viernes, 28 julio 2017

El proyecto, con un presupuesto de 35.785 euros, tenía como objetivo asegurar la conservación de determinadas especies de flora y hábitats en humedales amenazados, mediante la corrección de impactos detectados y garantizando una gestión ganadera ordenada

Cabe señalar que este tipo de enclaves naturales han visto afectado históricamente su funcionamiento hidrológico por diversas alteraciones dirigidas sobre todo a mejorar la superficie apta para el pastoreo.

Los trabajos, realizados entre agosto y octubre, consistieron fundamentalmente en la retirada de vegetación competidora mediante la corta de arbolado y el desbroce de vegetación arbustiva y herbácea en las turberas de Belate, Autrin, humedales de Iza y Eito, y Fuente de Arzuaga (Irati)

Igualmente, las 12 personas en riesgo de exclusión se encargaron de la creación de una nueva zona húmeda en Irati para favorecer la especia “Eleocharis austriaca”; la instalación de diques con tablones de madera y troncos para favorecer la creación de nuevas zonas turbosas en la turbera de Belate; la instalación de cerramientos para gestionar el acceso del ganado a humedales en Belate y Burguete; la construcción de un abrevadero para favorecer la presencia de ganado en la turbera de Belate y de un paso “en seco” para el ganado en la turbera de Jauregiaroztegi; así como la translocación de especies vegetales propias de turbera en Belate y Xuriain; instalación de cartelería; y mantenimiento de cierres existentes.

La actuación se enmarca dentro del Programa de Espacios Naturales y Reinserción Social promovido conjuntamente por el Gobierno de Navarra y la Obra Social “la Caixa”, mediante un convenio por el que ésta última aportó  350.000 euros para la ejecución de nueve iniciativas de conservación y mejora de zonas naturales de la Comunidad Foral durante el año que acaba de concluir 2016 y por el que se ha proporcionado, como es el caso, empleo a personas en riesgo de exclusión.

To Top