jueves, 25 mayo 2017

Patxi Mangado, Ana Díez Fontana y Maite Rodríguez Fraile.

Una información de Cristina Catalán para Navarra Capital 

El IV Congreso Internacional de Arquitectura que tendrá lugar en el Baluarte -Palacio de Congresos y Auditorio de Navarra los próximos días 29, 30 de junio y 1 de julio, tendrá como eje central las tendencias de cambio que están transformando el modo de entender y de realizar la arquitectura con el objetivo de contribuir a un mundo más sostenible.

Este lunes, Ana Díez Fontana, directora territorial de CaixaBank en Navarra; Patxi Mangado, arquitecto, patrono y fundador de la Fundación Arquitectura y Sociedad; y Maite Rodríguez, directora de esta entidad, han presentado el IV Congreso Internacional de Arquitectura, que llevará por título “Arquitectura: Cambio de clima”, un evento que cuenta con la ayuda económica de la Obra Social “la Caixa”.

Según palabras de Luis Fernández-Galiano, director del Congreso, “la arquitectura  actual se enfrenta a una profunda transformación en sus actitudes y procesos, y al mismo tiempo, las urgencias del cambio climático exigen pensar de nuevo la forma de construir edificios y ciudades: la arquitectura cambia para cambiar el mundo. Este cuarto congreso el cuarto desea poner énfasis en la necesidad de un cambio en las prácticas de la arquitectura para mejorar nuestro entorno y la vida de las gentes”. Para ello, esta cuarta edición del Congreso convoca de nuevo a grandes arquitectos internacionales junto a figuras destacadas de diferentes países que reúnen la excelencia profesional con la atención a la sostenibilidad y a la dimensión social de la arquitectura.

“Este IV Congreso pretende examinar el momento actual de la arquitectura atendiendo tanto a la transformación tanto académica y profesional, que marca probablemente un cambio de paradigma en la forma en que se entiende y ejerce, como al papel esencial que la construcción y la ciudad juegan en el cambio climático, ya que la mayor parte de la energía que consumimos y del CO2 que desprendemos quemando combustibles fósiles tienen su origen último en la concepción de los edificios y en el modo de ocupación del territorio: la arquitectura necesita un cambio de clima, y el cambio climático necesita abordarse desde la arquitectura”, añade Fernández-Galiano quien es también catedrático de Proyectos en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid y director de las revistas AV/Arquitectura Viva. Además, señala que “ha cambiado la forma de organizar los despachos de arquitectos, grandes y pequeños; ha cambiado la forma de relacionarse con los clientes, con la sociedad. Hoy hay nuevos protagonistas, y los límites ya no están tan claros”.

Entre otras figuras destacadas del panorama actual, acudirán a esta cita Rem Koolhaas, fundador de OMA (Office for Metropolitan Architecture); Pierre de Meuron fundador de Herzog & de Meuron con Jacques Herzog; Kjetil Trædal Thorsen, cofundador de Snøhetta Architecture and Landscape, Iñaki Ábalos y Renata Sentkiewicz que dirigen desde 2006 el estudio internacional de arquitectura Ábalos + Sentkiewicz, con sedes en Madrid, Cambridge (EE UU) y Shanghái; Louisa Hutton, Sauerbruch & Hutton Berlín, entre otros

ANTERIORES EDICIONES

No se puede entender cada uno de estos Congresos como un hito aislado; el conjunto de ellos intenta dar una visión global sobre las nuevas tendencias de la arquitectura; tanto los participantes como los contenidos se complementan”, afirma Fernández-Galiano. Éste será el IV Congreso de Arquitectura tras tres exitosas ediciones anteriores: el primer congreso, celebrado en el Baluarte de Pamplona en junio de  2010 con el lema ‘Arquitectura: más por menos’, el segundo, que se reunió en el mismo lugar en junio de 2012 bajo la rúbrica ‘Arquitectura: lo común’, y el tercero, organizado de nuevo allí en junio de 2014 con el título ‘Arquitectura necesaria’.

En ediciones anteriores, el debate se centró en la austeridad necesaria de los últimos años, la solidaridad basada en los aspectos que comparte la profesión para superar la crisis y la propuesta de renunciar a lo superfluo y reclamar lo imprescindible en la disciplina. Esas tres citas anteriores han congregado a la mejor representación internacional de la arquitectura, incluyendo voces plurales y diversas. El congreso inicial contó con la presencia de Renzo Piano, Jacques Herzog y Glenn Murcutt (tres premios Pritzker, el equivalente al Nobel en arquitectura) junto a los decanos de Harvard y Columbia o el filósofo Slavoj Zizek, para completar participantes de los cinco continentes.

En el segundo intervinieron otros tres premios Pritzker, Norman Foster, que inauguró el evento, y dos maestros ibéricos que lo cerraron, Rafael Moneo y Eduardo Souto de Moura, además de un nutrido grupo de arquitectos internacionales. El tercero reunió, como sus predecesores, a figuras veteranas como Dominique Perrault con otras de trayectoria más corta pero no menos brillante, y fue clausurado por el primer maestro ibérico en recibir el Pritzker, Álvaro Siza.

Conjuntamente, los tres primeros congresos propusieron herramientas para hacer frente a la crisis que afectaba al país y a los arquitectos.

To Top