domingo, 22 octubre 2017

mikel-aramburu-consejero-haciendanavarra-4

Una información de Miguel Bidegain para Navarra Capital 

Pregunta (P): A finales de 2015 usted dio a conocer un avance de las cifras de cierre del ejercicio que invitaban a la esperanza. ¿Las puede confirmar?
Respuesta (R): En buena medida sí, porque eran datos a 30 de diciembre, faltan por computar ingresos y gastos, claro, y por tanto son datos provisionales  pero que hablan de un buen comportamiento de los ingresos impositivos. El IRPF estaba un poco lastrado por la reforma de UPN, pero a cambio, al repuntar el consumo, ha mejorado la recaudación de los impuestos indirectos y así hemos cumplido el objetivo de déficit.

(P): ¿Qué sucederá si en 2016 no se cumplen las expectativas, por ejemplo si la reforma fiscal no recauda los 127 millones previstos? ¿Existe un plan B al margen de los ajustes y los recortes?
(R): Me temo que si los ingresos no se comportan conforme a lo previsto tendríamos que recortar gastos para cumplir con el déficit, no hay otra posibilidad. Yo creo que los ingresos están calculados bastante razonablemente, pero siempre es una previsión que en una comunidad tan dependiente de variables externas que se hacen casi a finales de verano para el año siguiente pues corre riesgo de que no se cumplan. Sí que la tendencia que estamos viendo en estos últimos meses habla en positivo, y razonadamente hoy podemos decir que se pueden cumplir esos objetivos de ingresos.

Me temo que si los ingresos no se comportan conforme a lo previsto tendríamos que recortar gastos para cumplir con el déficit, no hay otra posibilidad. 

mikel-aramburu-consejero-haciendanavarra-5(P): A pesar de las previsiones moderadamente optimistas, ¿se va a mantener el impuesto sobre los carburantes?
(R): Eso sí que es provisional. Venía bien para cuadrar el Presupuesto de 2016 con el compromiso de revisarlo o eliminarlo para 2017. Esto afecta a los consumidores finales, no recae sobre el profesional, el transportista o taxista, que se lo deduce. Pero estos días la prensa decía que el precio de los gasóleos sigue siendo más barato aquí que en las comunidades limítrofes, aun con el impuesto.

(P): ¿Y esas previsiones pueden llevar al Gobierno a replantearse el asunto de la devolución de la paga extra a los funcionarios?
(R): Yo soy funcionario, por lo tanto me afecta, y entiendo que si no hay dinero para todo prefiero que me subas el salario el 1 por ciento, que eso se queda ahí, se consolida, y que me des ahora el 25 por ciento de la extra, porque el resto ya me lo irás devolviendo.

Ese es el acuerdo del Gobierno, se devuelve la extra en cuatro partes en 2015, este año, y en 2017 y 2018, pero hay una enmienda del cuatripartito al Proyecto de Presupuestos que dice que si hay mayores ingresos en 2016, una de las prioridades será la devolución de la extra, íntegra o hasta donde se pueda, porque en esa enmienda también se habla de otras prioridades como las infraestructuras locales, que también contaban con una dotación escasa. Es decir, hay un compromiso, sin olvidar que surgirán imprevistos, como en cualquier familia.  

To Top