viernes, 28 julio 2017

Marta Álvarez

Álvarez ha confeccionado este libro, ‘Bodas para Dummies‘, desde la experiencia y la perspectiva que le han dado la organización de más de 500 bodas, entre las que se encuentran las de deportistas y personalidades como los futbolistas internacionales Juanfran y Raúl García

Su negocio como organizadora de bodas tiene dos líneas: Tu boda en Navarra es la empresa que opera en territorio navarro y la que ha tenido mayor peso hasta el último año, mientras que Marta Álvarez Wedding Planner es la empresa enfocada al ámbito nacional, donde ejecuta trabajos más puntuales y con más presupuesto. Rebosante de optimismo, esta joven emprendedora quiere aprovechar el empujón que le ha dado el libro para despegar en toda España.

PREGUNTA (P): Empezaste tu andadura como wedding-planner en el 2006, un año antes de que estallara la crisis en España, ¿cómo conseguiste que un proyecto recién empezado como el tuyo la superara, te afectaron mucho aquellos años?
RESPUESTA (R): La verdad es que yo no noté la crisis, desde el principio en Tu boda en Navarra encontramos una fórmula muy bonita que consiste en dar el servicio de asesoramiento y organización de bodas gratis a cambio de que ellos contraten el banquete con nosotros, que es donde más dinero se gasta y donde se saca beneficio. De esta manera son los proveedores del banquete los que nos pagan a nosotros. Y éstos lo hacen encantados porque hacemos que el volumen de su negocio siga funcionando.

En época de crisis esta fórmula fue el éxito absoluto; ¡qué mas querían las fincas o los restaurantes que les lleváramos trabajo! Y los novios, ¡más agobiados con los horas de más que tenían que meter, que les quitáramos el esfuerzo!  

Marta Álvarez(P): Visto así es una situación en la que todo el mundo gana, incluidos los proveedores de servicios que ya existían antes de que llegarais.
(R): Sí, así es. Después de todo el trabajo de asesoramiento y elección que hago con mis parejas, ellos sólo van a las fincas para confirmar sus expectativas y para decir que sí. Los de las fincas sólo nos ven ese día, el de la degustación y el de la boda. Ellos sólo se encargan del menú y de la comida. Todo el resto del trabajo lo hacíamos nosotros.

(P): Es difícil pensar que una empresa como la tuya no se viera afectada por la crisis…
(R): Yo no he notado la crisis, sí que he notado menos alegría en las contrataciones, pero no he ganado menos dinero.  No ha habido ningún año en que hayamos tenido que bajar los precios para paliar la crisis. Igual hemos estado cuatro o cinco años sin subirlos, y quizás había un poco más de margen para negociar. Eso es lo máximo que te podría decir.

(P): ¿A qué te refieres exactamente cuando hablas de alegría?
(R): Me refiero a pequeñas cosas como las flores, la decoración o el foto-matón. En los años de crisis sí que se notó un bajón en este apartado, pero los menús siguieron funcionando igual. Ahora que parece que estamos recuperando esa alegría y la gente mira menos el dinero a la hora de gastar. 

“En España hay cien mil bodas al año, ¡cómo no va a haber sitio para todos! Lo que ocurre es que nuestra gente debiera estar bien formada para trabajar de forma legal”

(P): ¿Cuánto dinero se gastan las parejas navarras en casarse?
(R): El gasto de la gente ronda entre los 20.000 y los 30.000 euros, y el precio final va a depender del menú que elijas y de los invitados que tengas. El 70% del presupuesto se va en lo primero, y no es lo mismo una boda de 100 invitados que una de 300. Si tienes 300 invitados, por 150 euros que cuestan habitualmente el cubierto y la barra libre, lo multiplicas y te salen 45.000 euros. Aunque también es cierto que a más invitados, más fácil es compartir los gastos fijos como el disc-jockey o la orquesta.

