media en España no llega al 100%. Y, a todo eso, se suma que el número de empresas que exportan ha ido creciendo a lo largo del tiempo.

¿Cuántas empresas exportadoras hay en la Comunidad foral?

Tenemos 2.600 empresas que exportan. Y de ellas, 888 han exportado en los últimos cuatro años seguidos. De 2006 a 2016, se ha elevado un 40% tanto las que exportan puntualmente como regularmente.

Si son 888 empresas, ¿no se trata solo de Volkswagen y el sector de la automoción?

Navarra empezó a exportar con la fabricación de coches, pero luego esto ha tenido bastante arrastre. Además,  algunas empresas de automoción se reconvirtieron al sector de las renovables y ahora tienen un peso en las exportaciones que no está mal. En 1995, la automoción era el 60% de las exportaciones y ahora, el 44,6%. Y en 2016, el sector de bienes de equipo, que prácticamente es todo de energías renovables, casi es el 28%. Se va diversificando poco a poco en sectores y van aumentado otros como la alimentación, por ejemplo. Lo que pasa es que en alimentos se mueve menos dinero. Aún así, en el primer semestre de 2017, supone el 13,2% de todas las exportaciones, que no está nada mal y, por ahora, no nos da sustos.

En los últimos 10 años, se ha exportado un 40% la exportación navarra a Reino Unido.

Esa preferencia con la UE, además de por proximidad, se entronca en la ventaja de tener la misma legislación y libertad aduanera. Algo que el Brexit pone en peligro con Reino Unido.

Es como estar en casa. Vender en Francia o en Cuenca es prácticamente lo mismo. La única diferencia que teníamos con Reino Unido era la moneda y la fluctuación del cambio, aunque ya últimamente no hay. Pero todo lo demás era igual. Sin embargo ahora todo eso está en litigio.

(FOTO: Víctor Rodrigo)¿Tienen miedo las empresas de lo que pueda ocurrir con el Reino Unido?

Todavía no hemos notado ese nerviosismo. Pero, claro, todavía no ha cambiado nada; se sigue trabajando exactamente igual. Los humanos somos así, hasta que no lo ves encima… El problema es que el 29 de marzo de 2019 no está lejos y las empresas tendrán que ir pensando qué hacer, porque algo pasará. La situación es difícil. Pero, si llegamos a marzo sin hacer nada, de repente, Reino Unido pasará a ser un país tercero.

Se sigue trabajando exactamente igual con Reino Unido, las empresas  todavía no han notado el Brexit.

Se ha mencionado ya la posibilidad de un acuerdo puente…

Sí, sí, seguramente tendrá que haber algo de eso. Pero aunque haya un periodo transitorio, a la larga… Las empresas tienen que ser conscientes de lo que pasa, porque Reino Unido es el cuarto cliente de Navarra y en unas tendrá más peso y en otras menos.

¿Cuántas podrían verse afectadas?

El último dato habla de 290 empresas que exportan a Reino Unido. Lo que es casi el 10% del total de exportadoras navarras. Y de ellas, 196 son regulares, dos tercios. Ahí se ve que los clientes ingleses son bastante fieles, lo cual tiene su parte positiva y su parte negativa. Es un mercado súper maduro. Saben bien lo que quieren. Las empresas tendrán que seguir diversificando como lo están haciendo, en países y en productos,  y minimizando los riesgos… Hombre, Reino Unido va a tener que seguir comprando, no le queda más remedio.

¿Qué es lo que más compran?

Coches, por supuesto, y componentes de automoción. Una curiosidad: han disminuido las exportaciones nacionales de coches a Reino Unido y, en cambio, en Navarra han aumentado. No se sabe muy bien por qué. Han subido en automóviles, componentes, en maquinaria para producir energía, hasta en vinos pese a que disminuye en toda España… Para Navarra, Reino Unido es nuestro primer mercado en vinos. Así que a alguna bodega sí que puede hacerle daño. Además, las bodegas son todas muy exportadoras. Pueden llegar a exportar el 70% de su producción. Por ahora va bien, pero claro que les va a afectar cualquier posible cambio.

El 29 de marzo de 2019 no está lejos y las empresas tendrán que ir pensando qué hacer, porque algo pasará.

Además del vino, ¿qué sectores están más expuestos?

El agroalimentario. En temas industriales siempre los acuerdos son más fáciles. Pero los alimentarios tocan más a la fibra de cada uno, como las Denominaciones de Origen, por ejemplo. Si se reconocen o no. Hay que ver qué marco legal se acepta o no.

Sorprende ver que las exportaciones con Reino Unido bajaran en 2016 un 5,1% y en el primer semestre de 2017 suban un 10,8%. ¿A qué se debe?

Lo que pasa es que las cifras de Navarra son pequeñas y fluctúan mucho. En este semestre los equipos generadores de energía han crecido… A nada que haya un contrato por ahí de renovables se dispara… Pero lo cierto es que a Navarra nos ha ido bien. En este primer semestre han crecido un 10,8%  mientras que en el resto de España lo han hecho el 1,6%. Pero también es verdad que en 2016, se incrementó el 5,1% en España y en Navarra bajó un 5,1%.

¿Se aventuraría a predecir qué va a pasar?

El negociador europeo lo ve bastante negro. Queda poco tiempo. Lógicamente, en la cultura de la UE y de RU está la apertura comercial, pero eso se ha convertido en moneda de cambio. Todos queremos el mejor acuerdo, por el bien de todos. Esperemos que los políticos sepan conducir el asunto.

To Top