jueves, 25 mayo 2017

Foro Europeo 3 Final

Una información de Cristina Catalán para Navarra Capital  Fotos Miguel Ciriza©

ANEL nos proporciona una cierta zona de confort, un lugar seguro donde emprender”. Así calificaban la labor de la Cooperativa de Emprendedores representantes de dos de los proyectos que gracias a ella han visto la luz. Responsables de ANEL presentaron este viernes 15 de abril en qué consiste la Cooperativa de Emprendedores a alumnos de postgrado de Foro Europeo.

Para ello, contaron con la experiencia de dos empresas que han pasado por la Cooperativa de Emprendedores de ANEL y que hoy día están ya constituidas como tal. En concreto, SIG y Mediación Navarra compartieron con los alumnos su vivencia como emprendedores, sus dificultades, retos, etc., y además, les explicaron  cómo es emprender bajo la fórmula de cooperativa.

Elena Zabalza de ANEL

Elena Zabalza de ANEL

Elena Zabalza, del área de creación de empresas de ANEL, les explicó la labor que se desarrolla en ANEL y en concreto en la Cooperativa de Emprendedores, de la que destacó el asesoramiento y acompañamiento a las personas que desean emprender. “Hace dos años que se creó la Cooperativa de Emprendedores de ANEL donde los emprendedores pueden testar y comprobar la viabilidad de su proyecto, con cobertura legal, y ver si es factible en el mercado con garantías de éxito”.

APOYO EMOCIONAL

La abogada Amaya Sanz fue la encargada de comenzar a explicar a los alumnos su paso por la Cooperativa de ANEL. Ella, junto con la psicóloga Maite Ruiz y la también abogada y mediadora Elena Sarasa, crearon Mediación Navarra, una empresa de resolución de conflictos por la vía de la mediación,  un proceso en desarrollo en España que aúna cobertura jurídica y atención psicosocial, cuya finalidad es que las partes lleguen a un entendimiento antes de recurrir a juicio.

Amaya hizo un recorrido por su experiencia personal y profesional de la que destacó que tras muchos años en un despacho,  llegó un momento en el que se “reinventó” y decidieron emprender y crear Mediación Navarra. Fue el primer proyecto que entró en la cooperativa y la primera empresa que salió al mundo laboral gracias a ella. Eligieron el modelo de Economía Social porque “es un modelo que está centrado en las personas, un modelo democrático en el que todas tenemos el mismo peso en la toma de decisiones, un modelo colaborativo”, explicó.

Amaya Sanz, de Mediación Navarra

Amaya Sanz, de Mediación Navarra

Sanz destacó de su paso por ANEL el hecho de que les ofrecía “una estructura jurídica donde poder ir desarrollando una imagen de marca, de servicio. Nos permitió ir testando nuestros servicios con clientes y facturar sin perder en ese momento el desempleo. Además, nos ofrecían un lugar físico donde poder ir todos los días a trabajar, algo para nosotras muy importante, que valorábamos mucho pues sentíamos que trabajamos por y para algo. La Cooperativa nos permitió ponernos nombre y desarrollar el posicionamiento de marca”.

Además, según señaló Amaya, la Cooperativa ha sido mucho más para ellas. “Ha sido apoyo emocional, nos ha permitido constituirnos, consolidarnos como equipo de trabajo y conocer nuestros intereses, algo que se va descubriendo en el trabajo del día a día y en la toma de decisiones”, señaló. Sanz también destacó que para ellas fue muy importante el compartir experiencias con los otros proyectos y profesionales con los que coincidieron en ANEL, porque en el camino del emprendimiento también se han ayudado y apoyado entre ellos.

Según Amaya, emprender le permite un gran desarrollo personal porque todos los días son retos. “Es una aventura, una decisión que requiere mucha paciencia, mucha determinación, confianza en las posibilidades de cada uno y aprender de uno mismo. Para nosotros por ejemplo, lo más complicado es la labor comercial. Es difícil, también lo es hoy día buscar trabajo. No es la panacea. Pero es un camino más.”, aconsejó Sanz a los estudiantes, que se mostraron muy interesados sobre la labor de su empresa.

ENSAYO REAL DEL PROYECTO

Xabier Barón, formador y socio de SIG, también participó en la sesión aportando su experiencia en la Cooperativa de ANEL. SIG es una cooperativa de servicios de ingeniería especializada en sistemas eléctricos, conversión de potencia, y generación eléctrica, que ofrece la coordinación técnica integral de proyectos con alto contenido tecnológico.

Tras varios años en otro puesto de trabajo, Xabier Barón conoce a Oscar Alonso, el cual le propone unirse al proyecto de SIG en ANEL. “Un año en la cooperativa nos ha indicado que el proyecto funciona y mantenemos los clientes que conseguimos entonces, a pesar de que pensábamos que una vez realizado el servicio para el que se nos requería, nuestra relación con ellos terminaría en ese momento”.

Xabier Barón, de SIG

Xabier Barón, de SIG

Xabi quiso explicar la labor de la cooperativa, haciendo una comparativa con las escaleras que son necesarias subir para llegar hasta ella en ANEL. “Cuando uno llega a ANEL se encuentra unas escaleras que me parecen que son muy metafóricas. Uno va subiendo esas escaleras y tras subir un montón de ellas, se encuentra un ascensor. Yo esto lo entiendo como que los comienzos son muy complicados pero una vez que están superados ya tienes todo más claro. ANEL te permite realizar un ensayo real. Te ayudan a subir esos escalones de la mano mediante la formación, que es fundamental, en el ámbito jurídico, económico y fiscal. En cada uno de esos escalones ya sea el propio equipo de ANEL o los emprendedores de los otros proyectos, te da un poco la mano para subir un escalón más. Y además, una vez llegado al rellano, te  permiten testar la idea, e incluso facturar”.

Según Xabier Barón “los profesionales de ANEL te reciben muy bien, son muy cercanos, muy didácticos. ANEL nos proporciona una cierta zona de confort, un lugar seguro donde emprender. En pedagogía, el apego se denomina como el lugar seguro desde donde uno conoce el mundo. ANEL nos ofrece eso, ese apego al bebé que es el proyecto a emprender”.

 

To Top