sábado, 18 noviembre 2017

Concentración de los empleados de Nano Automotive ante su factoría. (FOTO:  Germán Pérez).

Concentración de los empleados de Nano Automotive ante su factoría. (FOTO: Germán Pérez).

Ayer martes se llevó a cabo la primera jornada de huelga, seguida por la totalidad de la plantilla. Este próximo  jueves está previsto que se secunde el segundo de los paros . “Si el día 19 de Septiembre. no hay arreglo, los trabajadores decidirán, en asamblea general, si empiezan una huelga indefinida“.

NANO Automotive, dedicada a la fabricación de aros de rodamiento para automoción, tiene a SKF como único cliente.

El Comité de Empresa, a través de la lectura de un comunicado, denunció el incumplimiento de diferentes  asuntos y el deterioro  de aspectos que afectan a la salud laboral,  la contratación, los salarios o la producción.

Así, señalaron que   “las contrataciones por medio de  Empresas de Trabajo Temporal  (ETTs) que  se hacen, son totalmente irregulares.  La empresa contrata bajo el Convenio del Metal,  cuando a estos trabajadores deberían  de aplicárseles  las condiciones laborales de la empresa usuaria. También, (NANO) incumple normas y deberes de Prevención y Riesgos  Laborales. Comenzamos a trabajar, recuerdan,  en la nave nueva sin tener los servicios mínimos de higiene, de seguridad y de bienestar. No funcionaban algunos servicios, no hay climatización en la nave, no había agua caliente, etcétera“.

“Llama la atención que la empresa divulgue hábitos saludables y, al mismo tiempo, cuestione nuestros derechos”, empleados Nano

Cabe recordar que solo dos meses y ocho días han transcurrido desde la inauguración, en Tudela, de la nueva planta de NANO Automotive.  Los socios  coreanos y japoneses    anunciaban, en ese acto,   que seguirían  invirtiendo en la Ribera.

D.W.Shin, presidente de Nano Corporation; Tatsumi San, director de Sojitz,  dijeron que deseaban  convertir a la planta tudelana en una empresa referente para el sector de la automoción.  Para ponerse a la altura de la exigente industria de la automoción, Tatsumi San, dejaba claro  que “debemos trabajar para ser más competitivos; no repararemos esfuerzos en conseguirlo”. 

DETERIORO PRODUCCIÓN

Pero para los trabajadores consultados por navarracapital.es, alcanzar este objetivo necesitará de mejores inversiones  y de otro tipo de organización empresarial.

Si el 19 de septiembre no hay acuerdo, se decidirá si se inicia una huelga indefinida

En este sentido, el Comité de Empresa informa que  la maquinaria  en la que están invirtiendo, deja mucho que desear. Hay mucho deterioro,  carecemos de  repuestos en todas las áreas de producción, así como de utillajes en las máquinas. La situación nos lleva a tener muchos problemas de calidad y rechazos de la producción“.

Además, se lamentan,  “sufrimos una pésima organización de parte de la Dirección de la planta. Y falta personal en todas las áreas. Es lamentable que no haya una apuesta por la formación de cara a mejorar el proceso productivo”.

El Comité de Empresa recuerda que “después de año y medio tratando de negociar un Convenio Colectivo digno, sobre todo para las nuevas incorporaciones (45 trabajadores de ETTs e indirectos), lleno de recortes y eliminaciones de nuestras condiciones laborales, no ha sido posible un entendimiento entre ambas partes“.

Después de año y medio tratando de negociar un convenio colectivo, no ha sido posible un entendimiento

No obstante, agregan, “cuando a principios de Julio, la Dirección echo encima de la mesa una propuesta, restrictiva, pero con un importante acercamiento, en cuanto a entendimiento, la sorpresa fue que no dio tiempo a llevar esta propuesta a una  asamblea de trabajadores a la vuelta de vacaciones“.

Para terminar, añaden que “la empresa plantea que no espera más. A finales del periodo vacacional, la sorpresa se produce cuando decide comenzar un proceso de modificación sustancial de las condiciones de trabajo. Aplicando el artículo 41 de la Reforma Laboral“.

Cabe recordar que, por motivos de tipo estratégico, en 2010 SKF vendé su línea de “aros” a la empresa coreana KPF.  Tras entrar  en concurso de acreedores,  en 2015, la compañía coreana Nano Corp, dedicada a la fabricación de catalizadores industriales, adquiere KPF Tudela. En 2016, tras una ampliación de capital, entró en el accionariado la empresa de trading japonesa Sojitz Corporation.

Una crónica de Germán Pérez para navarracapital.es 

To Top