sábado, 23 septiembre 2017

Manu Ayerdi

Una información de Yosune Villanueva Lucea para Navarra Capital

El proceso de globalización ha modificado la configuración de la economía, el mundo ha cambiado y “el centro de gravedad global está en el Pacífico. Se ha dejado de pensar de forma local, para mirar más a nivel global”, destacó Manu Ayerdi, vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra, durante la clausura de las jornadas ‘Nuevos tiempos, nuevos retos para la empresa navarra’, organizadas en Baluarte por la Asociación para el Progreso de la Dirección, APD; y Deloitte.

4.0, LA CUARTA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

En el actual mundo económico, hay que buscar la productividad, fomentar una base tecnológica más amplia y desarrollar nuevas ventajas comparativas. Y justamente, a nivel tecnológico está la cuarta revolución industrial, que puede cambiar decisivamente nuestras vidas.

Para Ayerdi, hoy en día, “las empresas que reconocen la importancia de la digitalización, han visto en ella la oportunidad e invierten en la producción conectada, llevan una ventaja, porque se aprovechan de importantes oportunidades de negocio en su sector; algo que, en un futuro muy cercano, se va a convertir en condición de mercado y va a dejar fuera a quien no haya sabido integrar la industria 4.0 en la estrategia de su empresa”. “Estamos a la puesta de un reto decisivo para las empresas y para toda la sociedad, la innovación en toda su extensión.

CLUSTER EN UN SENTIDO MÁS AMPLIO

El vicepresidente de Desarrollo Económico hizo hincapié en la necesidad de “fomentar las sinergias entre todos los agentes del sistema y la transferencia de conocimiento en la cadena de valor, tanto desde una perspectiva vertical (clientes y proveedores y agentes del conocimiento y la innovación), como horizontal (empresas con productos o servicios relacionados)”. Esto supone un cambio radical en la cultura de negocios tradicional, ya que comienza abriendo la puerta a quienes veíamos como nuestro rival, la competencia: Hay que aceptar que podemos competir con un tercero y a la vez colaborar con él en cuestiones de interés mutuo. Estos cluster nos van a ayudar a crecer y desarrollarnos, aprovechando las sinergias y oportunidades para el beneficio mutuo”.

Manu Ayerdi - Franquet Esta filosofía, aseguró el vicepresidente: También debe extenderse al aprovechamiento de los recursos humanos en las empresas y por ende a las relaciones laborales. Estoy convencido de que si generamos que todas las partes de la empresa (dirección, mandos operarios, etc) den lo mejor de sí mismas, será bueno para la competitividad, para el futuro de la propia empresa y será bueno también para toda la plantilla”.

UVESA, EL 10% DEL CONSUMO NACIONAL DE AVE

Referente en el sector agroalimentario, Uvesa produce y comercializa, desde hace más de 50 años, carne de ave y derivados en distintos formatos y presentaciones. Raúl Gómez, director general de Uvesa explicó durante las jornadas cómo esta empresa nacida en Tudela ha sabido salir fortalecida de la crisis. Primeramente, asegurando a nuestros clientes los estandares de calidad y seguridad alimentaria siendo coherentes con el desarrollo sostenible del entorno social y ambiental”.

Uvesa, que produce entorno al 10% del consumo nacional de ave, ha visto ir cambiando la tendencia de sus clientes y asegura que ha habido una gran vigilancia de los precios por parte del consumidor: “A partir del 2008, pasamos a una pelea muy dura de los precios y creímos hace dos años que no saldríamos de ahí, pero las tiendas han apostado por otra fidelización de clientes no solo por los precios bajos, sino por la calidad, el trato, la cercanía… Y así ha ido creciendo la confianza y la venta”. El consumidor, ahogado de la crisis había perdido su poder adquisitivo, pero no sus exigencias: “Querían lo mismo, calidad del producto, fiabilidad de origen… Pero también precios más bajos, debido a los nuevos valores de austeridad”. En los últimos meses todo empieza a despertar: “Estamos manteniendo la venta, pero estamos volviendo al despiece, no tanto al pollo entero, que sale más barato y que se disparó durante la crisis”.

