martes, 19 septiembre 2017

leiremartinez2 copia

Acostumbrada a conquistar al público en sus conciertos, Leire Martínez supo conectar también con los asistentes a su conferencia sobre el ‘Éxito’ organizada por Foro Europeo en sus instalaciones. Su visión sobre este concepto estuvo ilustrada con  experiencias y anécdotas personales que aportaron autenticidad y cercanía a su discurso.

leiremartinezprincipal copiaLa cantante, que nació en San Sebastián pero está muy ligada a Navarra y a Puente la Reina, de donde procede su familia y donde pasó muchos veranos, comenzó su exposición con la pregunta “¿Soy una historia de éxito?”, dirigida a cuestionar de qué está hecho este término tan abstracto.

Para ella el éxito es algo más que la fama y el dinero, y en su caso no se puede comprender sin toda la trayectoria personal que hay detrás, y que incluye las dificultades de cualquier joven de hoy en día por abrirse paso en un mundo muy exigente; salir de casa, dejar los estudios incompletos (ahora ya es diplomada en Educación Especial), trabajar de dependienta para pagar el alquiler, etc.

De hecho, el fracaso es la herramienta con la que comenzar a cincelar el éxito. “Mi historia no es una historia de éxito, es una historia de fracasos”, aseguró. Hace años, curioseando en Internet, la cantante descubrió que según el traductor de Google, el fracaso no es más que un ‘fallo’; un termino mucho más fácil de asumir, un elemento necesario de nuestro aprendizaje”.

Su paso por el programa Factor X fue su primera toma de contacto con la fama, y no fue nada fácil: “Ni les interesaba la música, ni les interesábamos los concursantes. Sólo les interesaba la audiencia. Cuando terminé rompieron delante mía el contrato que había firmado con ellos y me dijeron, ‘venga, ya te puedes ir a tu casa’. ¿Otro fracaso? Pues no”. Gracias a esta experiencia aprendió “un montón”, y fortaleció su deseo de intentar tener una carrera en el mundo musical. 

leiremartinez5 copia

BUENA SUERTE

No mucho tiempo después le llegó la llamada de La Oreja de Van Gogh para unirse a la banda, una idea que inicialmente la aterrorizó, “¿dónde te has metido, qué va a ser de tu vida a partir de ahora?, me decía. Estaba asustadísima, pero la gente me decía que me había tocado la lotería, que qué suerte tenía, explicó la cantante.

Esta “suerte” tan relacionada con el azar le incomodaba mucho, porque no tenía en cuenta todo lo que ella había tenido que pasar y hacer para formar parte de unos de los grupos de música más importantes del país. El libro de Alex Rovira ‘La Buena suerte’ le ayudó a tejer un nexo entre este concepto y su propia experiencia.

Según Rovira, la buena suerte se establece gracias a la preparación y la oportunidad, y a mayor preparación, menos intervención del azar.La buena suerte depende de uno mismo. Yo soy la única que ha conseguido que me suba a los escenarios a cantar, con mis errores, mis fracasos, mis sueños y mis ganas de superación”. 

La ilusión y la fe en sí misma siempre la han acompañado, y gracias a ellos pudo superar los momentos más complicados, aunque como ella subrayó en varias ocasiones durante su intervención, la preparación es el factor clave para alcanzar el éxito. “Me gusta creer que en que las cosas se pueden hacer, pero no basta con creer”, apuntó.

La solista citó una conferencia de Toni Nadal, tío y exentrenador de Rafa Nadal, sobre la rivalidad entre su sobrino y Roger Federer como ejemplo de porqué la preparación le permitió al tenista mallorquín superar el descomunal talento del suizo.

Leire Martínez, que se estrenaba como conferenciante en Foro Europeo, acabó su ponencia invitando al joven público presente a mirar hacia los sueños y las satisfacciones personales, y no las que vienen impuestas desde fuera: “El éxito es el que vosotros queráis que sea, no el que otros os dicen que es”.

Una información de Miguel Ciriza© para navarracapital.es

 

 

To Top