sábado, 27 mayo 2017

Jóvenes Trabajadores

La intención de los responsables de Empleo del Gobierno de Navarra es acometer “un rediseño de las políticas de formación y empleo” para personas con necesidades especiales como parados de larga duración, colectivos vulnerables o jóvenes sin cualificación

Para todos ellos se ha contemplado una modificación sustancial de los Programas Integrados (PI), un recurso que se sumará a las Escuelas Taller (EETT). En el primer caso, se ofrecerán programas diversos con duraciones de 4, 6 y 11 meses, para adecuar cada proyecto a las características de los diferentes grupos, con incentivos económicos en forma de becas y priorización de las subvenciones a iniciativas que contemplen la contratación laboral en empresas.

Por su parte, las Escuelas Taller pasarán a tener una duración de 12 a 24 meses y quedarán reservadas para formación a menores de 30 años. La contratación-aprendizaje, del 75% del SMI, se limitará al periodo de aprendizaje en el entorno laboral (de 9 a 18 meses), si bien para la fase inicial también se contemplan becas.

El propio vicepresidente de Asuntos Sociales, Miguel Laparra, explicó estas iniciativas en el siguiente vídeo

Plastic Repair System - PRS

Cabe recordar que los programas de formación y empleo facilitan la formación en entornos laborales a colectivos que, por sus características, no pueden integrarse en programas convencionales de formación: parados de larga duración, colectivos vulnerables (perceptores de RIS, personas con discapacidad o en riesgo de exclusión), y jóvenes sin cualificación o con cualificación no adecuada.

El objetivo es proporcionar a cualificación y de promover su desarrollo personal y social, a través de una atención integral, de su participación en experiencias laborales y del apoyo a su inserción.

Hasta ahora, solo existían las Escuelas Taller, una fórmula de carácter innovador en su día: surgieron en la década de 1980 para ofrecer formación integral a través del trabajo, con compromiso de inserción, en el ámbito de la rehabilitación en construcción. Con el tiempo, se han extendido a otros otras ramas y otros perfiles

Finalmente, las entidades sujetas al nuevo programa que acabamos de desarrollar se financiarán mediante subvenciones públicas otorgadas en régimen de concurrencia competitiva. Para ello, se primará la gestión compartida y de colaboración en red de entidades públicas, privadas y empresas,

  • que aseguren los recursos necesarios para su ejecución,
  • que supongan una gestión más eficaz en el desarrollo de los programas de formación y empleo
  • y representen un ahorro de costes.

 

To Top