sábado, 27 mayo 2017

Inversión de 1 M€ en la Ciudad Agroalimentaria de Tudela

Jamones Volatin se dota de una línea con capacidad para fabricar 1.500 unidades diarias de lomo embuchado, la nueva "apuesta comercial" del fabricante y comercializador navarro de jamones y paletas

Jesús Jiménez
Tudela - 25 abril, 2017

jamones volatin tudela

Jamones Volatín se dedica, desde 1985, a la fabricación y comercialización de Jamones, paletas y embutidos, en diferentes formatos; productos enfocados hacia la gran distribución, hostelería, restauración y B2B (prestación de servicios entre dos empresas). En marzo de 2014, con una inversión que superó los 4 millones de euros, se trasladaron a la Ciudad Agroalimentaria de Tudela.    

Al acceder a sus naves de fabricación y cerrar los ojos unos segundos, en el teatro de la mente aparece una “postal” de sensaciones olfativas que huelen a vida misma. En una frágil oscuridad que también sabe a recuerdos de cultura rural milenaria. Levantado “el telón”, encontramos, además, otra realidad, la de sus fortalezas empresariales. Los números reflejan que mantienen un crecimiento sostenido y su facturación se ha duplicado en los tres últimos ejercicios: 30 M€ en 2016.  

Durante los últimos años hemos experimentado un crecimiento anual de un 20 %, lo cual nos ha permitido consolidarnos como el séptimo fabricante español en nuestro sector. Actualmente, nos encontramos en un momento de consolidación, en el mercado Nacional, y de continua expansión, a nivel internacional, informan desde la compañía, formada por una plantilla que ronda los 40 empleados.

jamones-volatinPrueba de ello es la última inversión realizada y la comercialización de un nuevo producto: “Ha consistido en una línea de producción de “lomo embuchado” blanco e ibérico, para lo cual se han ampliado las instalaciones con dos salas independientes. Una, con dos bombos amasadores y una línea automática de embuchado,con una capacidad productiva de más de 1.500 unidades al día. La segunda sala corresponde a la bodega climatizada para curar estos productos, con capacidad para más de 100.000 unidades.El valor de la inversión supera el millón de euros”.   

INTERNACIONALIZACIÓN

La internacionalización suele ser una muesca en el camino para muchas PYMEs navarras, sobre todo en la industria. Y más en la Ribera.  No es el caso de Jamones Volatín, donde la exportación supera más del 40 %de su facturación. “Contamos con presencia en más de 15 países, como por ejemplo Alemania, Francia, Inglaterra, Italia, Suecia, Grecia, Japón, Corea, China, Argentina, Uruguay, Panamá….etc. Para nosotros -añaden- es fundamental el mercado internacional. Hemos analizado en profundidad los diferentes mercados exteriores, el consumo, la tipología de producto así como el envasado según el país de destino, creando una red comercial propia por países, permitiéndonos acercarnos de forma ágil y directa a los clientes. Nuestro objetivo es poder llegar al 60 % de exportación en dos años“. 

Las empresas saben que su futuro depende bastante de la capacidad de innovar, no solo en producto sino también en procesos y organización. “La innovación es un aspecto fundamental en nuestro sector ya que las tendencias de consumo cambian de forma acelerada. En esta dirección, estamos innovando en producto, con nuestra nueva gama de “lomo embuchado”, y  en procesos,  con la automatización de todas nuestras líneas. Y desde luego en el aspecto organizativo, estructurando la empresa según departamentos transversales, lo que nos permite dar respuesta interna y externa de forma ágil y ordenada”. 

“Entendemos que una Europa fuerte, unida y cohesionada favorece el comercio interno así como la exportación fuera de las fronteras de Europa. El “Brexit” puede marcar un antes y un después en la comercialización europea”

FLEXIBILIDAD

La búsqueda de nuevas oportunidades para entenderse con el cliente forma parte del día a día de las empresas.  Anunciar y vender como única estrategia de marketing es historia. En este sentido, Jamones Volatín apuesta por lo que denominan “servicios adicionales y valor añadido a su producto”. Consiste en ofrecer al cliente un producto a medida, adaptándonos a sus necesidades, con total flexibilidad, con productos de calidad, con el mejor servicio y a un precio muy competitivo. Nuestra estrategia se fundamenta -agregan- en ofrecer   ”productos gourmet”, de calidad, con un valor diferencial que les hace únicos por su sabor y textura.  Mimamos mucho la materia prima: en su origen, en todo el proceso de transformación y hasta que llega el producto final a nuestros clientes”

Es precisamente en este foco dirigido a sus compradores donde Jamones Volatín sitúa el éxito de su hoja de ruta: “Consideramos que el camino empresarial siempre pasa por entender las necesidades del cliente y saber adaptarse a las mismas en todo momento;   es uno de nuestros pilares fundamentales. Nos encontramos ante un consumidor que cambia sus gustos y sus decisiones de compra de forma rápida. Por ello, para nosotros, es muy importante conocer, entender y adaptarnos al camino que elige el “consumidor final”.¿Y para el futuro? El proyecto más inmediato e importante consiste en ampliar nuestra gama de productos en formatos diferentes, dando mayor flexibilidad, si cabe, a las necesidades del cliente”. 

“La innovación es un aspecto fundamental en nuestro sector ya que las tendencias de consumo cambian de forma acelerada. Estamos innovando en producto con nuestra nueva gama de “lomo embuchado”, en procesos con la automatización de todas nuestras líneas. Y desde luego en el aspecto organizativo”

El problema de conectividad de Navarra con Europa no afecta a Jamones Volatín“. Pero sí les preocupa otros asuntos que tensionan la economía del espacio europeo: “Entendemos que una Europa fuerte, unida y cohesionada favorece el comercio interno, así como la exportación fuera de las fronteras de Europa. En este sentido, estamos expectantes en ver cómo se va a desarrollar el “Brexit”, ya que puede marcar un antes y un después en la comercialización europea”.

Para impulsar el desarrollo empresarial de la Ribera y el empleo, consideran que “hay que entender el funcionamiento interno de cada tipo de empresa y sector. Es decir, sus estrategias, hacia qué mercados se focalizan, qué producen, etcétera. Una vez acotado un plan de necesidades sectoriales, hay que definir cómo satisfacerlas. Y a partir de ahí, captar empresas facilitando su implantación en polígonos industriales como el nuestro, el de la Ciudad Agroalimentaria de Tudela. Entendemos que este el mejor camino para la creación de empleo y riqueza”.

To Top