jueves, 23 noviembre 2017

Los retos del packaging alimentario, a estudio en CNTA

Alargar la vida útil de los alimentos, hacer el envoltorio más atractivo y sostenible y adaptarlo al concepto “convenience”, principales temas de debate en un encuentro celebrado en San Adrián.

Redacción
San Adrián - 13 noviembre, 2017

Uno de los ponentes, Jorge Lorenzo, durante el encuentro "Retos del Packaging Alimentario" celebrado en el CNTA.

Uno de los ponentes, Jorge Lorenzo, durante el encuentro "Retos del Packaging Alimentario" celebrado en el CNTA.

“Retos del futuro del packaging alimentario, a debate” es el título del desayuno de trabajo celebrado en las instalaciones del Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria, CNTA, en San Adrián y que permitió conocer a los asistentes algunas de las tendencias referidas a un aspecto tan crucial para la presentación y conservación de los productos destinados al consumo humano. 

Durante la hora y media, el experto Jorge Lorenzo, responsable del departamento de aguas, envases y medio ambiente de este centro tecnológico nacional fue el encargado de ofrecer algunas de esas claves que se acaban de mencionar.

SOSTENIBILIDAD Y ALGO MÁS

Uno de los temas que más interés causó entre los asistentes fueron los nuevos desarrollos de packaging. Concretamente se pusieron algunos ejemplos de la innovación que se está llevando a cabo para mejorar la vida útil de los alimentos.

Una de las últimas innovaciones citadas fueron los envases biodegradables a base de polímeros PEF desarrollados con fructosa.

Así, por ejemplo, están los envases que ofrecen una mayor barrera frente a los gases y por lo tanto permiten conservar el alimento durante más tiempo. Por lo que respecta a su imagen exterior, según informó el ponente, ya existen texturas relacionadas con el alimento envasado o con lo que debe percibirse de él.

Por su parte, para mejorar su sostenibilidad, Lorenzo hizo mención a las últimas tendencias en envases biodegradables a base de polímeros PEF, desarrollados con fructosa.

La aplicación del concepto “convenience” al packaging fue otro de los retos que más interés despertó entre los participantes en el encuentro celebrado en San Adrián. Se debatió sobre qué factores deben incorporar los envases para adaptarse a este término.

ENVASES INTELIGENTES

En este sentido, lo que se espera de un envase es que se pueda abrir y cerrar fácilmente, que permita que el producto esté listo para consumir, que se pueda cocinar directamente con el envase, en el horno o en el microondas, y que el envase permita ver el alimento que contiene de forma nítida.

Se quieren envases que abran y cierren fácilmente, que permitan ver el alimento, con el que cocinar directamente su contenido o que esté listo para consumir…

También se mencionaron las últimas novedades vistas en ferias o congresos como los envases inteligentes, que son aquellos que aportan información adicional al consumidor sobre el producto. Por ejemplo informan sobre el estado de maduración o deterioro del producto que contienen.

Para finalizar, Lorenzo hizo una mención especial a los pasos que las empresas deben dar, para demostrar la aptitud de un material que va a estar en contacto con los alimentos. En este punto, destacó que para ello es necesario saber qué legislación le aplica al material que se va a utilizar y realizar los ensayos que dicta dicha legislación.

Imagen exterior de la sede del CNTA en San Adrián.

Cabe recodar que CNTA, basado en su conocimiento de los alimentos, ayuda a las empresas a verificar la seguridad alimentaria de los productos y a cumplir con las normativas que les aplican. Sus laboratorios cuentan con dos acreditaciones ENAC, para más de 90 ensayos.

Concretamente la acreditación Nº 108/LE283 para ensayos en productos agroalimentarios, cuenta, entre otros ensayos, con los de migración global en cualquier material en contacto con alimentos y el de migración específica de plomo y cadmio en materiales cerámicos.

To Top