martes, 17 octubre 2017

Juan Rosell CEOE Pamplona

Una información de Miguel Bidegain para Navarra CapitalFotos Miguel Ciriza©

PREGUNTA (P): ¿Cómo ha encontrado a los empresarios navarros, qué deduce de las conversaciones que ha mantenido con ellos?
RESPUESTA (R): Aquí estáis desde hace muchos años consolidados por encima de la media, en los puestos de cabecera, en otras comunidades encuentro más quejas… En Navarra el tema industrial es mucho más importante que en otras regiones, el crecimiento también supera la media.

(P): ¿No le han transmitido ninguna preocupación?
(R): Bueno, la principal inquietud que me llega de los empresarios navarros en los últimos meses se refiere al tema fiscal, patrimonio, sucesiones, donaciones… En el último año vengo encontrando una preocupación importante por este asunto, es algo que está encima de la mesa, lo que ocurre es que estas cosas no tienen consecuencias directas para mañana por la mañana pero a largo plazo habrá que evaluar las medidas que se han adoptado, también a la vista de lo que está pasando en el resto de España y en Europa, porque en Europa hay muchas regiones y comunidades, incluso estados, que quieren hacer competencia en este sentido, y habrá que tener cuidado con las decisiones que se tomen en un sentido u otro porque puede tener consecuencias muy dañinas.

(P): ¿Cómo valora la situación económica del país? Porque hay indicadores esperanzadores como el crecimiento, o la reducción del desempleo, y otros que no lo son tanto: déficit público disparado por encima del 100% con el consiguiente incumplimiento de los compromisos con la UE, paro aún por encima del 20% y del 40% entre los jóvenes…
(R): En el año 2014, de cara al 2015, los expertos vaticinábamos un crecimiento del 2%. Lo decíamos nosotros, la CEOE, lo decían The Economist, el Banco Mundial, la Comisión Europea… y fue un 3,2. Respecto a este año estamos acertando todos, decíamos a principio de año que íbamos a estar en el 2,7 y ahora, después del primer trimestre y ya con datos del segundo estamos viendo que nos vamos a ir al 2,9. Eso es muy importante, nos vamos a ir a más de 450.000 nuevos afiliados a la Seguridad Social después de los 530.000 del año pasado, la tendencia es positiva porque en la economía lo más importante es el PIB y el dato de la ocupación, después viene el tema del déficit, que va a mejorar precisamente por el mayor crecimiento, y lo que habrá que hacer también es aprovechar los tipos de interés que en este momento tenemos para empezar a reducir el endeudamiento, que es la otra cara del problema del déficit. El año pasado colocamos deuda española al 0,8% de media pero claro, tenemos el coste de la deuda en el 3,7. Por tanto, aprovechemos esas oportunidades porque la deuda hay que pagarla, sí o sí.

“La principal inquietud que me llega de los empresarios navarros en los últimos meses se refiere al tema fiscal”

(P): Entonces, ¿estamos definitivamente en la senda del crecimiento?
(R): El consumo interno empieza a ir mejor, las exportaciones van bien, muy bien, este año habrá 150.000 empresas españolas exportando, y si miramos los datos con perspectiva somos el único país, junto con Alemania, que hemos multiplicado por dos las exportaciones en este siglo, las hemos duplicado con holgura. Además las inversiones en el extranjero también empiezan a despertarse y las de otros países en España van consolidándose. Son indicadores que muestran un comportamiento aceptable de la economía, pero para que fueran buenos sería necesario que esa tendencia se mantuviera durante 7 u 8 años, necesitamos 7 u 8 años creciendo al 3% para equilibrar los datos de paro, para que el déficit se convierta en cero o incluso en superávit y para volver a las cifras que teníamos en 2005 y 2006. Ese es el objetivo, lo que pasa es que va a ser complicado, yo lo veo difícil, y para eso hay una palabra: reformas.

(P): ¿De qué tipo?
(R): Deberían afectar a la normativa, que es excesiva y está en constante cambio, necesitamos reformas que propicien ingresos y abaraten costes, hay que incidir en la educación y formación, I+D+i  y también en la internacionalización.