De cara al futuro, Raúl Gómez asegura que viene una situación nueva, “para atraer hacia nuestro producto a los clientes exigentes”. Pero sobre todo, apuesta por la comunicación: “Tanto con la distribución, primer cliente; como con el cliente final, el consumidor”. Pero en algo tan delicado como es la alimentación: Debemos mejorar y mucho la comunicación clara y transparente de nuestro producto a través de las nuevas tecnologías. Porque yo he consumido prensa, radio y televisión; pero mi hija se va a informar en las redes sociales; así que ahí debemos estar y en ello estamos trabajando”.

UVESCO O CÓMO COMPETIR CON LOS GRANDES

El Grupo Uvesco se fundó en 1.993 fruto de la unión de dos empresas con larga tradición en el sector de la distribución. Hoy día es una de las empresas líder en la distribución alimenticia de la zona norte de la península: “Hemos alcanzado un fuerte desarrollo e implantación en las provincias de Guipúzcoa, Vizcaya, Álava, Navarra y Cantabria, donde actualmente contamos con 191 establecimientos de venta. En Navarra, trabajamos bajo la marca BM”, explicó José Ramón Fernández de Barrena, director general Grupo Uvesco, que ha triplicado su tamaño en los últimos 10 años, una evolución tanto en ventas como en empleados.

En 2008, la gran preocupación del sector era pensar en cómo crecer lo más rápidamente posible, pero todo comenzó a cambiar a finales del mismo año: “Cae el empleo, frenazo en el consumo, disminución del mercado por el retorno de muchos inmigrantes, deflación de precios en la alimentación… ¿Qué hacer ante esta situación? En general, se paralizaron las políticas de expansión, se penalizó la marca del fabricante dando prioridad al precio y a la marca blanca, es decir, vanalizando los productos”. Pero, ¿qué hace BM? Apostar e impulsar las marcas de calidad que apuestan por el producto y la creación de empleo: Fuimos a contracorriente, decidimos mantener nuestra estrategia de negocio, seguimos apostando por una política de expansión, que nos ha permitido abrir más de 40 supermercados en los últimos 7 años, decidimos mantener nuestra estrategia de negocio y nos diferenciamos de nuestros competidores porque seguimos apostando por la calidad y el servicio”. Más cercano al modelo de comercio tradicional, BM pone el acento en el origen del producto, con más de 100 proveedores locales.

En la actualidad, ha mejorado algo el consumo, aunque no de forma significativa, porque existen todavía incertidumbres. De cara al futuro, incide Fernandez de Barrena en las nuevas tecnologías, donde la distribución no ha sido especialmente puntera: La sociedad está evolucionando con esta nueva era digital en la que vivimos, así que este es uno de nuestros retos y estamos dando pasos con nuestra tienda online, que aunque apenas llega al 1% el cliente, queremos dar ese servicio y también estar presentes por lo que pueda pasar mañana”. También BM ha colocado ‘puntos de conexión digital’ en sus supermercados, donde los clientes pueden demandar información, usos, recetas o productos que no están”. Y uno de los retos más importantes es el creciente envejecimiento de la sociedad, “por tanto, hay que ver las necesidades que van a tener todas esas personas mayores, preparar establecimientos adecuados y facilitarles la compra todo lo posible”. 

EL CONSUMIDOR HIPERCONECTADO

En los últimos 5 años el cambio ha sido radical, lo que denominó Flor de Esteban, socia Deloitte digital como: “Aceleración del cambio”. Según esta experta, “antes, el poder de los mercados estaba más en las compañías, que en los clientes, éramos más pasivos, con más demandas que oferta. ¿Qué ha pasado? Muchos cambios, pero se ha revolucionado todo con la llegada del móvil, que está cambiando nuestra forma de comunicarnos y en la mano lo tenemos prácticamente todo”.