(P): ¿Se refleja en el gasto de las bodas en Navarra que es una de las comunidades con más PIB?
(R): Yo diría que los gastos en las distintas comunidades de España son parecidos. Sí que es cierto que de Madrid para abajo el menú es mucho más barato; un cubierto en Navarra te cuesta 125 o 150 euros, mientras que en Andalucía te cuesta 80 euros. Pero luego ese ahorro se suele compensar con otras cosas como la decoración.

El 17 de febrero próximo, Marta Álvarez vuelve a ofrecer una charla sobre su libro y la organización de bodas en la sala Ámbito Cultural de El Corte Inglés

P: ¿En qué tienen que pensar los novios desde el punto de vista del dinero?
(R): La mayor parte del gasto se lo come el banquete, y por aquí es por donde hay que empezar a la hora de presupuestar la boda. Hay dos partidas que hay que analizar, el dinero que crees que vas a ingresar con cada invitado, unos 150 euros de media aquí en navarra, y lo que te vas a gastar en ellos. Una vez que sabes esto puedes decidir qué tipo de banquete quieres. 

(P): ¿Cuál es el primer consejo que das a las parejas sobre cómo destinar los gastos?
(R): Las partidas presupuestadas dependen de los gustos de cada pareja. Si a ti te gustan las fotos y no las flores, igual tienes que gastarte más en el fotógrafo y menos en decorar tu boda con flores. Si eres una persona a la que no le gusta mucho la fiesta, igual hay que poner menos horas de barra libre y gastarlos en otra cosa.  

marta alvarez tres reyes(P): ¿Hay algún apartado de los gastos de la boda que se suela pasar por alto?
(R): Es muy importante poner atención también a los gastos adyacentes al banquete, como por ejemplo la barra libre, la recena o si te obligan a coger disc-jockey, y hay veces que éstos no se miran. Tan solo 20 euros de diferencia por persona en la barra libre entre un sitio y otro pueden suponer una diferencia de 2.000 o 3.000 euros en el gasto total.  Y si sumas el total de todos estos gastos, a lo mejor te encuentras con diferencias de 7.000 euros entre los dos lugares que te gustan.

Por otra parte en ocasiones te encuentras con parejas que no miran estas diferencias tan sustanciales, y sin embargo se fijan en el precio de un disc-jockey porque cuesta 150 euros menos que el otro, aunque no les guste tanto. 

(P): Has escrito un libro que explica a las parejas con todo lujo de detalles cómo organizar su boda. ¿No temes que ellos se beneficien también de este libro y te salga demasiada competencia?
(R): Yo es que veo tan bien la competencia, creo que es tan buena…, siempre que sea profesional, sana y no sea intrusista. Personalmente pienso que si el número de wedding planners aumenta es porque hacemos bien nuestro trabajo y nuestra figura está bien valorada. Además, al final, nosotros somos los pioneros, estamos arriba y tenemos un volumen de trabajo tremendo, lo que va a hacer que la gente quiera contar con nosotros. 

“Es muy importante poner atención también a los gastos adyacentes al banquete, como por ejemplo la barra libre, la recena o si te obligan a coger disc-jockey, .. Si sumas a lo mejor te encuentras con diferencias de hasta 7.000 euros”

(P): ¿No podría llegar a saturarse el mercado de wedding planners como ha ocurrido con otros profesionales?
(R): En España hay cien mil bodas al año, ¡cómo no va a haber sitio para todos! Lo que necesitamos es que todo el mundo acabe cogiendo una wedding planner, que es un coste que al igual que otros como los del fotógrafo o el del vestido no pasa de los 2.000 euros. Lo que pasa es que la gente de nuestro sector debiera estar bien formada para trabajar de forma legal.

No vale trabajar en un colegio y que como te encantan las bodas y la tuya te ha salido muy bien, te pongas a montar bodas. Además estas personas trabajan sin seguros de responsabilidad civil, sin darse de alta y sin nada. No saben lo que de verdad es el trabajo de una wedding planner, que es coordinar a todos los gremios y a todos los proveedores y hacer que todos trabajemos en una misma dirección, algo que va mucho más allá de hacer flores de papel y rellenar tarros de mermelada para la decoración.

Una información para Navarra Capital de Miguel Ciriza©

To Top