domingo, 28 mayo 2017

paris-365-cocina

Una información de Cristina Catalán para Navarra Capital 

Comenzó en el año 2009 ofreciendo veinticinco comidas diarias a personas en situación de exclusión social y con dificultades económicas. Hoy, además de ser un conocido comedor solidario que ofrece 90 comidas y 60 cenas diarias, París 365 ha aumentado sus servicios elaborando caterings, menús diarios para empresas, colegios o asociaciones, aperitivos o lunch para eventos, coffe breaks, picoteo o comidas para grupos a partir de 40 personas.  “Lo que teníamos muy claro es que nuestro servicio de catering debía tener un carácter social en la contratación de personas que procederían de nuestros programas de empleo o de otras entidades sociales. Y, por otro lado, la necesidad de generar programas de formación para que estas personas con dificultades económicas pudieran tener una formación para integrarse en el mercado laboral”, señala Gustavo Muñoz, responsable de catering de París 365.

40.000  COMIDAS AL AÑO

En total, París 365 elabora al año en torno a 40.000 comidas para colectividades o menús diarios y ofrecen caterings a más de 10.000 comensales. Esto supone una facturación anual de aproximadamente 100.000 euros.

paris-365-cocina-5La empresa de seguridad Navatres es uno de los 90 clientes de París 365 y conocen sus servicios desde que comenzara como comedor social, donde uno de sus empleados trabajaba como voluntario. “Nosotros requerimos los servicios de París 365 principalmente para aperitivos o lunch que ofrecemos por ejemplo, cuando tenemos una presentación al público, para unas 50 personas. Lo hacemos con París 365 porque nos parece muy interesante colaborar con ellos. Nos dan un servicio de gran calidad y además participamos en esta labor social tan necesaria”, comenta Mª Jesús López, del departamento de administración de Navatres, quien recomienda este servicio del que valora especialmente la puntualidad, el sabor de sus platos, la resolución eficaz de contratiempos y el cuidado de todo detalle.

La Asociación de Esclerosis Múltiple de Navarra comenzó hace año y medio contratando los servicios de París 365, tanto para menús diarios como aperitivos o comidas en momentos puntuales. Todos los días los pacientes del centro de día, que también padecen otras enfermedades neurodegenerativas, comen el menú elaborado por París 365, que atiende con detalle todas las necesidades específicas de cada uno de ellos, como son comidas sin sal o dietas blandas entre otros requerimientos. El motivo por el cual escogimos a París 365 como nuestro suministrador de catering de menús del centro de día fue principalmente por nuestros principios éticos, por la política de la asociación de contratar empresas que trabajen bajo la premisa de economía social y por nuestra propia responsabilidad social corporativa”, comenta Josean Villanueva director de la Asociación de Esclerosis Múltiple de Navarra, quien destaca ademásla calidad de las comidas y los precios competitivos.

FORMACIÓN CONTRA LA EXCLUSIÓN

En una nave de 200 metros cuadrados en el polígono de Mutilva, París365 tiene las cocinas donde diariamente se elaboran los menús y donde también imparten formación para ayudar a personas en paro o en situación de exclusión social a reincorporarse al mercado laboral. Los cursos tienen una parte práctica en la que los alumnos colaboran en la elaboración de los menús del comedor social.

paris-365-cocina-4Actualmente, por ejemplo, se encuentran recibiendo formación personas en desempleo procedentes de la fundación secretariado gitano, del programa Acceder. En concreto, un curso básico de cien horas. “En este caso, los alumnos aprenden nociones básicas como limpiar carne o pescado, cortar, realizan pre-elaboraciones… Hay que tener en cuenta que comenzarán a trabajar como pinches y esto es lo que les va a tocar hacer. Así que esa es la parte en que pueden aportar sus conocimientos para ayudarnos al cocinero y a mí a elaborar los menús del comedor”, explica Pilar Simón, docente de París365.

Jesús Elizalde, cocinero de París 365, es el encargado junto con Pilar del diseño y elaboración de los menús.  Además de la ayuda que prestan los alumnos en formación a la preparación y pre-elaboración de las comidas, se apoyan de la labor de voluntarios y cinco personas al día que acuden de trabajos sociales a la comunidad deinstituciones penitenciarias.Nos adaptamos a todas las necesidades de las personas. Ya no sólo por enfermedades o dietas especiales sino por temas culturales. En el comedor por ejemplo, hay musulmanes. Unos no comen nada de carne, otros solo un tipo determinado. Si haces menestra por ejemplo, debes hacer dos, una de ellas que no contenga jamón… se complica bastante la labor pero nos adaptamos”.

José Rivero es uno de los alumnos que acaba de comenzar uno de los cursos. Está aprendiendo nociones básicas en una cocina a pleno rendimiento para ofrecer los 90 menús diarios que deben estar listos a mediodía. “Estoy aquí gracias al Secretariado Gitano que me comentó la posibilidad de realizar este curso. Siempre me ha gustado la cocina y en un futuro me gustaría dedicarme a ello mediante el autoempleo y montar un negocio. Espero que por lo pronto, con las prácticas, se me abran las puertas a un nuevo futuro profesional, comenta muy animado.

paris-365-cocina-9Aura Yoeli Rijo Ramos se muestra encantada con sus compañeros y con la dinámica de la formación. “No da apuro si te equivocas, lo explican todo fenomenal, me siento muy a gusto. Aunque no soy gitana, me informaron del curso dese La Majarí y me pareció una muy buena idea hasta que el año que viene empiece mis estudios. Lo que me gusta de este curso es que se trabaja como en un día a día real de trabajo en cocina”, explica.

Los cursos finalizan con unas clases prácticas en empresas de Hostelería con las cuales ya tienen unos convenios. Por último, París 365 está trabajando en la idea de ampliar su oferta formativa para que cualquier trabajador pueda obtener el certificado de profesionalidad ya que está acreditado para impartir formación de cocina nivel 1 por el Servicio Navarro de Empleo. “No solo damos formación a personas con dificultades económicas, sino que también queremos dar formación a otras empresas u organizaciones que nos lo demanden”, añade Gustavo Muñoz.

DONATIVOS EMPRESARIALES

Además de su clientela, París 365 se financia con fondos propios y con donativos de particulares y empresas, que pueden desgravar sus donaciones en la declaración de la renta. Unos 400 socios realizan aportaciones a la Fundación Gizakia- herritaren la cual se integra París 365.  Igualamente, la apertura del bar Lanzale durante los Sanfermines y la tienda solidaria en la calle San Antón ayudan a conseguir el dinero suficiente para mantener la actividad, no sólo del comedor, sino de otras actividades que se integran en la Fundación Gizakia- herritar como un programa de viviendas, una oficina de atención a los inmigrantes, otra de ayuda psicológica y una ludoteca.

Por otra parte, reciben una subvención del departamento de Asuntos Sociales del Gobierno de Navarra para la contratación de personas que cobran la RIS (Renta de Inclusión Social).

En cuanto a los cursos de formación, estos cuentan con financiación pública tanto del Servicio Navarro de Empleo, como del Fondo Social Europeo. También a través de la sección de fomento de empleo de entidades privadas como el Secretariado Gitano o Cruz Roja. El comedor social cuenta además, con financiación de los departamentos de obra social de diversas entidades de ahorro.

To Top