domingo, 28 mayo 2017

La economía navarra ha registrado, en el último año, un crecimiento real del 1,6 % frente al 1,2% del resto de España. Así lo afirman los datos del Instituto de Estadística de Navarra que confirma que nuestra región ha sumado hasta el pasado mes de junio cuatro trimestres consecutivos en crecimiento.  Tienen a su disposición estos datos oficiales, haciendo click en este enlace.

En concreto, entre los meses de marzo a junio de este año, la tasa en nuestra región ha presentado una mejora del 0,5 %, frente al 0,6 % registrado en España.

En relación con la oferta, las ramas industriales aceleran el ritmo de avance al 4,2 %, lo que incide en una aportación positiva al agregado de 1,1 puntos porcentuales, tasa que las sitúa como las que más contribuyen al crecimiento total de la economía.

Los servicios de mercado acentúan el crecimiento al 1,6 % y compensan la ligera desaceleración reflejada en los servicios de no mercado que alcanzan el 0,5 %.

Por su parte, las ramas constructoras, si bien mantienen elevadas tasas de variación negativas, moderan el perfil contractivo al -4,2 %.

La demanda interna registra la primera aportación positiva desde el cuarto trimestre de 2008 al pasar de -0,8 a 0,3 puntos porcentuales.

El gasto en consumo final supera el perfil contractivo de los últimos trimestres con un crecimiento del 1,2 %, debido tanto a las señales reactivación del gasto en consumo de los hogares como al dinamismo observado en el gasto en consumo final de las AA.PP.

La formación bruta de capital atenúa la tasa de variación negativa al -2,3 %, derivado de la moderación de la caída estimada tanto en los bienes de equipo como en construcción.

La demanda externa cifra su contribución al agregado en 1,3 puntos porcentuales, debido a que el mayor dinamismo de las exportaciones se compensa con las señales de recuperación de las importaciones.

Por otra parte, el empleo registra la segunda tasa positiva consecutiva desde el segundo trimestre de 2008 y sitúa el crecimiento en 1,3 %, tras el 0,1 % del trimestre anterior, que unido al avance del PIB, hace que la variación de la productividad del factor trabajo se sitúe en el 0,3 %, dos décimas menos que la tasa alcanzada el periodo precedente.

Respecto a la renta, la remuneración por asalariado mantiene el ritmo de crecimiento en el 1,0 %.

El coste laboral unitario registra una tasa de variación del 0,8 %, nueve décimas por encima del deflactor.

Datos oficiales del Instituto de Estadística de Navarra, en este enlace.

Archivado en:

Crecimiento · economía · IPC · Navarra ·

To Top