miércoles, 18 octubre 2017

jose-antonio-jimenez-caballeroEl concepto “Industria 4.0” hace referencia a la cuarta revolución industrial, que se caracteriza por la incorporación masiva de la Tecnología de la Información, TIC, a toda la cadena de valor de los procesos relacionados con la industria manufacturera. Esta integración de la tecnología de la información se traducirá en la optimización e interacción de los procesos de investigación y desarrollo, diseño, producción, logística y la prestación de servicios asociados.

¿Cuál es la trascendencia de la Industria 4.0? La industria manufacturera en España supone el 13,2 por ciento del valor añadido del país, es un contribuyente esencial a la balanza comercial y genera el 11 por ciento  de los empleos. Es un sector importante y la aplicación del modelo de la Industria 4.0 podría revigorizarlo y aumentar su competitividad y contribución a la economía nacional. Los procesos flexibles y dinámicos que se pueden conseguir aplicando el paradigma Industria 4.0 permitirán evolucionar de un modelo de producción basado en grandes series de productos muy parecidos a un modelo de productos personalizados para el cliente.

El objetivo que se pretende es que el cliente configure un producto acorde a sus necesidades, por ejemplo a través de un sitio web. Una vez que el cliente ha realizado su pedido, toda la información necesaria para la entrega del mismo progresa a través del sistema de información de la empresa. Se envían automáticamente las peticiones del material necesario a los suministradores, se recepciona el material, se configura la cadena de producción, se fabrica el producto y se envía al cliente. Además, hoy en día es posible estar conectado con el producto y recopilar información valiosísima de él, que se puede retroalimentar a los procesos de diseño o que puede utilizarse para prestar al cliente servicios de valor añadido. Todo ello, basándose en un flujo homogéneo de información digital.

Para conseguir esta fluidez, es necesario conectar lo que hasta ahora eran silos de sistemas empresariales desconectados. La consecución de la interoperabilidad de estos sistemas tiene que lograrse necesariamente a través de interfaces estandarizadas. En este escenario, las normas técnicas serán fundamentales para el correcto despliegue de la Industria 4.0, ya que constituyen el idioma común internacional.

Las organizaciones internacionales de normalización, ISO (Organización Internacional de Normalización) e IEC (Comisión Electrotécnica Internacional), vienen trabajando desde hace años en este campo. Los estándares de ISO e IEC ya se usan ampliamente en los modelos de fabricación actuales de Industria 3.0, por lo que los nuevos estándares serán una evolución natural de los que ya hay, más una serie de nuevos estándares allí donde sean necesarios.

Ya existen 68 Comités Técnicos de Normalización internacionales que abordan aspectos de la Industria 4.0, habiéndose desarrollado —o estando en proceso—100 normas y proyectos de normas en este campo

Para asegurar el éxito de la Industria 4.0 es necesario incidir en la normalización de algunas áreas esenciales. El informe La Transformación digital de la industria española (Ministerio de Industria, Energía y Turismo, 2015), recoge los ’habilitadores digitales o tecnológicos’, es decir, el conjunto de tecnologías que hacen posible la Industria 4.0.

Una de estas áreas clave es la Ciberseguridad, si se quieren integrar masivamente las tecnologías de la información en los procesos productivos. A este respecto, los comités técnicos de normalización ISO/TC 292/WG 2 Continuidad y resiliencia, ISO/IEC JTC 1/SC 27 Técnicas de seguridad para tecnologías de la información e IEC/SC 65C/WG 13 Redes industriales-Ciberseguridad elaboran estándares que permiten enfrentarse a este problema.

Otros de los campos estratégicos en los que se trabaja en la elaboración de normas técnicas son Big Data/Analytics, Impresión 3D y Fabricación aditiva, Robótica, Flujos financieros, computación, cloud, dispositivos “wearables” inteligentes o sistemas de automatización.

Actualmente, existen 68 Comités Técnicos de Normalización internacionales que abordan aspectos de la Industria 4.0. Ya se han desarrollado —o están en proceso—100 normas y proyectos de normas en este campo.

AENOR, como entidad legalmente responsable del desarrollo de las normas técnicas en España y representante nacional ante los organismos internacionales de Normalización, ha constituido el Foro AENOR Estándares para la Industria Conectada 4.0. Este Foro, totalmente abierto a las entidades españolas interesadas en esta materia, permitirá situar a la industria española en los foros estratégicos que se han creado en los organismos internacionales de estandarización y ser el  referente nacional en todo lo relativo a la estandarización de este nuevo modelo industrial.

El Foro AENOR Estándares para la Industria Conectada 4.0, junto con los 214 Comités Técnicos de Normalización existentes, permitirán abordar cualquier necesidad de estandarización de la industria española en materia de Industria 4.0.

José Antonio Jiménez
Responsable de Electrónica y TIC. Dirección de Normalización de AENOR

To Top