sábado, 27 mayo 2017

Hector Agustín, Mahei

Una información de Yosune Villanueva Lucea para Navarra Capital

Existen estudios científicos que demuestran que la realidad aumentada influye positivamente en la capacidad de procesamiento de información en los niños, hasta un 37% más, sobre todo en aquellos niños que tienen menos interés o más dificultades para aprender. Héctor Agustín, director de Mahei, nos acerca a este innovador proyecto que comenzó a gestarse en la universidad: “No fue un proyecto fin de carrera, pero sí un proyecto que realizamos al final de la carrera. Estábamos en quinto, vimos que habíamos creado una tecnología que tenía mucho potencial, que nada se podía asimilar en ese nicho y tuvimos la suerte de ganar el premio Uniproyecta al mejor proyecto empresarial universitario de España”.

Por supuesto, registraron la idea y solo ellos, Héctor, Eneko y las personas que han contratado, pueden hacer realidad la mezcla entre el mundo real y el mundo imaginario, de la forma en la que lo hacen. Los 10.000 euros de aquel premio les permitió constituir la empresa y el reconocimiento les ayudó a ganarse la confianza de grandes compañías. “Ese dinero apenas te ayuda a mantenerte 6 meses, pero fue un impulso grande y dejamos de ser proyecto para ser una empresa”.

EL MUNDO DEL JUGUETE

Hector Agustín, Mahei

Héctor Agustín

“Nos gusta y nos sentimos muy identificados con el mundo del juguete”, asegura Héctor, quien admite que, al comienzo, eran conscientes de que se trataba de una carrera muy difícil: La industria del juguete es muy tradicional y la componen marcas que llevan asentadas más de 100 años, así que era difícil hacerse hueco en ella. La gente nos decía, literalmente, ‘a vosotros se os va la olla, ahí no vais a conseguir nada’. Pero sabíamos que teníamos un producto muy competitivo y que debíamos convencerlos para trabajar juntos”.

Sin duda, cuando se innova, hay que creer mucho en tu proyecto y en Mahei lo veían claro: Teníamos una fe absoluta en nuestro proyecto, porque contábamos con esa ventaja competitiva: nuestra tecnología”. Con esa ventaja tecnológica, consiguieron que Imaginarium dependiera de ellos: “Por mucha fe que tengas, a estas marcas lo que les importa es lo económico, además de por supuesto, sacar un buen producto para los niños, así que encajamos”.

La tecnología de Mahei permite explotar el producto al máximo: “Pero también es cierto que tiene que darse el momento exacto para que puedas implementar. Y nosotros tuvimos la suerte de encontrarnos en el tiempo preciso con Imaginarium, que quería empezar a innovar con la realidad aumentada. Hace tres años y medio los dispositivos móviles no eran tan avanzados como ahora, así que necesitaban una empresa que tuviera un software muy potente. Coincidimos en una feria con el gerente de innovación de Imaginarium y nosotros teníamos lo que les hacía falta. Así pues, les dieron la oportunidad de sacar un prototipo que se instaló en varias tiendas, gustó al cliente y al siguiente año decidieron ir adelante con todo esto. Después llegaría Educa-Borrás con un juego sobre el cuerpo humano.

LA REALIDAD AUMENTADA

La tecnología que implementan y que se descarga en móviles y tabletas por una aplicación, permite hacer interactuar al mundo real con el mundo virtual, superponiendo información del mundo virtual sobre el mundo real. El resultado es jugar y aprender de forma divertida y diferente: “Miras a través de tu móvil o tablet y el objeto se transforma en algo con movimiento y con el que puedes interactuar”.Hector Agustín, Mahei

Esta realidad aumentada se puede aplicar de diferentes formas: “En el producto con Imaginarium, el niño busca los lugares en una bola del mundo física, con un dispositivo móvil. Haces así que la bola cobre vida. También tenemos ahora un libro sobre el cuerpo humano en el que al mirar a través del móvil, los pulmones se convierten en 3D y puedes bucear por ellos, por ejemplo”.

Según Héctor, se trata de una tecnología que tiene tres ventajas frente a la competencia:

– La compatibilidad, porque llega al cien por cien del mercado móvil, así que pueden disfrutarla con un dispositivo de 20 euros y de 1.000 euros. “Siendo el mismo producto, esto es muy complicado de hacer”.

– La detectabilidad permite a esta tecnología actuar con todo tipo de productos: libros, bolas del mundo, juguetes de civilizaciones, juguetes del cuerpo humano… Y no necesariamente todos estos productos tienen que estar adaptados.

– La calidad gráfica, que es la que permite hacer atractivo un producto a los niños. “En este punto hay que hacerlo bien, porque consigue que un niño deje FIFA o el juego de tiros un rato para jugar a un juego de geografía.

APRENDER DE LOS ERRORES

Hector Agustín, Mahei

¿Cómo puede quedar este sofá del catálogo en mi casa?

La suerte no les cayó del cielo. Al comienzo de todo esto intentaron posicionarse en el ámbito del marketing, pero no consiguieron hacerse un hueco en él: Estoy convencido de que la realidad aumentada encaja perfecta en el mundo del marketing, por ejemplo, en una publicidad de papel, acercas tu dispositivo móvil y ves un vídeo promocional”. (Héctor lo demuestra con proyectos que tiene ya desarrollados y ante el estupor por lo potente que podría ser la herramienta, confiesa: “En este caso, quienes ganaríamos dinero con esto somos nosotros, quienes implementamos esta ventaja de la realidad aumentada, y no tanto las agencias de publicidad. Pero se va a tender hacia ello y llegará un día…”

En los premios Everis de este último año quedaron en buena posición y su proyecto fue destacado entre los 8 primeros, pero compitieron con una aplicación difícil de superar: “Ganó una aplicación que es capaz de detectar un tipo de cáncer. Incluso nosotros habríamos les habríamos dado el premio, porque eso no tiene competencia”.

INNOVACTION WEEK Y EL FUTURO

En Mahei están trabajando en otros muchos proyectos que les gustaría sacar adelante. Por ejemplo, les gustaría acercarse al mundo editorial y nos muestran un libro en el que enfocas a las imágenes y te permite navegar por ellas en 3D,  seleccionas cómo quieres navegar por la imagen, que además aporta locución y puedes interactuar con las manos: “los ingenieros dicen que es lo mejor que hemos hecho… Ojalá haya suerte y podamos comercializarlo, porque es cuestión de tiempo que se implante todo esto”. Estos libros aportan también juegos. Y además, tienen un catálogo (que podría pertenecer a una compañía como Ikea, por ejemplo) con objetos que puedes ver cómo quedarían puestos en tu casa a través del móvil (como se aprecia en la fotografía del sofá, que no se ve en la realidad, pero sí está si miras con el móvil al rincón concreto donde te gustaría ponerlo).

Son  proyectos para los que ahora buscan financiación: La Innovación Week, a la que fuimos invitados junto con otras empresas, fue una muy buena oportunidad, porque pudimos contactar con gente interesante y es posible que salgan cosas de ahí. Aunque de momento no pueden contar nada, están contentos con el resultado: “Fue un éxito la celebración y la organización, porque teniendo en cuenta que era la primera vez que se celebraba en Pamplona se consiguió que viniera mucha gente importante y con ganas de conocer y trabajar en innovación”.

El próximo año 2016 salen al mercado las gafas de realidad virtual y “para nosotros va a ser una gran ventaja, porque la experiencia va a ser máxima para nuestros usuarios que ya ni tendrán que sujetar el dispositivo móvil con una mano”.

 

To Top