lunes, 20 noviembre 2017

Navarra confía en cumplir sus previsiones de crecimiento

Pese a que el PIB regional se ha desacelerado tres décimas en el tercer trimestre (ha pasado del 0,9 al 0,6%), el vicepresidente, Manu Ayerdi, prevé cerrar el ejercicio por encima del 3%.

Redacción
Pamplona - 30 octubre, 2017

Manu Ayerdi durante una de sus últimas comparecencias públicas. (FOTO: archivo)

Manu Ayerdi durante una de sus últimas comparecencias públicas. (FOTO: archivo)

El PIB de Navarra se desaceleró en el tercer trimestre tres décimas, desde el 0,9 al 0,6%. Sin embargo, a la hora de presentar estos resultados, el vicepresidente de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, destacó que “se mantiene su valor interanual” por lo que confía en que Navarra cumpla sus previsiones de crecimiento al final del año y llegue al 3,1%. Así lo expresó el propio Ayerdi en este vídeo.

En cuanto a los factores que han motivado la desaceleración registrada hasta septiembre, el vicepresidente foral lo achacó a que el efecto de los bajos tipos de interés se ha ido difuminando, algo que estaba dentro de la previsión.

DATOS Y SECTORES

No obstante, la evolución del PIB regional es acorde a la mostrada por el resto del Estado, donde se ha registrado un crecimiento trimestral de un 0,8%, y con una cifra de crecimiento en los 12 últimos meses del 3,1%.

“Por tercer año consecutivo, la economía navarra estaría creciendo en torno al 3%, lo que es un logro importante”, Manu Ayerdi.

En cuanto a los sectores de actividad, el crecimiento de la industria se ha visto condicionado por el descenso de fabricación de coches en Volkswagen del 16% este año provocado por la adaptación de la factoría a la fabricación del nuevo Polo.

Sin embargo, esta ralentización no ha tenido reflejo en el empleo que, por el contrario, sigue con su tendencia al alza y acumula un avance del 3,4%. De lo observado a las afiliaciones industriales, se deduce que las empresas están interpretando como transitoria la moderación de su producción porque siguen las contrataciones.

PREVISIONES PARA 2018

En contrapartida, el comportamiento de las actividades de los servicios están demostrando una aceleración superior a la prevista, destacando la hostelería y el comercio que han experimentado una buena temporada turística, así como el consumo que sigue alimentando el crecimiento regional.

Ante la crisis catalana, “un buen socio comercial”, en palabras de Ayerdi, el vicepresidente ha hecho un llamamiento a la cautela.

Para el año que viene, la previsión de crecimiento es del 2,7%, si bien, la crisis de Cataluña imprime una incertidumbre en el escenario económico cuyo impacto aún es difícil de cuantificar. El vicepresidente Ayerdi ha recordado que Cataluña es un buen socio comercial y un importante proveedor industrial, además de ser una referencia en turismo. Ante esta atmósfera de noticias negativas el vicepresidente ha advertido de un posible efecto arrastre aunque, a la espera de ver cómo se desarrollan los acontecimientos, ha llamado a la cautela.

To Top