martes, 17 octubre 2017

Esta vez vamos en serio. Vamos a montar, ahora sí, una verdadera estructura de partido. No podemos dejar de estar presentes allí“.

La intención me la cuenta un alto dirigente popular en una sencilla pero eficaz arrocería muy cerca de la calle Génova, su cuartel general.

Acompaña esa declaración de intenciones con una batería de halagos a las personas a las que quieren encomendar la nueva etapa de la formación en Navarra.Los que tenemos ahora son políticos de verdad; saben de qué va esto. Tienen ganas, se van a dejar la piel. Te van a sorprender. Ya lo verás“. Y en ese plan.

No hemos llegado al plato principal, y a mi interlocutor ya le ha dado tiempo a contarme lo optimistas que son con las encuestas (“yo creo que allí mejoramos y bastante“). E, incluso a deslizar lo que parece, al menos, un esbozo de autocrítica: “Hay que reconocer que lo nuestro allí, hasta ahora, ha sido casi como una broma“. De Santiago Cervera, es evidente, prefiere no hablar. Y yo dudo si esperar a los postres para preguntarle.

Antes de que me decida a entrar en ese terreno que el dirigente popular me ha marcado como escabroso, decide cambiar de dirección. Y para ese cambio de tercio en la conversación, la muleta de moda, claro, es Pablo Iglesias.Lo que no sé si creerme es la encuesta aquella que decía que gana Podemos. ¿La viste?“. Le respondo que sí, que seguramente no será el mejor sondeo ni el más riguroso que se ha hecho. Pero también que el Navarrómetro me lo han desacreditado más los políticos que los sociólogos, que tampoco lo ven tan descabellado. Así que, insisto, a lo mejor les convendría tomárselo más en serio.

Pero ni con la advertencia parece preocuparse demasiado. “Bueno, de todas formas me cuesta creer que Podemos y Bildu llegaran a pactar“. Visto que en eso tampoco nos vamos a poner de acuerdo y teniendo en cuenta que al pescado que hemos pedido ya le asoman las raspas (y que aún no hemos hablado de los candidatos del PP en Madrid o en Valencia), me toca acelerar la conversación.

¿Y UPN qué?”, le pregunto sin venir demasiado a cuento.

Yo creo que no van a perder tanto como se cree. No han cerrado mal lo suyo. La verdad es que nosotros con ellos aquí tenemos una relación extraordinaria. De hecho ahora vamos por separado a las elecciones, pero me imagino que a las generales iremos juntos“.

“¿Juntos? ¿Y lo de crear una estructura sólida, fuerte, en Navarra? Eso de ir juntos no casa muy bien con lo de que ahora vais en serio, ¿no?”

“¿Qué vas a querer de postre?”.

Archivado en:

COPE · José Luis Pérez · Opinión ·

To Top