(P): Los nubarrones también pueden venir del exterior. ¿Ven con preocupación el posible triunfo de los partidarios del brexit?
(R): Están las encuestas, que hablan más o menos de empate, con una ligera ventaja del permanecer, del remaining, pero además hay otro dato muy importante: las casas de apuestas, que son las que menos se equivocan porque cuando te juegas tu dinero vas a lo seguro, y ahí el remaining gana por 70 a 30. Eso me lo hicieron ver el otro día los empresarios del Reino Unido, no mires las encuestas, fíjate en las casas de apuestas. Es cierto que no están cómodos en Europa porque el Reino Unido es una economía muy abierta y la europea está muy legislada, y en eso los empresarios españoles estamos muy de acuerdo con los del Reino Unido, querríamos una Europa menos asfixiada por la legislación, y si el Reino Unido empuja en este sentido nos tendrá detrás.

Juan Rosell CEOE Pamplona(P): ¿Pero cómo nos afectaría si finalmente el Reino Unido abandona la Unión Europea?
(R): Esa es una hipótesis que no contemplo.

(P): La economía española progresa, a todos nos gustaría que fuera de una forma más intensa…
(R): No, no, yo firmaría continuar creciendo en torno al 3% los próximos diez años, lo firmo, porque sería crecer un tercio del PIB y eso es muy importante.

(P): De acuerdo. Iba a añadir que crece con algunos desequilibrios aunque de momento no se pueden aplicar remedios porque no contamos con un gobierno en condiciones de tomar decisiones.
(R): Hablé hace poco con empresarios belgas y me dijeron que no había ningún problema si estábamos un año o un año y medio sin gobierno, ellos habían estado y no les había perjudicado nada, y yo tampoco veo que nos haya perjudicado en estos últimos seis meses. Porque este es un país hiperlegislado, todo está regulado por leyes que hacen que todos sepan qué deben hacer y cómo deben hacerlo, pero falta calma, pausa, tranquilidad para ver las consecuencias que tiene la aplicación de una nueva ley, aquí cambiamos una ley y a los seis meses ya la estamos cambiando otra vez, sería bueno que el primer año de una legislatura el gobierno aprobara leyes y que durante los tres siguientes viesen las consecuencias, pero en cambio estamos en producción legislativa continua.

(P): El 95% de las empresas españolas tiene menos de 10 trabajadores. Así es muy difícil competir en el mercado internacional.
(R): En España hay 1.300.000 empresas afiliadas a la Seguridad Social y con centro de trabajo, y 1.250.000 tienen entre 1 y 9 trabajadores, sin contar los autónomos, que sólo hay 350.000 con trabajadores a su cargo. Esas pequeñas empresas dan empleo a casi el 20% de los trabajadores españoles, mientras que hay poco más de 4.000 con más de 250 empleados y representan el 37% del total de asalariados.

Aunque el mapa del resto de Europa no difiere demasiado es cierto que tenemos un minifundismo empresarial muy importante, pero eso tiene su lado bueno porque son más adaptables. La crisis ha afectado sobre todo a las empresas de entre 10 y 49 trabajadores, precisamente por los condicionantes de la legislación española, cuando tienes una empresa de entre 1 y 9 y tienes un problema te apañas, se reúne a la plantilla en esta habitación y se les dice: se han caído las ventas un tercio,  vamos a tener que trabajar cinco horas más y vamos a tener que reducirnos el sueldo un 10%, porque si no cerramos.

En cambio en las empresas de 10 a 50 es mucho más complicado, tendríamos que buscar mecanismos legales para que cuando tuvieran una caída de ventas no se vieran abocadas al cierre, porque casi no les queda otra opción. Hay países que han ideado alternativas, reducción de horas, bolsa de horas, pago por parte del estado  de formación en la empresa en vez de ir al paro y pagar el subsidio… fórmulas imaginativas y realistas que eviten la destrucción de empresas, porque una vez que han cerrado es muy difícil que reabra. En España no tenemos una legislación lo suficientemente inteligente para mantener a flote empresas que seguro que con una pequeña ayuda podrían aguantar.

“Habría que partir de cero para hacer una legislación laboral adecuada a estos tiempos”

Juan Rosell CEOE Pamplona(P): La reforma laboral del Gobierno del PP ha sido bendecida por la CEOE, ¿ha funcionado como ustedes pretendían?
(R): Vuelvo a lo que decía antes, cambiamos continuamente las leyes. Para el tema laboral hay 7.000 leyes en España, el Estatuto de los Trabajadores se aprobó en 1980, en el 95 se hizo un texto refundido y desde entonces se han hecho 50 reformas laborales. Simplifiquemos las cosas. Hay gente que dice vamos a derogar esta reforma y la anterior, pues muy bien, derogaremos dos leyes, pero hay 7.000. A nosotros nos iría muy bien, y ahí estaríamos absolutamente dispuestos a colaborar, partir de cero para hacer una legislación laboral adecuada a los tiempos actuales.