Flor de Esteban - DeloittePor este motivo, muchos sectores han modificado el modelo de negocio tradicional y son las compañías que más han crecido en los últimos 5 años: “Operadores que curiosamente no saben del negocio que llevan. Antes, tus principales ventajas competitivas eran el tamaño de tu empresa y conocer el producto con el que trabajabas. Pero ahora ya no es así”.

¿Cómo utilizo la tecnología para hacer negocio? Según Flor de Esteban “Todo esto va a generar una revolución que hoy ni nos imaginamos… Esa es la auténtica revolución digital. Cada cliente tiene muchos contactos en las redes sociales y tiene una gran capacidad de influir con un solo click”. Pero ese cliente quiere ser escuchado: “Y por ahí va una de las formas de diferenciarse en el mercado, por el contacto con el cliente”. Pero advierte: Que no se decida el cliente por el qué le vendes, sino por CÓMO se lo vendes. Y para lograr esto, tienes que hacer únicos a tus clientes (o a tus contactos, que tienes a través de las redes sociales).

Otro dato a tener en cuenta es que las nuevas compañías “lanzan, aprenden y cambian con agilidad y flexibilidad”; es decir, aprenden de los errores. Y es importante recordar que “los clientes están dispuestos a que las compañías se equivoquen, pero no a que no sepan rectificar”. Y a pesar de todo lo expuesto, concluyó Flor de Esteban asegurando que “la tecnología no es lo más importante, lo más importante es pensar diferente”.

LA CEN ABOGA POR LAS REFORMAS

Carlos Fernández Valdivielso, secretario general de la Confederación de Empresarios de Navarra, CEN, habló al final de todos estos encuentros de las reformas pendientes, tanto nacionales, como forales y de cada compañía.

A nivel nacional, pidió cuatro grandes reformas: Unificación de mercados; reforma laboral, porque la última ha sido muy útil, pero entendemos que está incompleta; reforma del sistema de pensiones, porque el actual está agotado y, aunque cueste, hay que abordar esa reforma; y finalmente, reclamamos una reforma de la educación, donde apostamos por un modelo que promueva actitudes emprendedoras que generen empresarios, motor de la economía”.

En cuanto a las modificaciones en Navarra, habló Valdivielso de: Revisión de la recién implantada reforma fiscal”, algo que llevan reclamando desde que se hizo pública. Pero pese a todo el malestar también comentó que, desde la CEN, ven luces en la gestión del Gobierno al hablar de actualización del plan moderna, y pidió “que se traduzca en aportación económica a la apuesta por I+D+i, por el talento, etc”.

Barkos ADPCon respecto a las reformas que establecen para las propias empresas, el secretario general de la CEN hizo referencia a aumentar el tamaño de las empresas y a trabajar los clubster: “La mayoría de las firmas forales son pequeñas y es una de nuestras obsesiones el cómo consolidar y ayudar a crecer a nuestras empresas, además de identificar líneas de colaboración con la competencia, a través de los clusters”.

Pero destacó sobre todo su proyecto más importante, en el que llevan trabajando 15 meses con la implicación de un nutrido grupo de empresarios y directivos, y que pronto verá la luz: Se está definiendo un cambio en el modelo de empresa apostando por una nueva cultura donde prime la transparencia, la participación y la competitividad. La implantación de este nuevo modelo quieren basarla en seis grandes aspectos: “Conocimiento a través de las personas que conforman las empresas, la competitividad, la flexibilidad de estructuras para adaptaciones permanentes al cambio, la comunicación con transparencia y sin barreras, la innovación interna y el diálogo social como una oportunidad de mejora de la empresa”.

El encuentro finalizó con un almuerzo presidido por la Presidenta de Navarra, Uxue Barkos. 

 

To Top