martes, 17 octubre 2017

Hacienda foral

El consejero navarro de Hacienda Tributaria y Política Financiera, Mikel Aranburu, reconoce que el Gobierno que preside Uxue Barkos “ha establecido una presión fiscal moderadamente más elevada cuanto mayor sea la renta”. En su opinión, esta medida está justificada ya que se pretende establecer una fiscalidad “más acorde con sus resultados económicos y que las nuevas deducciones faciliten la recuperación económica y el empleo estable de calidad”.

A partir de ahí, las estimaciones realizadas por Aranburu son que la reforma fiscal aportará a las arcas públicas 127 millones de euros más de los que 72 procederán de las nuevas tarifas de IRPF; 14 de los cambios introducidos en Impuesto de Patrimonio; y 26 de sociedades. Una cantidad de dinero extra que, según ha manifestado,  permitirán “mejorar la financiación de las políticas públicas” que pretende poner en marcha el Ejecutivo de Navarra.

El propio Aranburu explica en este vídeo el alcance de la reforma fiscal propuesto por el Gobierno foral y que ahora será remitido al Parlamento autonómico para su debate y posterior tramitación. 

IRPF

Las principales modificaciones son:

Incremento medio del tipo entre 0,5 y 4 puntos a partir de 32.000 euros declarados

Tipo máximo del 52% para las rentas más elevadas

Nueva tarifa especial al ahorro del 21 por ciento para rendimientos entre 6.000 y 10.000 euros; del 23 por ciento a partir de esta segunda cifra y; del 25 por ciento a partir de los 15.000 euros.

Las deducciones por trabajo se reducen de los 700 euros actuales a 400 y se restringe las de vivienda salvo para VPO con limitación de renta.

Se rebaja el límite de los Planes de Pensiones a 5.000 euros al año y a los 7.000 euros para mayores de 50 años.

Se limita a 500 euros la deducción por el Impuesto sobre el valor de la Producción de la Energía Eléctrica

– Se elimina la posibilidad de deducir las retenciones realizadas por entidad vinculada cuando no han sido ingresadas efectivamente

Según Hacienda Navarra, estos baremos apenas afectarán al 37 por ciento de las declaraciones que se realicen en 2017 (unas 115.000) que, de este modo, contribuirán con 55 millones de euros adicionales.

PATRIMONIO

Se mantiene la actual tarifa pero introduce los siguientes cambios:

Mínimo exento: 550.000 euros (se rebaja de los 800.000 actuales).

El nuevo umbral de tributación se sitúa en el millón de euros (frente a los 1,5 millones actuales) y;

El tratamiento de bienes y participaciones empresariales pasa de exención a deducción del cien por cien de la cuota correspondiente a los primeros 500.000 euros de valoración y del ochenta por ciento de la cuota correspondiente al resto.

SOCIEDADES

– Grandes Empresas: del 25 al 28 por ciento

– PYMES y micropymes siguen igual: 23 y 19 por ciento, respectivamente

– Suelo mínimo tributario: se incrementa hasta el 13 por ciento desde el 10 por ciento actual. 

Se podrá deducir siempre y cuando se genere empleo garantizado por un período como mínimo de dos años y con un salario de 1, 5 del SMI. También se podrá deducir por inversiones en I+D+i

Además, las cooperativas de crédito pasan a tributar al 25 por ciento (frente al 23 actual) y las SICAV abandona el tipo único del uno por ciento para ser reguladas por el régimen general. Por otro lado, se derogan los incentivos fiscales vinculados al “Sello socialmente comprometido”. 

Finalmente, como complemento de todo lo anterior, el Gobierno de Navarra ha decidido recuperar el impuesto sobre Hidrocarburos, tal y como se puso en marcha en el año 2012 aunque en este caso no se aplicará a transportistas ni profesionales del sector del transporte. Este nuevo gravamen entrará en vigor a partir del uno de enero de 2016 y será de 24 euros por cada mil litros de gasolina y de 6 euros por cada mil para gasóleos de usos especiales y calefacciones.

 

To Top