Prácticamente en todo el mundo las leyes laborales se hicieron cuando el empleo era agrícola, que ahora no llega al 2% en los Estados Unidos, hombre, pues igual tendríamos que tener una legislación distinta para lo agrícola, para lo industrial y para los servicios, porque si tienes un restaurante en una zona de veraneo pues igual lo tienes abierto tres o cuatro meses, tendrás que hacer un proyecto empresarial para cuatro meses, mientras que el fabricante de turrones trabaja en una determinada época del año, quiero decir que hay que adaptar la legislación a la realidad de los hechos. Es muy complicado pero eso es lo que tendríamos que hacer, legislaciones laborales, como el resto de legislaciones, que toquen la realidad.

(P): En cualquier caso, la reforma laboral ha traído consigo una mayor temporalidad…
(R): No, no, ese dato…

(P): No se firman contratos indefinidos.
(R): Tenemos una temporalidad parecida a la que teníamos hace una serie de años, tenemos alrededor de 3.700.000 temporales y más de 11 millones de fijos. Lo que sí es cierto que en España se hacen cada año 15 millones de contratos, y de éstos el 9 o 10% son fijos y el resto no.

Juan Rosell CEOE Pamplona(P): Usted dijo que el trabajo fijo y seguro es un concepto del siglo XIX.
(R): ¡Eso no lo he dicho! Me explico, yo presenté un estudio sobre la transformación digital patrocinado por Siemens y estábamos diciendo: cuál es el objetivo de todos los trabajadores y de todos los empresarios en este momento, pues la formación digital y la transformación digital, ¿por qué?, pues porque todo lo que era fijo hace montones de años, los salarios, los empleos, las empresas, las modas, las costumbres, van a cambiar y son reliquias, y hoy en día esa transformación es exponencial.

Me sacan de contexto esto y me ponen las dos frases, la primera interpretación muy divertida, en la segunda me añaden que estoy en contra de los derechos. Sólo falta que me digan que soy partidario de la esclavitud. Me preocupa eso de que muchas veces las manifestaciones se cortan, se manipulan, y lo que es más grave, ¡se añaden conceptos que yo es que ni he dicho!

(P): Tranquilo, eso no va a pasar en este caso.
(R): ¡No hombre, no! Pero es algo que me preocupa.

(P): Un reciente informe del Banco de España afirmaba que la cualificación de los empresarios españoles era baja. ¿Tiene razón?
(R): Como la de los trabajadores… tenemos el país que tenemos. ¿Qué todos podemos mejorar y estar mejor preparados? Pues sin duda alguna, lo que pasa que sería bueno saber si el Banco de España ha hecho una encuesta o si es una opinión así, por las buenas. Hombre, en España tenemos 1,5 millones de personas haciendo estudios universitarios, tenemos unos centros de postgrado que están entre los mejorcitos del mundo, y tenéis la Universidad de Navarra, el IESE. ¿Pero que podríamos mejorar? ¡Claro!

(P):Comienza una nueva campaña para las elecciones de las que debería salir un nuevo gobierno. ¿Por qué fórmula apuesta la CEOE?
 (R): La CEOE es partidaria de que haya gobierno, nada más. Para el resto están los políticos, son los que tienen que resolver el problema y la CEOE no está para resolver problemas políticos. Nosotros intentaremos convencer a quien esté en el gobierno de que haga las políticas más convenientes para este país, pero nosotros en política ni queremos ni debemos entrar.

“Necesitamos 7 u 8 años creciendo al 3% para equilibrar los datos de paro, y eso exige reformas”

 

JUAN ROSELL CON NAVARRA CAPITAL

Juan Rosell CEOE PamplonaLa cita de Pamplona sirvió, también, para que el editor de Navarra Capital, entregara un ejemplar del “Anuario Capital”, volumen que resume lo que ha sido la actividad empresarial y económica en Navarra y planteara al presidente de la patronal española una próxima visita a la capital navarra, mucho más tranquila, para poder participar en alguno de los desayunos empresariales que realiza esta publicación. El compromiso está lanzado y esperamos verlo hecho realidad dentro de poco tiempo.

To Top