jueves, 19 octubre 2017

Dia Europeo de la Igualdad Salarial

Las mujeres navarras ganan de media un 30,46 por ciento menos que los hombres, lo que significa que tienen que trabajar 77 días más al año para igualar su salario.

Es la principal conclusión del informe elaborado por los servicios técnicos de la Unión General de Trabajadores, UGT, de Navarra que constata que la brecha salarial ha aumentado durante la crisis en nuestra región y que crece conforme aumenta el tramo de edad y la ocupación es de menor cualificación.

El informe, elaborado a partir de la Encuesta de Estructura Salarial, publicada por el Instituto de Estadística de Navarra en 2015 con datos de 2013, ha sido publicado con motivo de la celebración hoy, 22 de febrero, del Día Europeo por la Igualdad Salarial.

Dicho análisis concluye, asimismo que la diferencia entre la ganancia media anual de los hombres y las mujeres en nuestra Comunidad (8.483,72 euros) es la mayor de todas las Comunidades Autónomas en términos absolutos y también en términos porcentuales (30,46 por ciento), superando en más de 6,46 puntos la media española.

Los datos sobre la brecha salarial por sexos cobran especial relevancia en un momento en el que se está registrando un aumento de las desigualdades como consecuencia de la crisis económica, motivado en gran medida por la combinación de mayor desigualdad salarial y pérdida de empleos, tal y como señala la Organización Internacional del Trabajo, OIT, en su Informe Mundial sobre Salarios 2014/2015. Salarios y desigualdad de ingresos.

BRECHA SALARIAL

Durante los años de la crisis sobre los que existen datos, 2008-2013, la diferencia de ingresos por razón de género se ha incrementado en Navarra, pasando del 27,87 al 30,46 por ciento, si bien, entre 2008 y 2010 experimentó una ligera reducción de 1,72 puntos, para aumentar a partir de 2010 en 4,31 puntos.

El hecho de que Navarra sea la región con mayor brecha salarial no impide que las mujeres navarras perciban el cuarto mayor salario medio anual de todas las Comunidades Autónomas (19.364,43 euros), por detrás de Madrid, País Vasco y Cataluña.

TIPO DE TRABAJO

De los números que se pueden extraer del citado informe se desprende que la brecha salarial entre hombres y mujeres aumenta entre el colectivo de trabajadores con trabajo indefinido y a tiempo completo.

Al analizar la brecha salarial en función del tipo de contrato, se constata, en primer lugar, que hay un importante grado de desigualdad, con independencia del género, entre trabajadores con contrato temporal e indefinido. Los trabajadores temporales ganan de media un 36,9 por ciento menos que los fijos (16.193,59 euros anuales en el caso de los primeros frente a los 25.668 euros de estos últimos).

Pero en lo referente a la brecha de género, ésta es mayor entre los contratos indefinidos que entre los temporales. Las mujeres con contrato indefinido ganan un 33,42 por ciento menos que los hombres, diferencia que se reduce a un 6,70 por ciento en el colectivo de temporales.

EDAD Y CUALIFICACIÓN

La edad y la cualificación también son variables que condicionan la brecha salarial entre hombres y mujeres.

La desigualdad salarial es mayor conforme aumenta la edad, salvando los tramos de menores de 25 y mayores de 54 años para los que no hay datos representativos. Así, entre 25 y 34 años, la desigualdad salarial es del 27,38 por ciento, mientras que el tramo de 45 a 54 años se eleva al 32,35 por ciento.

En sentido contrario, la brecha salarial disminuye cuanto más alta es la cualificación y, por tanto, el grupo de ocupación, de forma que entre los trabajadores con ocupaciones más bajas la brecha salarial alcanza el 37,61 por ciento, mientras que en las ocupaciones más altas, la brecha se reduce al 25,30 por ciento.

Por último, y en cuanto a la nacionalidad de los trabajadores, al igual que por tipo de contrato, hay una primera brecha salarial entre trabajadores nacionales y extranjeros, que se eleva al 25,19 por ciento. Sin embargo, entre los trabajadores extranjeros la brecha salarial de género se sitúa en 25,18 por ciento, casi seis puntos menos que la existente entre los trabajadores nacionales.

Creciente precarización del empleo

La Secretaria para la Igualdad y Política Social de la UGT de Navarra, Maite Pérez, considera que los datos de este informe evidencian que “una de las consecuencias de la crisis económica, reforzada además por la reforma laboral, está siendo la creciente precarización del empleo, que está castigando en mayor medida a los colectivos más vulnerables, sobre todo a mujeres, trabajadores eventuales e inmigrantes”.

“La precarización del empleo, cada vez más, tiene rostro de mujer” concluyen desde UGT de Navarra

To Top