martes, 30 mayo 2017

gestion-de-cobros

Una información de Cristina Catalán para Navarra Capital 

“Las empresas no pagan porque no exigimos su cobro. Si no cobramos las deudas, nos llenamos de morosos”.  Así comenzaba su ponencia Miguel Escudero López, de Interim Manager. “Parece una cosa obvia, pero si no tenemos un control de cobros de nuestros clientes, tenemos un problema porque probablemente, nosotros también retrasaremos nuestros pagos”. Nos debemos preguntar ¿por qué las empresas no pagan? Pues porque no exigimos su cobro. Así de claro. Pero eso afectará, no sólo a nuestra economía, sino también a nuestra reputación como empresa y eso nos repercutirá muy negativamente a la hora, por ejemplo, de cerrar acuerdos, nuevos negocios, o pedir financiación entre otras cosas”. Actualmente, el período medio de cobro de deudas ha disminuido de 115 días a 80,7 días, siendo el sector textil el que tiene un período medio de cobro más amplio, de 95,2 días y el sector de distribución alimentaria el más corto con 68 días de media de cobro.

Escudero  señaló que las empresas no pagan por dos razones. O bien porque la empresa no tiene dinero, por tanto, no recuperaremos lo que nos debe, lo cual supone un problema. O bien porque, aun teniendo dinero, muchas empresas abusan de la situación y no pagan de manera deliberada. “Lo que una empresa debe tener muy claro, es que una operación no se cierra hasta que la venta se ha cobrado. Por tanto, el responsable de dicha venta, no puede despreocuparse una vez cerrada la venta. Tendrá que asegurarse de que ésta se pague. El cobro de los productos o servicios, o el de la deuda si se llega a producir, es una responsabilidad de todos”, puntualiza.

PROCESO DE COBRO

El proceso de cobro de una deuda, según Escudero, es un proceso largo y lento, requiere de mucha constancia puesto que la empresa se enfrenta a situaciones ingratas y desagradables. Por tanto, es necesario tener a un responsable que lo gestione desde la empresa. “No olvidemos algo esencial: cuando nos enfrentamos a un problema de deuda, antes deberemos plantearnos si ésta se ha debido a un problema en la calidad de nuestro producto, incumplimiento de servicio o de plazos, etc. Todo el equipo es responsable”, concreta.

OPCIONES DE RECOBRO

Hay diferentes vías a seguir para recuperar el cobro de las deudas que tienen contraídas con una empresa. Por un lado, está la opción del arbitraje que es rápido y gratis. Ya entrando en procesos jurídicos, tenemos el acto de conciliación que es la vía más sencilla y amistosa. Por otro lado, el procedimiento monitorio, que daría paso al juicio verbal si no se llegara a un acuerdo. Si se superan los 6 mil euros de deuda demanda, se pasaría al juicio ordinario. Si la situación nos lleva a este caso extremo de juicio, deberemos llevar una completa y exhaustiva documentación y acreditar los derechos de cobro. Una última vía de cobro, la más extrema, es acudir a la gestión externa, como el caso por ejemplo del cobrador del frac, pero con este sistema “hay que tener mucho cuidado porque tiene sus riesgos”.

Por último Escudero dió un consejo a todos los asistentes. ”Huir siempre de aquellos clientes que quieran hacer las cosas muy rápido, desconfiar de ellos”, concluyó.

To Top