jueves, 25 mayo 2017

obreros-pamplona

Tras analizar la evolución seguida por el número de siniestros contabilizados en el tajo en Navarra desde el año 200, las autoridades recomiendan, entre otras, las siguientes acciones preventivas:

  • una mejor planificación previa del trabajo así como de los equipos que se van a utilizar
  • limitar el uso de la escalera portátil para trabajos en altura
  • En caso de riesgo grave e inminente, el trabajador tiene derecho a negarse a realizar la actividad encomendada sin que ello pueda tener efecto sancionador alguno.

El programa ‘Alerta: accidente laboral’ es uno de los primeros pasos en firme que se toman dentro de un Plan de Salud Laboral 2017-2020 que, según se ha comentado, se reforzará con una campaña de choque en la que está previsto la realización de visitas de asesoramiento y control de empresas y trabajadores autónomos, sobre todo

Igualmente, se establecerá un nuevo registro de empresas con sus servicios preventivos y planes de prevención actualizados así como una estructura totalmente renovada a la que se incorporarán 8 nuevos profesionales y que irá acompañado de la correspondiente dotación económica, según se ha anunciado desde el Ejecutivo foral.

Por último, la actividad de prevención y cuidado de la salud irá más allá de la lucha contra los accidentes laborales. Así, se desarrollarán hasta nueve programas específicos centrados en las siguientes áreas de actividad

  • Disminución de accidentes
  • Prevención de trastornos músculo-esqueléticos
  • Mejora de la gestión de los riesgos higiénicos
  • Detección de riesgos y daños psicosociales
  • Disminución de exposición en grupos de especial vulnerabilidad (maternidad, autónomos, personas de especial sensibilidad, …)
  • Vigilancia de la salud y la epidemiología
  • Mejora del sistema preventivo
  • Formación e Información de los agentes implicados
  • Colaboración y coordinación interinstitucional 

De acuerdo con las cifras provisionales del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra, nuestra región finalizó el 2016 con 33,9 siniestos por cada 1.000 habitantes lo que supone un incremento frente al 31,6 registrado justo un año antes. Los accidentes mortales se redujeron a 2,7 por cada 100.000 habitanes frente a los 3,7 mientras que los graves se mantuvieron estables (24,7 en 2016 frente a los 24,4 en 2015).

Navarra ocupa el décimo lugar en tasas de accidentabilidad entre las comunidades autónomas con una tasa por debajo e la media y ligeramente menor que comunidades como La Rioja o el País Vasco 

NOTICIA RELACIONADA: CCOO denuncia que Navarra es donde más ha crecido la siniestralidad laboral en 2016

NOTICIA RELACIONADA: UGT vincula el repunte de la siniestralidad laboral a la crisis

NOTICIA RELACIONADA: Navarra, más prevención en Industria, Construcción y actividad forestal

To Top